texas-moody

RSF critica veto presidencial en Chile que permite a grupos religiosos operar como medios comunitarios

La organización Reporteros Sin Fronteras, RSF, criticó el veto presidencial a la Ley de Televisión Digital de Chile por considerar que muestra “un extravío de la noción ‘pluralismo’, a favor de los intereses económicos de unos cuantos y en contra de un pluralismo real”, señaló en su portal.

Para RSF los principales afectados con el veto (firmado el 15 de noviembre) son los medios de comunicación comunitarios – a quienes en inicio la ley les hubiera otorgado una porción del espacio de frecuencias – así como los medios locales y regionales.

El veto elimina la cláusula que excluía a los medios dedicados al proselitismo religioso como futuros concesionarios. Es decir, ahora podrán obtener las concesiones bajo la denominación de canales comunitarios.

“¡Es un desastre para los medios de comunicación comunitarios dignos de este nombre!”, dijo a RSF María Pía Matta, presidenta internacional de la Asociación Mundial de Radios Comunitarias (Amarc). “Así, los grupos evangélicos podrán valerse del término ‘comunitario’ para obtener concesiones, cuando no tienen ninguna vocación informativa. Es un revés tanto para el pluralismo como para nuestro estatuto”.

La decisión presidencial también generó crítica por vetar la obligación de los canales de incluir a la “diversidad social, cultural, étnica, política, religiosa, de género, de orientación sexual e identidad de género” que había sido catalogado como la definición de “pluralismo”, informó el Diario U Chile. A pesar de que esta definición había sido aprobada por el Congreso y ratificada por el Tribunal Constitucional, el Gobierno utilizó el recurso del veto bajo la premisa de que no se puede imponer a los canales una definición de pluralismo porque eso sería entrometerse en la línea editorial de los medios de comunicación, agregó el portal.

A pesar de que el vocero de la Red de Televisoras Comunitarias y Populares de Chile, Luis Lillo, consideraba que la ley no incluía los canales comunitarios y que el “proyecto es pésimo para la diversidad cultural y social del país”, señaló que esta definición ayudaba en algo, “pero ya ni siquiera se podrá contar con ella”, añadió el portal.

Para la directora del Observatorio de Medios Fucatel, Manuela Gumucio, “con este veto las pocas cosas logradas quedan absolutamente borradas” en términos de influencia de la sociedad civil en los medios, declaró a Radio Tierra según el portal Agencia Púlsar.

La organización RSF insistió en su llamado para que la próxima mandataria del país – que será elegida en segunda vuelta el próximo 15 de diciembre – tenga como prioridad establecer una nueva regulación del sistema de comunicación.

Nota del editor: Esta historia fue publicada originalmente en el blog Periodismo en las Américas del Centro Knight, el predecesor de LatAm Journalism Review.

Más artículos