texas-moody

Medios independientes brasileños lanzan investigación y aplicación de contenido periodístico para personas con discapacidad visual

El enfoque de diversidad, equidad e inclusión (DEI), adoptado cada vez más por salas de redacción de todo el mundo, se manifiesta principalmente en las perspectivas raciales y de género para la producción de contenido y la formación de equipos. Sin embargo, no siempre se toma en cuenta la atención a las personas con discapacidad. El proyecto brasileño “Accesibilidad periodística: un problema que nadie ve” abordó las demandas de las personas con discapacidad visual para mejorar su acceso a información de calidad. Para ello, realizó una investigación cualitativa con personas ciegas o con baja visión y un análisis de 21 sitios web periodísticos, cuyos resultados se publicaron en un informe. A partir de ello se creó Lume, una aplicación que cura contenidos periodísticos dirigidos a personas con discapacidad visual.

Carolina Monteiro, coordinadora del proyecto, dijo a LatAm Journalism Review (LJR) que una de las intenciones de la iniciativa es precisamente ampliar la comprensión de la inclusión y la diversidad en el periodismo. “La diversidad en el periodismo se entiende básicamente como una cuestión de género y raza, que es un debate fundamental, urgente y prioritario en Brasil, pero no es la única forma de diversidad. Se habla muy poco de la inclusión de las personas con discapacidad en general en el consumo de contenidos periodísticos de calidad y queremos plantear este debate para ampliar la discusión sobre la diversidad en el periodismo y sobre la diversidad e inclusión en general”, dijo.

A jornalista Carolina Monteiro de pé, de braços cruzados, olhando para a câmera e sorrindo

Carolina Monteiro, de Marco Zero Conteúdo. (Cortesía)

Monteiro también es cofundadora de Marco Zero Conteúdo y directora de la Escuela de Comunicación de la Universidad Católica de Pernambuco (Unicap). Marco Zero es uno de los nueve medios independientes que componen la red del proyecto, que también incluye a Olhos JornalismoAgência Saiba MaisAgência DiadorimNewsletter CajueiraEco NordesteAgência RetrucoRevista AfirmativaMídia Caeté, en conjunto con Unicap.

La iniciativa surgió como un proyecto de la periodista Mariana Clarissa en su maestría en Industrias Creativas en la Unicap, que también forma parte de la red que organiza “Accesibilidad Periodística”.

“Pensé en [hacer un] agregador de noticias, pero pensé en la diversidad, sí, de manera que pudiera verme en este proyecto y sentirme parte de él no solo como periodista, sino también con mis ideales y las cosas que yo defiendo, mis principios”, dijo a LJR. “Soy una mujer negra, así que inicialmente pensé en hacer un agregador de noticias que hablara sobre temas relacionados con la raza”.

Sin embargo, después de identificar varios medios periodísticos independientes dedicados a temas raciales en Brasil, Clarissa comenzó a buscar otro enfoque para su proyecto. Ella trabaja en una secretaría de estado y uno de sus gerentes, que es ciego, comentó sobre la falta de accesibilidad de los sitios web del gobierno para personas con discapacidad visual. Clarissa le preguntó sobre la accesibilidad de los sitios de noticias y cómo hizo para averiguarlo.

A jornalista Mariana Clarissa de pé, olhando para a câmera

Mariana Clarissa (Cortesía)

“Y luego durante la conversación habló sobre lo difícil que era, los problemas [para acceder a las noticias en línea]. También vi que en ese tema no se hablaba, no se profundizaba mucho, no se investigaba mucho, poca gente hablaba de accesibilidad digital y tecnología asistida enfocada al periodismo”, dijo.

Con base en la investigación de Clarissa en su maestría, se formó la red del proyecto, el cual fue inscrito en la edición 2021 del Innovation Challenge de Google News Initiative. La iniciativa fue seleccionada y financiada por la empresa tecnológica.

Información poco accesible

De acuerdo con el informe del proyecto, el Censo de 2010 identificó más de 6.5 millones de personas ciegas o con baja visión en Brasil, lo que significa que la discapacidad visual es la más numerosa del país. Para comprender los hábitos y las demandas de este grupo poblacional en relación al consumo de contenidos periodísticos, el proyecto realizó entrevistas a 16 personas ciegas o con baja visión. El resultado completo de esta investigación cualitativa está disponible en el informe.

Todos los entrevistados señalaron el teléfono móvil como la herramienta más utilizada para acceder a noticias y redes sociales. Incluso, quienes dijeron buscar información a través de medios tradicionales, como la televisión y la radio, destacaron que consumen noticias a través de internet. Solo tres de los encuestados dijeron acceder directamente a portales de noticias. De los 16 encuestados, 12 dijeron que reciben enlaces a través de WhatsApp o participan en grupos de intercambio de información en Telegram.

Todos dijeron que usan aplicaciones de lectura de pantalla para acceder al contenido periodístico en sus teléfonos celulares. Estas aplicaciones “leen” y reproducen en audio el texto que aparece en la pantalla del celular. En el caso de las imágenes, la aplicación lee el texto alternativo (o “alt text”, la descripción de la imagen que debe ser ingresada manualmente por quienes cargan las imágenes en el generador de contenido del sitio web). Los videos deben tener una descripción de audio incorporada para que las personas con discapacidad visual puedan tener acceso al contenido presentado.

A partir de las entrevistas, el proyecto compiló una serie de recomendaciones para que las organizaciones de noticias aumenten la accesibilidad de sus sitios web, entre las cuales se encuentran:

  •  Evitar y, en lo posible, eliminar la presencia de publicidad y anuncios superpuestos, falta de descripción en imágenes e iconos visuales, existencia de cookies no esenciales en las páginas, uso de pop-ups, spam y plugins, ya que estos elementos interfieren en el flujo de navegación cuando aparecen en la página;
  • Reducir el uso de páginas claras o con fondo blanco y letras pequeñas, ya que dificultan la visibilidad o fatigan la vista de las personas con baja visión;
  • Evitar actualizar constantemente la página (en el caso de sitios HTML), ya que esto interrumpe la navegación del lector de pantalla y hace que el software deje de transcribir y reanude desde la parte superior de la página. “Este aspecto genera mucha frustración entre las personas ciegas y con baja visión al no poder leer las noticias completas hasta el final”, afirma el informe.

Entre las recomendaciones relacionadas con la producción periodística y las políticas internas de las organizaciones se encuentran:

  • Establecer agendas y procedimientos para atender las demandas de la población ciega y con baja visión, construyendo lazos con comunidades, líderes, políticos y organizaciones que luchan por los derechos de las personas con discapacidad visual;
  • Incorporar a personas ciegas y con baja visión a los equipos periodísticos, ya que “las percepciones y experiencias de estos profesionales permiten que surjan pautas y formas de abordar los temas adecuados y materializan otras capas de diversidad para los equipos y lo que pueden desarrollar”;
  • Realizar diagnósticos frecuentes de accesibilidad e implementar políticas institucionales pro-accesibilidad, lo que exige un cambio de cultura en la organización, además de “la ampliación de la noción del derecho a la información y la consolidación de prácticas estándar para la producción de contenidos periodísticos”.

Los insights ofrecidos por las personas entrevistadas se utilizaron en el desarrollo de la aplicación móvil Lume, un agregador de noticias cuya interfaz favorece la lectura por parte de personas con discapacidad visual. De momento, el agregador solo está disponible para Android y se alimenta de todo el contenido publicado por los nueve medios que forman la red del proyecto. El objetivo es brindar contenido periodístico de calidad de manera accesible a las personas ciegas o con baja visión.

“Lume cumple con todos los criterios de accesibilidad definidos por los protocolos internacionales”, dijo Monteiro. “Excluye el ruido y los problemas presentes en el código de los sitios de origen que dificultan la lectura de una aplicación de lector de pantalla”.

Uno de los consultores del proyecto es el comunicador Michel Platini, quien es consultor de publicidad y accesibilidad. “Tenemos un lema en el movimiento de personas con discapacidad que es 'nada de nosotros sin nosotros', entonces es más que justo que un proyecto como este cuente con una persona con discapacidad visual que además es un profesional de la comunicación”, dijo él a LJR.

De acuerdo con Platini, la aplicación Lume permite “en unos pocos clics tener acceso a leer la noticia completa”. “No es necesario enfrentar cookies o ventanas emergentes, es decir, superposición de pantalla; no hay necesidad de enfrentar el anuncio y todo. (...) Cuando una persona se encuentra con una herramienta que es fácil de usar, la usará por más tiempo y la recomendará a otras personas. Cuando nos encontramos ante una herramienta que vemos dificultad, hay un sentimiento de frustración, y nos damos por vencidos, no lo intentamos más. Entonces, una aplicación accesible ayuda incluso a la salud mental de aquellos que quieren estar informados”, dijo.

Michel Platini sentado, diante de um laptop

Michel Platini. (Foto: Jenifer Miranda)

Platini cree que el proyecto “Accesibilidad Periodística” “puede ser un parteaguas para las personas con discapacidad visual”. Hablamos del derecho a la comunicación, de lo importante que es que la comunicación sea democrática, pero la comunicación solo será democrática cuando todos tengan acceso a ella. Esto pasa por la accesibilidad de la comunicación”, destacó.

Accesibilidad en las organizaciones periodísticas

El proyecto también realizó una encuesta sobre la relación entre las organizaciones periodísticas y la accesibilidad, en la que participaron 53 organizaciones, representadas por personas en puestos de dirección, redacción y reportaje.

Casi todos los encuestados, el 98 por ciento, dijeron que no tienen personas ciegas o con baja visión en sus equipos, y el 60 por ciento dijo que no producen contenido con los requisitos de accesibilidad necesarios para el acceso de personas con discapacidad visual.

Cuestionados sobre el nivel de conocimiento acerca de las técnicas que contribuyen a garantizar la accesibilidad en los sitios web periodísticos, el 71.7 por ciento de los encuestados dijo tener poco o ningún conocimiento sobre dichas técnicas, y el 13.2 por ciento dijo no tener ningún conocimiento. Además, la mayoría de las organizaciones, el 80.4 por ciento, nunca han realizado un diagnóstico del nivel de accesibilidad de su sitio web, newsletter o podcast.

El proyecto también realizó un análisis de la accesibilidad de los sitios web periodísticos brasileños para personas con discapacidad visual. Se analizaron 21 sitios, incluidos los nueve medios de la red realizadora del proyecto y otros 12 sitios elegidos en base al ranking del Digital News Report 2021, del Instituto Reuters, que listó los portales de noticias más consultados en Brasil el año pasado.

El análisis concluyó que ninguno de los 21 sitios cumple completamente con los criterios de accesibilidad más básicos. El ítem más contemplado fue la denominación de todos los botones y enlaces de las páginas, presente en el 95 por ciento de los sitios. La descripción de imágenes, algo relativamente sencillo de implementar, está ausente en el 90 por ciento de los sitios. Los portales que más cumplieron con los criterios de accesibilidad analizados fueron Jornal Extra (77 por ciento de los criterios cubiertos) y Marco Zero ConteúdoYahoo!NewsMSN News (54 por ciento).

Según Carolina Monteiro, hasta involucrarse en el proyecto “Accesibilidad Periodística”, Marco Zero se encontraba en una situación similar a la reportada por la mayoría de las organizaciones periodísticas en la encuesta. “Éramos conscientes de la importancia de la accesibilidad y que este era un tema relevante, pero muy poco conocimiento técnico sobre cómo implementar la accesibilidad en nuestro sitio web. Pensamos que las soluciones eran caras. Y vivíamos ese callejón sin salida entre saber que era un tema importante, pero al mismo tiempo no priorizarlo”, dijo.

Después de la experiencia en el proyecto, Marco Zero ahora está “en proceso de cambio”. “Estamos empezando a entender los impactos y necesidades que este proyecto está trayendo a nuestra vida diaria. Pensamos en incluir en la producción de nuestro contenido más pautas para cumplir con los deseos y demandas que se señalaron en la encuesta [con personas ciegas o con baja visión], y también queremos implementar más funciones de accesibilidad para que el sitio sea aún más accesible”, dijo.

“No sirve de mucho ceñirse a las técnicas y desarrollar algo que sea funcional; lo ideal es que quienes participan en un proyecto como este cambien de perspectiva”, dijo Platini. “Que cambien la perspectiva al mundo, ya sea en su red social, describiendo imágenes; ya sea en su vida cotidiana, utilizando una terminología correcta como persona con discapacidad, persona ciega, en fin, una terminología que no lesione la dignidad humana de la persona con discapacidad; o traer a los periodistas historias que son interesantes para las personas con discapacidad. Un proyecto como este no termina en los productos finales, es realmente un proyecto para transformar paradigmas”, dijo.

Más artículos