texas-moody

Organizaciones de libertad de expresión critican demanda del presidente boliviano contra periodista por difamación

  • Por Guest
  • 10 agosto, 2016

Por Yenibel Ruiz

Organizaciones defensoras de la libertad de expresión criticaron la demanda penal por difamación que el presidente de Bolivia, Evo Morales, interpuso en contra del periodista Humberto Vacaflor, galardonado con el Premio Libertad 2016 de la Asociación Nacional de Periodistas de Bolivia.

Según el comunicado de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), Vacaflor expresó el pasado 4 de julio que en el año 2000 el presidente Morales, entonces diputado y líder cocalero, había sido un autor intelectual del asesinato de un policía y su esposa en la zona de Chapare.

Vacaflor hizo esta aseveración a través del programa “Encontrados” del periodista Gonzalo Rivera, según Página Siete.

“Lo terrible es que los cocaleros asesinaron a una pareja por orden de Evo Morales”, dijo Vacaflor cuando fue entrevistado en el programa de televisión, según Erbol digital.

El asesinato del agente policial David Andrade y su esposa, Graciela Alfaro, se ejecutó en medio de una manifestación que bloqueó las rutas en el Chapare. Sin embargo en 2002, Morales fue excluido de toda responsabilidad en el caso de los esposos Andrade, de acuerdo con Erbol digital.

“… el proceso excluyó absolutamente de cualquier responsabilidad al ciudadano Evo Morales Ayma, porque no hubo ningún elemento que demuestre que el ahora presidente hubiera participado de esos hechos”, dijo el Ministro de Gobierno, Carlos Romero, según Erbol digital.

No obstante, el 3 de agosto, el exsenador y exasesor de Morales, Filemón Escobar, expresó a radio Líder que Morales estuvo presente en la reunión donde se decidió el asesinato, según el portal Enlacesbolivia.net.

A Escobar se le preguntó “¿estaba Evo Morales?” a lo que él respondió: “él presidió la reunión, con la Margarita Terán, los más radicales”, agregó este portal.

La SIP calificó como “intimidación” la demanda de Morales.

El presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, Claudio Portillo, dijo en un comunicado que “no es la primera vez que observamos a mandatarios extralimitarse en el uso de su poder con la intención de hostigar, limitar la información de interés público y castigar a los periodistas críticos".

Por su parte el Comité para la Protección de los Periodista (CPJ por sus siglas en inglés), instó al Morales a abandonar la denuncia penal contra el periodista Vacaflor porque “podría tener un efecto inhibidor sobre la libertad de prensa en ese país”.

"En lugar de involucrarse en querellas superficiales, el presidente Evo Morales debe trabajar con la legislatura boliviana para eliminar todas las sanciones penales para la difamación", dijo la directora de Campañas del CPJ, Courtney Radsch.

De acuerdo con la agencia EFE, el juez de la causa decidió avanzar con la preparación del juicio en contra el periodista quien no se presentó a la audiencia de conciliación con los abogados de Morales.

Vacaflor expresó, en una entrevista con el CPJ, que no fue a la audiencia porque tenía miedo de que lo detuvieran y que desea ser juzgado en un tribunal encargado de casos que involucren a periodistas.

La Asociación de Periodistas de la Paz (APLP) emitió un comunicado donde exige que el caso de Vacaflor sea tratado en un Tribunal de Prensa como lo indica el artículo 28 de la Ley de Imprenta vigente en Bolivia, según El Diario.

“El mencionado artículo dice que ‘los funcionarios públicos que fuesen atacados por la prensa en calidad de tales, solo podrán quejarse ante el Jurado’ de Imprenta”, reza el artículo.

Morales expresó en su cuenta de Twitter el 29 de julio: "El periodismo de la difamación NO es libertad de expresión. La injuria periodística es el veneno que daña a los medios de comunicación”.

Vacaflor, según Página Siete, reafirmó la información dada sobre que el presidente de Bolivia presuntamente ordenó el asesinato de los esposos Andrade Alfaro y que respalda sus declaraciones con testimonios de personas que estuvieron presente en los hechos y otras notas periodísticas.

Nota del editor: Esta historia fue publicada originalmente en el blog Periodismo en las Américas del Centro Knight, el predecesor de LatAm Journalism Review.

Más artículos