texas-moody

A 17 años del crimen, organización pide que asesinos de fotoperiodista argentino vuelvan a prisión

  • Por Guest
  • 30 enero, 2014

Por Samantha Badgen

A 17 años del asesinato del fotoperiodista argentino José Luis Cabezas, el Foro de Periodismo Argentino (FOPEA) reclama que los responsables del asesinato vuelvan a prisión.

Cabezas fue asesinado el 25 de enero de 1997 mientras cubría por quinta vez la temporada de veraneo de Pinamar, Provincia de Buenos Aires. Según el medio argentino, Infobae, el asesinato del periodista fue orquestado por el empresario Alfredo Yabrán, quien las autoridades argentinas denunciaban como un jefe mafioso. Cabezas había conseguido sacarle una foto al empresario, quien era famoso por evadir las cámaras.

Yabrán quedo implicado porque entre los arrestados por el crimen estaban Gregorio Ríos, su jefe de custodia, y Gustavo Prellezo, un policía bonaerense, los dos conocidos hombres de confianza del empresario.

Cabezas fue secuestrado en su casa en Pinamar, golpeado y llevado hasta un descampado de la localidad de General Madariaga. Según la hermana del periodista Gladys Cabezas, el periodista fue esposado, asesinado y su cuerpo quemado dentro de su auto. Fue encontrado al día siguiente e identificado por su compañero de tarea, y actual vicepresidente de FOPEA, Gabriel Michi.

“Hoy, a 17 años de ese hecho aberrante, la mayoría de sus asesinos están en libertad, con la sola excepción de dos ex policías bonaerenses (Aníbal Luna y Sergio Cammaratta) a quienes se les revocó ese beneficio hace poco más de un año, y hoy cumplen su condena a reclusión perpetua en la Unidad Penal 6 de Dolores,” publicó FOPEA.

Todos los miembros de la banda responsable por el crimen, conocida como “la banda de los Hornos”, fueron sentenciados a cadena perpetua, sentencias que fueron cambiadas en años recientes.

Gustavo Prellezo, el policía, fue beneficiado con prisión domiciliaria por cuestiones de salud en 2010; Ríos también consiguió que cambiaran su cadena perpetua a prisión domiciliaria en el 2006. Otro de los implicados, José Luis Auge, fue liberado en  2004 después de cumplir 16 años de prisión y de pagar 20 mil pesos de fianza; un año después fue liberado Sergio Gustavo González, otro de los implicados en el crimen. Horacio Anselmo Braga fue condenado a 20 años y liberado en 2005, beneficiándose por la ley 2x1, que indica que después de dos años de prisión preventiva, se computan dos días de prisión por cada día de prisión preventiva.

El crimen de Cabezas marca uno de los peores atentados a la libertad de prensa en Argentina desde la reinstitución de la democracia en 1983. Desde 1998, cada 25 de enero la Asociación de Reporteros Gráficos de la República Argentina (ARGRA) encabeza manifestaciones reclamando justicia para el periodista que solamente cumplía con su trabajo, publicó Infobae.

Nota del editor: Esta historia fue publicada originalmente en el blog Periodismo en las Américas del Centro Knight, el predecesor de LatAm Journalism Review.

Más artículos