texas-moody

Documental investiga desinformación en la elección presidencial de 2018 en Brasil

El documental brasileño “A Verdade da Mentira” [La verdad de la mentira] sigue el trabajo de varios profesionales que actuaron para combatir la desinformación durante las elecciones presidenciales de 2018 en Brasil, que culminaron con la elección de Jair Bolsonaro. A través de entrevistas con estos profesionales – periodistas e investigadores – así como con psicoanalistas, profesionales del derecho, especialistas en marketing digital y programadores, el documental investiga cómo operan los mecanismos de creación, distribución y consumo de desinformación.

“Queríamos entender cómo funcionaban las estructuras de desinformación en línea en las redes sociales, qué influencia puede tener la desinformación y la mentira en el entorno digital en una campaña electoral y en el proceso democrático, y qué esfuerzos se están haciendo realmente para frenar abusos”, dijo la directora del documental, Maria Carolina Telles, a LatAm Journalism Review (LJR).

El documental se estrenó el 26 de octubre en plataformas de streaming, pero las entrevistas se realizaron entre septiembre y octubre de 2018. En ese momento, en plena campaña electoral y durante una ola de desinformación que polarizó al país. La idea, según la directora, era utilizar un momento “caliente” como trasfondo para contribuir a la educación mediática del público.

Maria Carolina Telles, directora del documental: apoyo a la alfabetización mediática.

Maria Carolina Telles, directora del documental: apoyo la alfabetización mediática.

Para ello, la periodista Petria Chaves fue seleccionada para realizar la investigación y presentar de manera didáctica cómo la desinformación circuló e influyó en las decisiones políticas durante las elecciones de 2018 en Brasil. Hay entrevistas con los que están en la primera línea de lucha contra la desinformación, como los periodistas de las agencias de verificación de datos Aos Fatos y Lupa, y también a quienes están del otro lado.

“Hablamos, por ejemplo, con equipos de marketing en las redes que explicaron cómo los políticos han estado buscando este servicio, a menudo en perjuicio de la sociedad. Nuestra intención era analizar el fenómeno de las llamadas ‘fake news’ para generar más consciencia sobre nuestro voto y nuestras elecciones en tiempos de tanta polarización”, dijo Chaves en una entrevista con un grupo de periodistas en internet.

Periodista Petria Chaves: concientización de las ‘fake news’ para el público en general.

Periodista Petria Chaves: concientización de las ‘fake news’ para el público en general.

El documental sigue también el trabajo de Sala da Democracia Digital, un centro de operaciones y seguimiento del discurso político en las redes sociales. Allí, especialistas de la Fundación Getúlio Vargas, en Río, midieron en tiempo real el desarrollo [engagement] de las fake news en redes sociales. En el último mes de campaña, los contenidos que más circularon hablaron sobre presunto fraude en las máquinas de votación electrónica y el ‘kit gay’, temas que formaron parte del repertorio de campaña de Bolsonaro.

“Nosotros, como periodistas, estamos hablando mucho de esta [desinformación]. Pero tiene que llegar a personas que no son profesionales de la comunicación y que hoy tienen tanta responsabilidad aún más [que los periodistas], pero no tienen el mismo sentido de responsabilidad”, dijo Chaves.

El discurso de la periodista señala la principal propuesta para combatir la desinformación defendida en el documental: identificar las estructuras de información sobre cómo funcionan las redes sociales y el discurso político-electoral. Aliado, eso sí, con medidas para frenar el uso engañoso, como se hace en la publicidad tradicional.

“Al unir estos consejos creo que pudimos hacer una contribución, ser una pieza más de engranaje para algo muy necesario en nuestra sociedad: la alfabetización mediática”, dijo Telles.

El hecho de que el documental se estrene dos años después de las elecciones también brinda la oportunidad de evaluar el impacto y la influencia de las redes sociales. Por ejemplo, en la reciente decisión de Twitter y Facebook de restringir la difusión de noticias sobre el supuesto tráfico de influencias del hijo de Joe Biden [candidato demócrata a la presidencia de Estados Unidos] en Ucrania.

Periodista Pedro Dória: dos años después, las plataformas de redes sociales son más activas contra la desinformación.

Periodista Pedro Dória: dos años después, las plataformas de redes sociales son más activas contra la desinformación.

Según el periodista Pedro Dória, uno de los entrevistados en el documental, algo así era impensable por parte de las plataformas hace dos años, o hace cuatro años, en las elecciones que ganó Donald Trump en 2016. Considera que la acción más proactiva de las plataformas contra la desinformación debilita lo que él llama “máquinas organizadas”, es decir, campañas estructuradas con el objetivo de incidir en el resultado electoral.

“[Sin embargo] la máquina desorganizada de la desinformación, las teorías de la conspiración que surgen espontáneamente… esas, las redes sociales, [las plataformas] no están actuando contra ellas, [aunque] están tratando de cortar el acceso a estos grupos”, agregó Dória en una entrevista con periodistas antes de que se estrenara el documental.

“Hoy podemos decir que ya tenemos un diagnóstico. Sabemos de la existencia de perfiles automatizados, de perfiles falsos, sabemos de tecnología combativa, de todas estas líneas de frente, de cómo los interesados ​​en el juego político utilizan estas vías de acceso para el ‘poder blando’ [soft power], para la propaganda”, dijo Telles.

La directora dijo que el documental es “una alerta para ayudar a las personas a ser más conscientes de los riesgos que están tomando. Y cómo estos riesgos pueden afectar nuestro ejercicio democrático”.

La lista de plataformas que transmiten “A Verdade da Mentira” se puede consultar en el sitio del documental.

 

Nota editorial: Júlio Lubianco, autor de este artículo, trabajó como investigador durante la producción de este documental.

*Este artículo fue escrito originalmente en portugués y traducido por Silvia Higuera.

Más artículos