texas-moody

México y Brasil de nuevo en el Índice de Impunidad Global del CPJ

Ocupando los mismos lugares de 2020, México y Brasil son los países de América Latina que hacen parte de la lista de países donde los crímenes contra periodistas quedan impunes realizada anualmente por el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés).

El Índice de Impunidad Global 2021 ubicó a México en el puesto seis, con 27 crímenes sin resolver, y Brasil en el lugar 9 con 14 homicidios sin resolver en la última década, es decir, entre el 1 de septiembre de 2011 y el 31 de agosto de 2021.

De acuerdo con el índice, a pesar de que en México se han obtenido “condenas claves” en los homicidios de los periodistas Javier Valdez CárdenasMiroslava Breach Velducea en 2020 y 2021, “los medios continúan siendo atacados con frecuencia alarmante”.

Marcha por el periodista mexicano Rubén Espinosa. (Eneas De Troya (CC BY 2.0))

Marcha por el periodista Rubén Espinosa asesinado en México en 2015. (Eneas De Troya (CC BY 2.0))

Así por ejemplo, el CPJ documentó que hasta el 31 de agosto de este año al menos tres periodistas han sido asesinados en México con “absoluta impunidad”. Los asesinatos registrados por el CPJ son los de Gustavo Sánchez Cabrera, ocurrido el 17 de junio en el pueblo de Morro Mazatán en el estado de Oaxaca; Ricardo Domínguez López, que tuvo lugar el 22 de julio en la ciudad de Guaymas en el estado de Sonora; y Jacinto Romero Flores el 19 de agosto en Ixtaczoquitlán estado de Veracruz.

Para el año 2020, la organización registró cuatro casos de asesinatos en México. Según el CPJ, esta cifra es superada solamente por los casos de periodistas asesinados en Afganistán.

Para el caso de Brasil la organización destacó el asesinato de Evany José Metzker cuyo cuerpo decapitado fue encontrado el 18 de mayo de 2015 a las afueras de la localidad de Padre Paraíso en el estado de Minas Gerais. Su cadáver fue encontrado con las manos atadas, semidesnudo y con señales de tortura, y su cabeza fue hallada a 100 metros del resto de su cuerpo.

El periodista vivía en otra ciudad y viajó a esa localidad a hacer un trabajo investigativo, según le dijo la esposa al CPJ. De acuerdo con medios locales, Metzker investigaba una red de prostitución infantil y días antes de su asesinato publicó una entrada en su blog con una imagen al estilo del salvaje Oeste con la frase “Bienvenido a Padre Paraíso” y “Aquí no hay reglas ni leyes”.

En los últimos tres años, Brasil no registra asesinatos de periodistas en los que se pueda confirmar que el crimen ocurrió debido a la labor periodística, según el CPJ.

A nivel mundial, el 81% de los asesinatos de periodistas ocurridos en los últimos 10 años quedan en la impunidad, según el CPJ. Según la organización, de los 278 casos de homicidios de la última década cometidos en un nexo de corrupción, crimen organizado, grupos extremistas y retaliación gubernamental, 226 quedan impunes.

Los cinco primeros lugares del índice los ocupan Somalia, Siria, Irak, Sudán del Sur y Afganistán.

El índice del CPJ calcula el número de homicidios de periodistas no resueltos como un porcentaje en relación con la población de cada país. Para el CPJ los casos son considerados como no resueltos cuando las autoridades no han obtenido ninguna condena.

Más artículos