texas-moody

Día Internacional para poner fin a la impunidad: 1 de cada 10 asesinatos de periodistas son resueltos

Por Lorenzo Holt

Hoy, la Unesco promueve el Día Internacional para poner fin a la impunidad de los crímenes contra periodistas (IDEI por sus siglas en inglés) con el objetivo de urgir a los gobiernos de todo el mundo a tomar acciones más contundentes para condenar y enjuiciar a aquellos que cometen crímenes contra periodistas. Defensores de la prensa explican que la muerte de los periodistas no sólo se trata de un problema relacionado con la industria, sino una amenaza para la sociedad democrática como un todo.

“No es  porque los periodistas sean personas especiales que merezcan más atención que otros, sino porque están defendiendo todos los derechos”, dijo Delfina Halgand, Directora de la oficina para Estados Unidos de Reporteros Sin Fronteras (RSF), en una entrevista con el Centro Knight para el Periodismo en las Américas. “El tratamiento que reciben los periodistas da una idea del nivel de democracia de un país”.

En América Latina, por ejemplo, Brasil, México y Paraguay se ubicaron entre los veinte países con el mayor número de periodistas asesinados en 2014, según el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ por sus siglas en inglés). La organización situó a México en el octavo lugar y a Brasil en el undécimo lugar en su Índice Global de Impunidad 2015, el cual enumera los países donde los asesinos de periodistas no se enfrentan a la justicia.

“A pesar de la democratización en América Latina, creo que en las dos últimas décadas hemos visto la expansión y el crecimiento de las redes transnacionales del crimen organizado que han ampliado su influencia”, dijo Carlos Lauría, coordinador sénior del programa de las Américas del CPJ, en una entrevista con el Centro Knight. “Y los periodistas se han convertido en sus blancos por investigar sus actividades ilegales”.

Los países de América Latina son en su mayoría democracias constitucionales, con excepción de Cuba. Según el Índice de Democracia 2014 del periódico El Economista, un estudio que evalúa el nivel de democracia alrededor del mundo, el avance de la democracia en América Latina se ha estancado a partir de los cambios de regímenes de los años 70s y 80s.

El informe señaló que se había agudizado la debilidad de la gobernanza y que la corrupción endémica se había exacerbado debido al aumento del crimen y la violencia asociados al tráfico de drogas.

Según el Instituto Internacional de la Prensa (IPI por sus siglas en inglés), el año 2015 amenaza con ser el más mortífero para los medios desde que la organización empezó a recolectar datos en 1997. Para mediados de septiembre, ha registrado 115 asesinatos de periodistas en todo el mundo.

La cifra de periodistas asesinados en América Latina este año varía de ocho a 20, dependiendo de las estadísticas consultadas. Esta diferencia se debe al hecho de que las organizaciones defensoras de la prensa usan diferentes metodologías para determinar si un periodista ha sido asesinado como represalia por su trabajo periodístico.

“Creo que todas las muertes violentas son lamentables, pero el trabajo de los periodistas es más grave. Es un indicador que prende el foco rojo”, dijo Pedro Valtierra, director del diario mexicano Cuartoscuro.

Cuartoscuro era el empleador de Rubén Espinosa, el fotoperiodista que, junto con cuatro mujeres, fue brutalmente asesinado en la Ciudad de México este julio pasado, convirtiéndose en uno de los casos más notorios de violencia contra un periodista en lo que va de año. Miles de personas en México y alrededor del mundo se han unido para exigir una investigación de su muerte y un fin a la impunidad en los casos de periodistas asesinados.

Los efectos de la violencia contra periodistas van más allá del daño causado ​​por los actos mismos. A medida que el periodismo se vuelve más peligroso, cada vez hay menos periodistas dispuestos a cubrir temas importantes.

“El clima de miedo está dando lugar a una censura generalizada”, dijo Lauría. “El problema de la violencia va más allá de la prensa y limita las posibilidades de la gente de discutir y debatir vigorosamente las cuestiones de interés público, y esto claramente limita el progreso democrático”.

La UNESCO ha organizado diversos páneles y eventos para conmemorar el IDEI. En París, la organización lanzó su informe “Tendencias mundiales en materia de libertad de expresión y desarrollo de los medios de comunicación: Enfoque digital especial 2015”. Una conferencia en Londres analiza las posibles respuestas a la impunidad. En la ciudad de Nueva York, un panel moderado por Rosental Alves, director del Centro Knight para el Periodismo en las Américas, habló sobre cómo poner en práctica las resoluciones en contra de la impunidad. Las transmisiones de estos eventos están disponibles en Web TV de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Organizaciones como la Federación Internacional de Periodistas (IFJ por sus siglas en inglés) y la red IFEX han lanzado sus propias campañas para concientizar al público y ponerle fin a la impunidad en casos de violencia contra periodistas.

Visite la página del Centro Knight para el Periodismo en las Américas para más cobertura del Día Internacional para poner fin a la impunidad de los crímenes contra periodistas.

Nota del editor: Esta historia fue publicada originalmente en el blog Periodismo en las Américas del Centro Knight, el predecesor de LatAm Journalism Review.

Más artículos