texas-moody

Periodista mexicana Carmen Aristegui pierde batalla judicial para volver a la radio y calificó al fallo como “nefasto”

Un tribunal federal de México revocó un recurso de amparo obtenido por la periodista Carmen Aristegui el cual había sido interpuesto tras su salida del grupo radial MVS con el que buscaba volver a su trabajo en el noticiero Primera Emisión.

Por unanimidad el Quinto Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Primer Circuito desechó, este 14 de julio, de manera definitiva e irrevocable el amparo obtenido por Aristegui, el pasado 12 de mayo, argumentando que la empresa de comunicación no es una autoridad pública, de acuerdo El Financiero.

“Con esta resolución se pone fin a la batalla judicial que en defensa de la libertad de expresión inició la periodista en marzo pasado”, señaló un comunicado publicado por el portal Aristegui Noticias.  “Las consideraciones esgrimidas por los tres magistrados nulifican el contenido del artículo quinto de la Ley de Amparo, recién expedida en 2013, precisamente para permitir que por esta vía puedan reclamarse actos de particulares. Se sienta un precedente nefasto”, agregó.

El caso Aristegui-MVS ha generado polémica dentro del país por las alegaciones de presunta censura y presiones hacia los periodistas por parte de las directivas del medio y de autoridades, por lo que ha sido considerado un ataque a la libertad de prensa y de expresión.

La pelea judicial tuvo su origen cuando el 12 de marzo MVS anunció el despido de los periodistas Daniel Lizárraga e Irving Huertas, ambos de la unidad de investigaciones especiales de Noticias MVS Primera Emisión de Aristegui.

El medio alegó un “abuso” por parte de los periodistas debido a que estos habían expresado su apoyo a una nueva plataforma digital llamada Méxicoleaks, una herramienta a través de la cual cualquier persona puede filtrar información de interés público de manera anónima, sin autorización de MVS. Aristegui también había expresado su apoyo al portal en sus emisiones del noticiero.

No obstante las razones dadas por el medio, su despido despertó sospechas de una posible relación con las investigaciones en las que los reporteros habían participado.

Lizárraga, por ejemplo, fue parte del equipo que investigó el caso de la “Casa Blanca”, una costosa vivienda de la familia del presidente Enrique Peña Nieto y su conflicto de intereses con una constructora. Huerta por su parte fue uno de los reporteros que dio a conocer el escándalo de una presunta red de prostitución dirigida por el ex líder del partido de gobierno PRI en México D.F. al interior del partido.

Tras el despido de sus colaboradores, Aristegui siguió con el noticiero, pero exigió al grupo MVS el reintegro de los periodistas como condición para seguir en éste.

El 15 de marzo, MVS emitió un comunicado en el que daba por terminado su contrato con Aristegui argumentando que no podían “aceptar condicionamientos ni ultimatos de nuestros colaboradores”.

Aristegui interpuso una demanda la cual fue admitida el 12 de mayo por un juez quien le concedió el amparo a la periodista y dictó cinco medidas cautelares entre las que se incluía el reconocimiento a la vigencia del contrato de la periodista, una orden de negociación en presencia de un árbitro designado por ambas partes, así como el pago de los salarios de la conductora desde que fue despedida, informó la revista Proceso.

En su resolución de admisión de amparo el juez señaló que “si bien los actos reclamados son actos de particulares, lo cierto es que se dan en un contexto de derecho público” y que debe analizarse de fondo “un acto unilateral de terminación de contrato de la quejosa respecto a un tema de relevancia pública por tratarse de periodismo crítico y difusión de información”, agregó Proceso.

Aunque hubo reuniones de negociaciones, MVS manifestó que no habría posibilidad de que Aristegui volviera al trabajo, de acuerdo con El Financiero. El pasado 19 de junio, el juez que concedió el amparo notificó a MVS que tenía 48 horas para continuar con las negociaciones y pagar los salarios no devengados desde marzo, informó Animal Político.

MVS por su parte presentó un recurso de apelación, con el apoyo de los demás concesionarios de radio y televisión integrantes de la Cámara Nacional de la Industria de Radio y Televisión, agregó Proceso. Con la concesión de este recurso, que pedía anular el amparo otorgado previamente a Aristegui, se dio por terminada de manera definitiva la pelea judicial.

Ahora Aristegui deberá enfrentar una denuncia mercantil en su contra presentada por la empresa MVS que la acusa de haber usado sin permiso su marca para apoyar la plataforma Mexicoleaks, informó Animal Político.

En su momento Aristegui también intentó que su caso llegara ante la Suprema Corte de Justicia del país, pero ninguno de los magistrados aceptó atraer el caso, reportó El Financiero.

Otros amparos

Además del amparo interpuesto por la periodista, varios seguidores de la comunicadora interpusieron otros para impugnar el despido de Aristegui alegando que se afectaba el derecho a recibir información plural y veraz con la supresión de este noticiero. Según Proceso, más de 3.500 amparos fueron interpuestos por ciudadanos que señalaron verse afectados.

No obstante, este jueves se conoció que una jueza negó 13 de estos amparos, informó Reforma.

“No es factible que a raíz de la supresión de un programa radiofónico se pretenda afirmar que se vulnera de facto el derecho a recibir una información plural y veraz, pues para que ello fuera así sería imprescindible que el contenido suprimido representara el único medio de información a disposición de la audiencia, que garantizara la pluralidad y veracidad en sus contenidos”, dice la sentencia de acuerdo con Criterio Hidalgo.

Aunque la decisión puede ser apelada, si los amparos llegan a ser concedidos no implica el reintegro de la periodista, sino una orden del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) para que investigue si hubo una violación de los derechos de las audiencias, agregó el portal.

Nota del editor: Esta historia fue publicada originalmente en el blog Periodismo en las Américas del Centro Knight, el predecesor de LatAm Journalism Review.

Más artículos