texas-moody

Organización de libertad de prensa en Colombia apuesta por el desarrollo del periodismo local en “desiertos informativos”

Cuando la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) de Colombia culminó su proyecto de tres años ‘Cartografías de la Información’, el panorama del país no era alentador: el 60 por ciento de los municipios analizados eran considerados desiertos de información. Esto es, no tenían ningún medio que produjera información local.

Se podían presentar casos en los que habían medios, como estaciones de radio o canales de televisión, pero estos o eran nacionales o eran exclusivamente de entretenimiento.

Por eso, la FLIP sintió la necesidad de crear un proyecto que incentivara la creación de información local en estos lugares. Fue así como nació Ruedas Creando Redes: un laboratorio de periodismo móvil que durante los próximos dos años llegará a 10 municipios considerados desiertos informativos.

Iniciativa Ruedas Creando Redes FLIP Colombia

La iniciativa Ruedas Creando Redes consiste en un contenedor que viajará a 10 municipios de Colombia para promover el periodismo local. (Foto: cortesía FLIP).

“Siento que Cartografías de la Información abre una suerte de nuevo paradigma en términos de la libertad de prensa porque si defendemos la libertad de prensa, es para procurar una sociedad informada”, dijo Pedro Vaca, director ejecutivo de la FLIP, al Centro Knight. “Y claro que se restringe esa sociedad informada cuando hay amenazas, asesinatos de periodistas o cuando no se supera la impunidad, pero también se afecta ese derecho a la sociedad informada cuando no hay una oferta de medios de comunicación, cuando la restricción viene de la no información”.

Vaca aseguró que la experiencia de Cartografías les permitió aproximarse a las regiones no sólo para documentar la violencia, sino para documentarla “desde los zapatos y los oídos de los ciudadanos”.

“La verdad es que cuando advertimos que hay un montón de lugares del país donde si bien la gente puede estar escuchando a la televisión y ver lo que pasa en Bogotá, no siempre tiene la posibilidad de saber en qué estado está el puente que está a un kilómetro de distancia. Hacia allá va Ruedas”, agregó. “La escuela quiere ser un espacio para acercar a las comunidades organizadas al periodismo, a narrar y contar su territorio desde lo local”.

Chaparral, en el departamento de Tolima, fue el primer municipio en ver la llegada de un contenedor equipado con lo necesario para dictar talleres de periodismo que abarcan todas los medios posibles: desde radio, pasando por la televisión, hasta nuevas tecnologías, según explicó al Centro Knight, María Camila Moreno, investigadora del Centro de Estudios sobre Libertad de Expresión de la FLIP  y coordinadora (e) del proyecto Ruedas Creando Redes.

Para lograrlo, la FLIP logró una subvención de US $198.000 por parte del Fondo de las Naciones Unidas para la democracia (UNDEF, por sus siglas en inglés).

El proyecto trabajará con cinco municipios del departamento de Tolima (incluido Chaparral) y cinco en Cesar, y en cada uno de ellos el contenedor estará siete semanas.

Fueron varias características las que se tuvieron en cuenta para elegirlos, dijo Moreno. Los municipios del proyecto, además de ser desiertos informativos también fueron priorizados en los acuerdos de paz entre el Gobierno colombiano y la guerrilla de las Farc. En estos municipios existen otros tipos de proyectos sociales, explicó Moreno, razón por la que son una gran oportunidad para potenciar el laboratorio de periodismo.

Chaparral, por ejemplo, es uno de los lugares en donde se abrirá una de las 20 emisoras que quedaron pactadas en el mencionado acuerdo de paz, explicó Moreno. Estas son emisoras compartidas entre el Gobierno y exmiembros de las Farc.

Por eso, entre las 30 personas que hacen parte de Ruedas Creando Redes en Chaparral se encuentran algunas personas que van a estar en esta emisora. De acuerdo con Moreno, la idea es que quienes tomen estas clases de periodismo no sean periodistas, sino miembros de organizaciones sociales, con procesos organizativos “con trayectoria en cada municipio”.

En Chaparral, además de las personas de la emisora del acuerdo de paz, también se encuentran unos jóvenes de una página de Facebook, que es un referente en el municipio, así como mujeres de una asociación indígena, dijo Moreno. Ella explicó que así como no desean que participen periodistas de profesión, el laboratorio está abierto a miembros de organizaciones cuyo objetivo no sea necesariamente la comunicación: pueden ser organizaciones ambientales o colectivos de derechos humanos por mencionar algunos.

Pero el contenedor busca ser mucho más que un salón de clases. También se ha convertido en un lugar de encuentro de los habitantes del municipio.

“La idea es en este espacio hacer dos cosas. Una es el diplomado en producción de información local. Son 80 horas de clases (…) no solo teórica sino son clases prácticas”, explicó Moreno. “Y dos, es que como el contenedor está en el municipio todo el tiempo, y las clases son los fines de semana, este se convierta en un espacio cultural del municipio. No solo lo usen los 30 participantes del diplomado sino todas las personas del municipio”.

Por ejemplo, el contenedor en Chaparral se ha utilizado para hacer un taller de plastilina sobre memoria e historia del conflicto, hubo una exposición fotográfica de la red de mujeres, y para esta semana está estipulado un taller sobre periodismo de humor con personas de Actualidad Panamericana – una publicación satírica del país.

Talleres que se convierten en realidad

La escuela de periodismo está hecha con estándares altos de periodismo que le aseguren a los participantes proponer una iniciativa de comunicación que se lleve a la realidad.

Por ejemplo, el plan de estudios fue realizado por Marcelo Franco, director de la maestría de periodismo en una escuela de periodismo en la ciudad de Cali y colaborador frecuente de la FLIP.

Aunque la FLIP tiene una persona en terreno, Carolina Arteta, existen otros talleres que tienen asesoría adicional. Por ejemplo, la sesión sobre radio y podcast fue impartida por una persona del Ministerio de Cultura, y Juan Camilo Maldonado – del reciente medio Mutante – impartirá el taller sobre nuevos medios. También hay sesiones de modelos de autogestión.

Iniciativa Ruedas Creando Redes Taller

La FLIP está realizando talleres de periodismo en una laboratorio móvil que viajará por 10 municipios de Colombia. (Foto: cortesía FLIP).

“El objetivo es ofrecer herramientas para seguir produciendo información desde sus organizaciones una vez nos vayamos del municipio”, dijo Moreno. “También que se creen redes – de allí el nombre del proyecto – entre las mismas organizaciones, entre los municipios y se empiece a hacer un trabajo colaborativo entre las organizaciones. Y que al final de los dos meses sí haya al menos una iniciativa de comunicación que la planteen ellos”.

Esta iniciativa no necesariamente debe ser un medio como tal, pero sí que genere información local, y que pueda ser apoyada por la FLIP. Esta organización hará seguimientos técnicos, y en algunos casos proporcionará recursos para comenzarla.

Aunque apenas van un poco más de 15 días de iniciado Ruedas Creando Redes, la evaluación es una muy positiva, dijo Moreno.

“La gente está muy animada, la gente está súper conectada con los talleres. Hay unas organizaciones que no vienen de cero porque han tenido programas en emisoras comerciales o han pagado muy de vez en cuando un espacio, pero sí están adquiriendo muchas herramientas y por eso están súper motivados”, dijo Moreno.

“Se creó un grupo muy chévere. Hay muchos que vienen de veredas muy lejos, porque Chaparral es muy grande, hay unos que vienen [de lugares] a cuatro horas [de distancia] y hacen el recorrido cada viernes, cada sábado (…). Se ha creado un ambiente muy bonito, que ese también es nuestro interés. Que se creen esas redes entre ellos”, agregó.

El apoyo no solo ha venido de la comunidad como tal, sino incluso de las autoridades locales. Teniendo en cuenta que los municipios en los que se trabajarán también fueron y son algunos de los más afectados por el conflicto armado, el apoyo que reciban de estas y que les permita una mayor seguridad es un tema prioritario.

Según dijo Moreno, antes de que el laboratorio llegar a Chaparral, la FLIP habló con las autoridades del municipio y del departamento, y durante estos días han tenido el apoyo constante por parte de la Alcaldía y de la Policía Nacional cuyos miembros hacen constantes rondas durante los talleres u otras actividades.

“Tanto para los participantes como para nosotros tenemos un protocolo de seguridad que lo formuló el área de Coordinación de Atención a Periodistas”, explicó Moreno. “Aspectos claves cada vez que los participantes salen de sus casas, cuando regresan. Un monitoreo siempre de los traslados especialmente a aquellos que están fuera del casco urbano”.

El contenedor que llegó Chaparral el pasado 14 de junio se quedará hasta el 27 de julio. De allí irá a Rioblanco, Planadas, Ataco y Cajamarca para culminar el proyecto en Tolima. Luego vendrán los municipios de Cesar.

More Articles