texas-moody

Documental muestra la persecución del régimen militar contra el periodista brasileño Hélio Fernandes, quien acaba de cumplir 100 años

A los 100 años, celebrados el lunes 11 de enero, el periodista brasileño Hélio Fernandes sigue escribiendo todos los días, ya sea en redes sociales o en el blog que mantiene desde el cierre del diario que dirigió durante 46 años, de 1962 a 2008.

Y precisamente para conmemorar su centenario de vida, y más de 80 años de periodismo, se estrena el documental “Confinado”. El filme reconstruye uno de los momentos más notables de su carrera: la persecución que sufrió durante el régimen militar que gobernó Brasil de 1964 a 1985.

Como propietario de Tribuna da Imprensa, en Río de Janeiro, Fernandes fue una de las voces más críticas y, por tanto, valientes durante el régimen militar. Esto le valió 37 arrestos y detenciones para ser interrogado. A medida que el régimen se desvanecía, su periódico y su casa fueron blanco de bombardeos.

“Desde mi primer contacto con Hélio, en 2016, me impresionó su energía al contar sus historias y su prodigiosa memoria”, dijo el periodista Mario Rezende, quien dirigió el documental, a LatAm Journalism Review (LJR). “Todo iba siempre acompañado de detalles, como fechas y nombres de los personajes involucrados”.

Mario Rezende habla con Hélio Fernandes durante la producción de “Confinado”. (Foto: Cortesía)

Mario Rezende habla con Hélio Fernandes durante la producción de “Confinado”. (Foto: Cortesía)

“Confinado” cuenta la historia de la primera expulsión obligatoria de Fernandes de Tribuna da Imprensa, cuando fue enviado sin acusación formal ni enjuiciamiento a Fernando de Noronha, un archipiélago en el mar territorial brasileño, a unos 2.400 kilómetros de Río de Janeiro.

¿El motivo? En 1967, tras la muerte en un accidente aéreo de Humberto Castelo Branco, el primer general-presidente de la época, Fernandes publicó un duro artículo en el que decía que “con la muerte de Castelo Branco, la humanidad ha perdido poco”.

“Una noche estaba cenando en Río de Janeiro cuando el coronel [Jarbas] Passarinho, que estaba en el mismo restaurante, se levantó y vino a hablarme: ‘Periodista, en el cuartel hablaban mucho de asesinarte. Pensé que Fernando de Noronha estaba tan lejos que nadie podría matarte allí. Se me ocurrió la idea’”, recuerda Fernandes en una declaración grabada para el documental, concedida cuando tenía 98 años.

El régimen creía que el aislamiento de Fernandes atenuaría la combatividad de su periódico. Por el contrario, Tribuna da Imprensa denunciaba todos los días la arbitrariedad de la situación: no había acusación formal ni procesamiento contra el periodista. Luego, los militares decidieron trasladarlo a Pirassununga. La ciudad del interior de São Paulo estaba a sólo 600 kilómetros de Río y no tenía más de 30.000 habitantes en ese momento.

La dictadura quiso reducir las críticas de Tribuna, pero fracasó

En su condición oficial de “invitado” del Ejército, y no preso, Fernandes fue puesto en un hotel y se le permitió moverse dentro de los límites de la ciudad, siempre acompañado de un soldado vestido de civil. El documental cuenta que la presencia de una figura ilustre conmovió la ciudad al punto que todos querían conocer al periodista:

Campaña de Tribuna da Imprensa contra el encierro de Fernandes: resultado opuesto al esperado por los militares. (Foto: Reproducción)

Campaña de Tribuna da Imprensa contra el encierro de Fernandes: resultado opuesto al esperado por los militares. (Reproducción)

“Fue tratado allí como una celebridad. Incluso hay una historia, que no pude incluir en un documental, sobre que incluso lo invitaron a dar la patada de inicio de un partido de fútbol. Así que fue realmente [tratado como] una celebridad, al contrario de lo que ciertamente esperaban los militares”, explica Rezende.

“Cuando me soltaron, me dieron varias guías. Ya no podía dirigir un periódico. Ya no podía escribir bajo el nombre de Hélio Fernandes. Entonces comencé a firmar con el nombre de João da Silva, que era el nombre de un soldado que murió en Italia, de la FEB (Fuerza Expedicionaria Brasileña). Y sabían que era yo”, dice Fernandes en el documental.

Hélio Fernandes dirigió Tribuna da Imprensa de 1962 a 2008. (Foto: Archivo Nacional)

Hélio Fernandes dirigió Tribuna da Imprensa de 1962 a 2008. (Foto: Archivo Nacional)

Luego pasaría otro periodo de encierro, esta vez en Campo Grande, en Mato Grosso do Sul. Y su periódico pasaría más de diez años con censores militares dentro de la redacción. Cuando el régimen militar estaba llegando a su fin, Tribuna da Imprensa y la residencia del periodista fueron blanco de atentados con bomba.

“Es un riesgo que corres cuando decides quedarte en la trinchera luchando”, dijo Fernandes. “La única forma de hacer que el periódico no funcionara era destruir las máquinas. Mi sensación era que realmente estaba molestando a la dictadura. Yo solo, estaba molestando a la dictadura”.

Fernandes se mostró reacio a dar una entrevista sobre sí mismo para el documental. El proceso de convencer tomó tiempo y Rezende cree que sólo tuvo éxito porque él mismo nació en Pirassununga, aunque era apenas un niño cuando Fernandes estuvo confinado allí.

“Creo que él sólo aceptó recibirme en su casa, después de mucha insistencia de mi parte, porque nací en Pirassununga y conocí a muchas personas que vivieron con él durante su encierro”, dijo Rezende.

A los 100 años, Fernandes escribe a diario en su blog y perfil de Facebook. (Foto: Cortesía)

A los 100 años, Fernandes escribe a diario en su blog y perfil de Facebook. (Foto: Cortesía)

Hoy, a los 100 años, Fernandes sigue escribiendo a diario en internet. Su periódico, Tribuna da Imprensa, dejó de circular en 2008 por deudas y falta de recursos económicos. Desde entonces, Fernandes mantiene un blog y luego creó un perfil en redes sociales, donde publica comentarios y análisis sobre la política nacional.

En una de las últimas publicaciones de 2020, antes de dar un breve descanso, prometió a los lectores: “En 2021, estaremos atentos a los eventos y publicaciones, conectados según las famosas frases de mi querido hermano Millôr [Fernandes]: ‘Computa computador, computa’ y ‘si el reportero recibe información confidencial y no publica, es mejor abrir un Supermercado’”.

El documental “Confinado” está disponible en YouTube en portugués.

 

* Este artículo fue escrito originalmente en portugués y fue traducido por Silvia Higuera.

Más artículos