texas-moody

The Nicaragua Dispatch: Una 'publicación comunitaria' en inglés para la era digital y globalizada

  • Por Guest
  • 24 octubre, 2011

Por Tim Rogers, invitado

La primera vez que mi esposa me mandó un mensaje instantáneo por Facebook preguntando si quería salir a almorzar, me di cuenta – titubeando con nostalgia – que estábamos a punto de cruzar otro umbral en la era de la comunicación digital. Estaba sentado frente a la computadora en la oficina de mi casa y mi esposa estaba a unos 5 metros de distancia, sentada en el sofá con su portátil. Pude (y quizás debí) haberme volteado y decirle "sí, querida, vamos a cazar unos sándwhiches," pero en vez de eso, di el clavado obedientemente al siguiente nivel virtual, al teclear: “Sí, amor, vamos.”

El advenimiento de la era digital, con todos sus silbidos y sirenas, ha cambiado muchos de nuestros comportamientos cotidianos. Los rituales de leer noticias, ir de compras en busca de cosas que no necesitamos, expresar nuestros sentimentos y comunicarnos con personas que están a nuestro lado se hacen ahora con frecuencia mediante una pantalla radiante y el tecleo furioso de pulgares y dedos. Inclusive en situaciones donde tradicionalmente estaba ausente la tecnología, como estar sentados alrededor de una mesa en la cantina de mi barrio en Granada, Nicaragua, ya no es inusual ver una mesa llena de personas que picotean en silencio sus teléfonos inteligentes.

Como editor de un periódico comunitario en crisis (ya extinto), estaba tristemente consciente de que nuestra publicación impresa semanal – era ya un anacronismo...inclusive en Nicaragua.
Tim Rogers

Cuando el diario quebró en febrero, empecé a repensar la idea de lo que significa ser un periódico comunitario en una era digital de comunidades virtuales y globalizadas. Para hacer que un proyecto tenga éxito, decidí que el concepto de una publicación comuntaria debe ser global, digital e interactivo. Y para que el proyecto funcione en Nicaragua, debe ser informativo, desmitificante y perspicaz, pero también democrático, participativo e incluyente.

Después de unos meses de tratar de improvisar estas ideas y darles coherencia – mientras al mismo tiempo hurgaba fuentes de financiación y buscaba colaboradores en Nicaragua y el extranjero – el 17 de octubre lancé The Nicaragua Dispatch. El sitio web está compuesto de cinco categorías de noticias (última horapolíticaespecialesnegocios/viajes y interviews) y dos categorías propuestas por lectores para incluir artículos de opinión, blogs y noticias de la comunidad.

La idea no sólo es informar a los lectores sobre lo que está pasando aquí detrás de los titulares, sino también proveerle a la gente un sitio de encuentro virtual para congregarse, compartir ideas y propuestas, y debatir y discutir temáticas de manera civilizada – una práctica democrática que no es alentada en Nicaragua.

Durante el primer día de nuestro lanzamiento, tuvimos nos visitaron más de mil lectores de casi 300 ciudades en 10 países – nada mal, considerando que sólo tuvimos un poco de publicidad local en Nicaragua, y que nuestros artículos todavía no son "detectados" por los rastreadores de Google. Aún más interesante es la diversidad de nuestros lectores desde el primer día.
En las pirmeras horas del lanzamiento recibí correos electrónicos, comentarios en Facebook y Tweets en inglés, español e ingleñol de nicaragüenses aquí y en el exterior y de extranjeros de todos los rincones del planeta.

Esta es nuestra comunidad global. Vienen de diferentes países, realidades económicas, experiencias culturales particulares y niveles educativos. Son personas que probablemente no podrías reunir en un mismo salón bajo cualquier otra circunstancia. Y sin embargo todos visitaron Nicaragua Dispatch el lnes porque están unidos en su interés por on Nicaragua, y muchos tienen opiniones e ideas que quieren compartir sobre cómo ayudar a este país a sobrevivir y prosperar. Estos lectores son personas que nunca hubiéramos podido alcanzar con un producto tradicional de formato impreso, que en muchas maneras limita la diversidad de la audiencia y desincentiva la participación.

Cuando mi esposa me abrazó y me dio un beso de felicitaciones después de que yo, con dedos temblorosos, bajé la página de "Bajo Construcción" y salimos al aire en vivo el lunes, la abracé de vuelta y pensé: Esto se siente mucho mejor que todos los correos de apoyoy y los comentarios por Facebook. En esas instancias, no existe un sustituto moderno para comunicarse como antaño.

El periodista Tim Rogers es editor de The Nicaragua Dispatch, un sitio web independiente de noticias en inglés sobre Nicaragua.

Más artículos