texas-moody

Fopea apoya oposición de periodistas a presiones de dueños de medios

A través de un comunicado titulado “El periodismo de fuente única no es periodismo” el Foro de Periodismo Argentino, Fopea, manifestó su preocupación por el conflicto que vivieron algunos periodistas con sus empresas tanto en el sector público como privado en el 2012. El comunicado tiene como origen las presiones que tienen los periodistas para información con determinada orientación editorial, que “entran en colisión con los principios éticos de la práctica profesional de multiplicidad de voces, respeto a la diversidad y tratamiento imparcial de la información”, afirmó en su comunicado.

Por este motivo, el organismo reivindicó “la valiente decisión de los numerosos periodistas que se rebelan ante esta situación” cuyo objetivo es reivindicar los postulados profesionales y exigir el respeto por su profesión.

Destacó el caso de casi 100 periodistas del Grupo Uno, del empresario Daniel Vila, que ante la línea editorial del grupo (ahora con el kirchnerismo), de las supuestas tergiversaciones de sus notas y de los cambios de editores y jefes sobre sus materiales firmaron un documento donde pedían a los dueños respetar su conciencia editorial, informaron  el portal Política Online y Fopea. El empresario - rodeado de guardaespaldas y cámaras - realizó una reunión con los periodistas en la que señaló que “las presiones no sólo seguirán sino que serán aún mayores” y agregó “al que no le gusta, que se vaya”, informó el portal Explícito Online.

“En Fopea creemos que los periodistas mendocinos se han puesto de pie en nombre de los periodistas de todo el país a los que se les exige participar como soldados en batallas económicas y políticas alejadas del interés público”.

Aunque reconoció el derecho que tiene cada empresa de difundir sus posiciones, señaló que para estas están diseñados los espacios de opinión donde son completamente identificadas. “La confusión entre ambos estilos o el recorte forzado del relevamiento periodístico a una sola voz, conlleva un notorio perjuicio a la profesión y a la consolidación del sistema democrático”.

Hizo referencia también a la necesidad de que se legisle sobre la cláusula de conciencia para periodistas a través de un proyecto de ley que Fopea presentó el 7 de junio de 2011.

Nota del editor: Esta historia fue publicada originalmente en el blog Periodismo en las Américas del Centro Knight, el predecesor de LatAm Journalism Review.

Más artículos