texas-moody

Medios digitales brasileños crecen durante la pandemia y apuestan por las suscripciones

Este panel fue parte del 13º Coloquio Iberoamericano de Periodismo Digital que tuvo lugar completamente en línea el 25 de julio de 2020. Vea este y otros paneles de ese día aquí.

 

Los medios digitales brasileños como JOTA, Nexo y Ponte crecieron durante la pandemia COVID-19 y apuestan cada vez más por suscripciones y programas de membresías para mantenerse, dijeron algunos de sus fundadores durante una presentación en el 13º Coloquio Iberoamericano de Periodismo Digital.

El panel, “El nuevo periodismo digital de Brasil” fue moderado por Janine Warner, cofundadora de SembraMedia. Desde 2008, el Coloquio Iberoamericano se realiza al día siguiente del Simposio Internacional de Periodismo Online (ISOJ), y reúne a periodistas de América Latina, España y Portugal para discutir el presente y el futuro del periodismo digital en la región.

El nuevo periodismo digital de Brasil

Panel "El nuevo periodismo digital de Brasil": Janine Warner, Antonio Junião, Paula Miraglia y Felipe Seligman.

Felipe Seligman, cofundador de JOTA, dijo que los ingresos del medio por suscripciones han aumentado un 15% desde el comienzo de la pandemia, porque, según él, el acceso a la información es más difícil y, al mismo tiempo, más importante.

“También tenemos muchos patrocinadores para nuestros webinars, que funcionan muy bien, y [también] para nuestros boletines públicos, que acabamos de comenzar. Somos positivos [en términos financieros] y eso es algo bueno”, dijo. 

El sitio web, fundado en 2014, tiene como objetivo cubrir temas legales y reglamentarios, para una audiencia especializada de estudiantes y profesionales del derecho, así como profesionales de los mercados financieros, de salud o de la industria. Según Seligman, JOTA proporciona una cobertura didáctica, profunda, detallada y “extremadamente técnica”.

Seligman dijo que JOTA tiene hoy un equipo de 63 personas y el 85% de los ingresos proviene de suscripciones, principalmente corporativas. Están invirtiendo en productos específicos, con suscripciones dirigidas al sector fiscal, regulatorio o de salud, por ejemplo.

“Tenemos 350 firmas de abogados que son suscriptores y 150 bancos o fondos, además de 7.000 a 8.000 suscriptores individuales”, dijo. También tienen una audiencia de 350.000 usuarios gratuitos. “Sabemos que, de los 15 mil magistrados brasileños, más de 7 mil están en esta base de datos, de usuarios gratuitos, y consumen nuestra información en su vida diaria”, dijo.

Paula Miraglia, cofundadora de Nexo, dijo que también apuesta por las suscripciones, que hoy corresponden a alrededor del 50% de los ingresos del medio. Al principio, Nexo contaba con la inversión de los propios fundadores y, el año pasado, recibió un apoyo por un monto de US $920.000 de Luminate, una organización del grupo Omidyar. 

Con la pandemia, Miraglia dijo que el medio decidió suspender el muro de pago (paywall) para toda la información sobre el coronavirus en el sitio, algo que fue “muy reconocido” por sus lectores.

“Tenemos el 80% de nuestro contenido fuera del muro de pago por cuento del COVID-19. Desde que eliminamos el paywall, hemos visto un aumento del 18% en nuestras suscripciones”, dijo Miraglia.

Nexo, explicó, tiene un equipo multidisciplinario, centrado en el periodismo contextual. “No estamos interesados ​​en breaking news, hacemos periodismo que busca información más profunda y nuevos formatos, periodismo que tiene una vida más larga que las noticias de última hora”, dijo. 

Antonio Junião, director y cofundador de Ponte, también dijo que el público del medio ha crecido. El medio se financia a través de donaciones de fundaciones y lectores. “Hoy tenemos un crowdfunding permanente, pero estamos estudiando y consultando para convertir esto en un buen plan para los miembros”, dijo.

Ponte cubre temas de justicia, derechos humanos y seguridad, con un enfoque en la violencia estatal y con una presencia muy importante en las periferias. Fue creado en 2014 por periodistas que habían abandonado la prensa tradicional. Ellos se dieron cuenta de que no podían cubrir temas de derechos humanos como les hubiera gustado en medios más grandes, y por ese motivo, fundaron Ponte. 

“La violencia estatal aquí en Brasil tiene muchos destinos, pero tiene un territorio, que es principalmente la periferia. Siempre que hablamos de racismo, crímenes de género, encarcelamiento masivo, violencia policial, violencia religiosa, encarcelación sin pruebas, estos son tipos de violencia. que están en todas partes, pero principalmente en las periferias, y los negros y los pobres son los que más sufren”, dijo Junião.

Señaló que Ponte fue uno de los primeros medios en llamar la atención, en sus reportajes, sobre el componente racial en la violencia policial y estatal. “Hacemos hincapié en que la policía está asesinando a los negros y el papel de la raza en la condena de los acusados. Esto ha influido en otros medios para hacer lo mismo, lo que se ha vuelto más evidente ahora con las repercusiones de la muerte de George Floyd", dijo.

Para ver este panel y todos los del Coloquio, visite nuestro canal de YouTube.

Más artículos