texas-moody

Mueren once periodistas en América Latina y el Caribe en 2021, siendo México el país más letal, según censo de CPJ

Globalmente, y en América Latina y el Caribe, el número de periodistas asesinados por su trabajo disminuyó en 2021 en comparación con el año 2020.

Según el censo anual del Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés), a pesar de que hubo un menor número, México sigue siendo el país de la región más peligroso para ejercer el periodismo, con 3 casos confirmados de periodistas asesinados por su labor en 2021. Otro caso confirmado ocurrió en Colombia.

Además, la organización documentó otros seis asesinatos de periodistas en México y un caso más en Haití. En estos siete casos aún no se ha podido confirmar si murieron a causa de su trabajo periodístico.

Estos siete casos se suman a los cuatro confirmados, haciendo un total de 11 periodistas asesinados en la región durante este año, según documentó el CPJ hasta el 1 de diciembre de 2021.   

JacintoRomeroFloresFB

Periodista mexicano Jacinto Romero Flores. (Foto: Facebook)

De los nueve casos de periodistas asesinados en México, el Comité pudo determinar que, en tres de ellos, los periodistas murieron debido a su profesión. Ellos fueron Gustavo Sánchez Cabrera, Jacinto Romero Flores y Ricardo Domínguez López.

Sánchez Cabrera fue asesinado en Oaxaca el 17 de junio de 2021. El periodista iba en motocicleta con su hijo de 15 años, cuando fueron embestidos por un auto. Al caer de la moto tras el impacto, los sujetos del auto bajaron y lo acribillaron, publicó CPJ.

Según Animal Político, Sánchez Cabrera había sobrevivido un ataque en 2020. Él era reportero de policiales y política para el medio Panorama del Pacífico y también publicaba en su página personal de Facebook, Noticias Minuto a Minuto.

A Ricardo Domínguez López, fundador y editor de InfoGuaymas, lo asesinaron en la ciudad de Guaymas, en el estado mexicano de Sonora, el 22 de julio de 2021, según documentó el Comité. El periodista cubría el impacto regional de la pandemia de la COVID-19 y meses atrás había cubierto un tiroteo, tras el cual alertó en una conferencia de prensa que había recibido amenazas de muerte.

En Ixtaczoquitlán, Veracruz, asesinaron al periodista radial Romero Flores, el 19 de agosto de 2021. El reportero de Ori Stereo FM recibió disparos de sus atacantes mientras conducía su vehículo, publicó Animal Político.  

La organización Reporteros Sin Fronteras denunció que Romero Flores había recibido amenazas antes de su muerte. La organización pidió la inmediata investigación del crimen, publicó CNN en español.

El periodista colombiano Marcos Efraín Montalvo perdió la vida el 19 de septiembre de 2021. El periodista de reconocida trayectoria fue asesinado por un sicario, al recibir cuatro disparos en el pecho, mientras se encontraba dentro de un establecimiento comercial, según el Comité. El periodista cubría corrupción y crimen organizado. En 2019 recibió una amenaza de un motociclista, quien le advirtió que dejara de cubrir temas sensibles, según consignó el CPJ.

En Haití murió Diego Charles, reportero de Radio Visión 2000, Gazette Haïti y Larepiblik Magazine. El 29 de junio, Charles fue asesinado por un sicario en la puerta de su casa, en Port-au-Prince. Al momento de su muerte, el periodista investigaba el homicidio sin resolver de un empresario en 2020. Sin embargo, aún sigue sin confirmarse si murió a causa de su labor.

Diego-Charles-FB

Periodista haitiano Diego Charles. (Foto: Facebook)

De acuerdo con los datos de CPJ, los otros 6 periodistas mexicanos asesinados cuyos casos siguen en investigación para determinar si sus muertes estuvieron relacionadas con su profesión son: Benjamín Morales Hernández, Saúl Tijerina Rentería, Manuel González Reyes, Gerardo Moreno Aranda, Fredy López Arévalo y Alfredo Cardoso Echeverría.

Morales Hernández, fundador de la página noticiosa de Facebook “Noticias Xonoidag”, fue encontrado muerto el 3 de mayo en Sonoyta, estado de Sonora, con varios impactos de bala y golpes en el cuerpo.

Las investigaciones sobre su muerte siguen pistas sobre asuntos familiares, personales y laborales, publicó al respecto El Universal.

El cuerpo apuñalado de Tijerina Rentería fue encontrado en Ciudad Acuña, en el estado de Coahuila, al norte de México, el 22 de junio de 2021. De acuerdo con CPJ, Tijerina era trabajador en una fábrica, a la vez que hacía videos con una cámara drone para los sitios noticiosos en Facebook “Policiaca Acuña” y “Noticias Web”.

González Reyes murió en Morelos, Cuernavaca, el 28 de septiembre de 2021. El Fundador y editor de Agencia PM Noticias, fue baleado por dos desconocidos cuando salía de un puesto de comida. Él cubría asuntos de política y llegó a postularse a la alcaldía de su municipio, según publicó El Universal.

Moreno Aranda fue encontrado muerto el 4 de octubre en las costas de Chiapas, al sur de México, según registros de CPJ. La familia del periodista mexicano-estadounidense dijo a CPJ que él había viajado a Chiapas para reportear sobre un grupo de autodefensa que combatía el crimen organizado. Él era reportero del medio conservador estadounidense Breitbart.

También en Chiapas, fue asesinado el 28 de octubre de 2021 el periodista López Arévalo. Fue corresponsal en Centroamérica para los medios El Financiero y El Universal, y dirigía la revista Jovel, de acuerdo con el diario El País. El periodista fue asesinado por un desconocido en la puerta de su casa, frente a su familia.

En Acapulco, estado de Guerrero, fue asesinado a fines de octubre de este año el fotoperiodista mexicano Cardoso Echeverría, días después de haber sido secuestrado, publicó Animal Político. Fue fundador y editor de la revista digital Las Dos Costas.

La desaparición del periodista mexicano Jorge Molontzín Centlal desde marzo de 2021 tampoco se ha podido esclarecer y el CPJ continúa investigando. Era reportero de la revista Confidencial.

El representante de CPJ en México, Jan-Albert Hootsen, dijo en su momento que las autoridades mexicanas “deben hacer todo lo que esté en sus facultades” para encontrar a Molontzín, dar con los responsables y determinar si su crimen está relacionado con su trabajo periodístico. 

CPJ señala que, además de las muertes de periodistas de México, Colombia y Haití de este año, varios periodistas de esos países y de Brasil sufrieron atentados con armas de fuego.

Es el caso del periodista brasileño Jackson Silva, quien en julio de 2021 recibió varios impactos de bala en la puerta de su casa, en el estado de Pará, al norte de Brasil. De acuerdo con CPJ, su esposa y sus dos hijos estuvieron en el tiroteo, pero salieron ilesos.

Según publicó G1, el periodista había sido previamente amenazado. Silva cubre noticias locales para el portal noticioso Moju News.

Natalie Southwick, coordinadora del programa para América Central y del Sur de CPJ, dijo en ese entonces que hasta que los responsables del ataque no sean identificados y llevados ante la justicia, ese ataque será solo un ejemplo de la impunidad que existe en los crímenes contra periodistas.

La violencia mortal sigue siendo uno de los principales métodos de censura en países como México y Colombia, señaló el Comité.

Desde 1992, CPJ viene documentando los casos de periodistas asesinados en todo el mundo. Hasta 2021, la organización ha contado más de 200 casos confirmados de periodistas asesinados por su profesión en América Latina y el Caribe, siendo México, Colombia y Brasil los de mayor número.

Más artículos