texas-moody

Despido de directora periodística de principal televisora del Perú agudiza crisis de credibilidad en la prensa durante polarizadas elecciones

Luego de nueve años en el cargo, la periodista colombiana Clara Elvira Ospina fue despedida como directora periodística de América TV y Canal N, dos de los más importantes canales de televisión en el Perú que pertenecen al Grupo La República y Grupo El Comercio, siendo este último el accionista mayoritario. El despido de Ospina ha ocurrido apenas un mes antes de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, en una contienda de extrema polarización.

De acuerdo con el director del Grupo La República, Gustavo Mohme, accionista minoritario de ambos medios de televisión, el despido ocurrió poco después de una reunión que Ospina y otros editores de programas de noticias sostuvieron con la candidata Keiko Fujimori.

Featured prensa Peru

Candidatos a la presidencia de Perú, Pedro Castillo y Keiko Fujimori. (Cortesía)

La candidata, actualmente investigada como presunta cabeza de una organización criminal por el Ministerio Público, es la hija del expresidente Alberto Fujimori (1990-2000), quien se encuentra en prisión desde 2009 por crímenes de lesa humanidad durante su gobierno.

Según una persona que participó del evento, Ospina habría dicho a Fujimori que los medios bajo su dirección no harían militancia por su partido ni por el de su rival, sino que cubrirían de forma amplia e imparcial las actividades de ambos candidatos a la segunda vuelta.

El Grupo El Comercio, el mayor conglomerado de medios del país, publicó el 24 de abril que Ospina no sería más la directora periodística de América TV y Canal N.

Mohme, dos veces presidente de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), escribió el 10 de mayo en su columna editorial que el despido de Ospina era una arbitrariedad. A partir de la salida de la directora periodística, Mohme renunció al Consejo Consultivo Editorial de América TV, del cual era miembro.

“No deseo ser comparsa silenciosa de esta leguleyada que busca imponer arbitrariamente a quien asumirá las riendas del principal canal de televisión del país, tras la despedida intempestiva y no motivada de Clara Elvira Ospina, entre la primera y segunda vuelta del presente proceso electoral”, escribió Mohme en su columna de opinión del 10 de mayo.

Mohme se refirió al despido de Ospina como una injerencia del Grupo El Comercio en la línea editorial de los programas de noticias en pleno contexto de elecciones.

Este hecho “los aparta del principio rector de informar con la verdad”, dijo Mohme a LatAm Journalism Review (LJR). “La autocensura y la falta de información relevante son las terribles secuelas [que deja el despido] para el resto del equipo periodístico. Pierde el periodista y pierde la audiencia”.

Para Diego Salazar, exeditor del diario Perú21, del Grupo El Comercio, y autor del libro “No hemos entendido nada: Qué ocurre cuando dejamos el futuro de la prensa a merced de un algoritmo”, el despido de Ospina a un mes de la segunda vuelta electoral es un “error gravísimo”. Salazar dijo a LJR que esto tiene un precedente, que ocurrió la misma situación en la campaña electoral del 2011, cuando despidieron a la directora periodística de Canal N en su momento por “humanizar” al candidato Ollanta Humala.

Humala, al igual que el actual candidato Pedro Castillo, se enfrentó en segunda vuelta a la varias veces candidata a la presidencia Keiko Fujimori, ganando las elecciones de 2011.

“No solo se debe a sus accionistas o a su directorio, una empresa de comunicación tiene una responsabilidad ante su audiencia. Y esa responsabilidad pues claramente indica que en medio de una campaña electoral con una polarización como esta, que separes a la directora de noticias de los dos principales canales del país, pues eso es un signo evidente de que estás buscando intervenir en la campaña electoral de una manera que no es periodística”, dijo Salazar.

Eduardo Dargent, columnista del diario El Comercio y profesor de Ciencias Políticas en la Pontificia Universidad Católica del Perú, coincidió con Salazar sobre el “fuerte déjà-vu” que significa el despido de Ospina, al recordar lo sucedido con Laura Puertas, entonces directora periodística de Canal N y América TV en 2011.

“Si recordamos el 2011, hubo que trabajar un montón de tiempo para recuperar la credibilidad, tanto en el diario como en la televisora, y construir la idea que la libertad de expresión es un valor en sí misma, y no un mecanismo para defender intereses empresariales”, dijo Dargent a LJR.

Laura Puertas fue despedida de forma intempestiva en diciembre de 2011, un año en que también hubo elecciones presidenciales y Keiko Fujimori perdió la segunda vuelta frente al candidato Humala. En ese entonces, Mohme calificó el despido de Puertas como un “inaceptable maltrato”, y renunció en ese momento al Consejo Consultivo Editorial del canal.

De acuerdo con Dargent, al igual que en 2011, Fujimori enfrenta a otro candidato considerado anti-establishment. En aquel entonces fue Ollanta Humala y ahora es Castillo, del partido Perú Libre. A Castillo se le atribuyen tendencias políticas comunistas y relaciones políticas cuestionables como las relacionadas al Movadef, brazo político del movimiento terrorista Sendero Luminoso, de acuerdo con un reportaje de CNN.

“Precisamente el partido [de Castillo] que está criticando al establishment y que viene con el voto pues más crítico, lo que dice es que los medios son una careta, que la libertad de expresión que los medios tienen en su ideario es como una careta para proteger en realidad los privilegios”, dijo Dargent.

“Tomar ese tipo de acciones [de despedir a directores periodísticos intempestivamente] termina confirmando ese diagnóstico, es como darle la razón a quien te dice que los medios no van a ser ponderados, sino que van a ser herramientas de uso político”.

El equipo del programa de periodismo investigativo Cuarto Poder de América TV, uno de los programas más importantes del país, envió una carta al directorio del canal, expresando su preocupación por el despido de la directora periodística y sus consecuencias en la credibilidad e imagen del programa. La carta se dio a conocer el 15 de mayo luego de ser filtrada en Twitter.

Periodista Clara Elvira Ospina. (Facebook)

Periodista Clara Elvira Ospina. (Facebook)

“Nuestra posición es la de absoluto respeto a los Principios Rectores de América Televisión, el conjunto de normas éticas que han sido el pilar de nuestro trabajo periodístico. Por esa razón, pensamos que la decisión y el momento de retirarle la confianza a la exdirectora periodística Clara Elvira Ospina ha representado un grave perjuicio para la labor que desempeñamos y para la imagen del programa. Durante su gestión trabajamos con la pluralidad, la imparcialidad, el rigor y la objetividad contenidos en los Principios Rectores de esta casa editora”, dice la carta.

Los periodistas también señalaron que el derecho y deber a una información veraz e imparcial debe trascender cualquier decisión empresarial.

El Grupo El Comercio prefirió no dar declaraciones a LJR sobre el despido de Ospina.

En una encuesta publicada a mitad de mayo, el Instituto de Estudios Peruanos (IEP) hizo un sondeo de opinión sobre medios de comunicación y campaña electoral.

Según la encuesta, el 59% de los encuestados estuvo de acuerdo en que existe favoritismo hacia una candidatura en la cobertura mediática. Entre los que afirmaron percibir favoritismo mediático hacia una candidatura, el 79% consideró que los medios favorecen a Keiko Fujimori.

Respecto de la encuesta de opinión del IEP, Mohme dijo que los datos solo muestran el “desequilibrio informativo” que percibe la ciudadanía en la actual coyuntura electoral. “El capital de los periodistas es la credibilidad … y el desbalance informativo se podría traducir como manipulación”, enfatizó.

En opinión de Salazar, es evidente que la mayoría de medios, incluidos los principales medios del país, vienen realizando una cobertura a favor de Fujimori, “con mayor o menor intensidad o vergüenza o desvergüenza”.

“Creo que, a la vez, vamos a ver intensificarse lo mismo en el otro lado; ya lo hemos empezado a ver hoy día con la portada de La República”, dijo Salazar, refiriéndose a que La República no ha incluido en su cobertura las declaraciones de un miembro del partido de Castillo, en las que dice que no dejarán el poder de ser elegidos.

 

Más artículos