texas-moody

Panamá retira polémica propuesta de ley que habría limitado el ejercicio del periodismo

  • Por Guest
  • 5 noviembre, 2015

Por Andy East

Tras una oleada de críticas, el Congreso de Panamá decidió no estudiar una polémica propuesta de ley que habría impuesto serias restricciones para el ejercicio del periodismo tanto para nacionales como para corresponsales extranjeros, informó el diario La Prensa.

El autor de la propuesta, el diputado Juan Moya, envió una carta al presidente de la Comisión de Comunicación y Transporte de la Asamblea Nacional pidiendo el retiro de la propuesta, según lo dio a conocer el legislador en su cuenta de Twitter el 15 de octubre.

“Es mi deseo que [el proyecto] sea retirado del orden del día, de no ser posible lo dejo a la discreción del pleno de la Comisión”, señaló Moya en la carta. Aunque  la carta no explica las razones para el retiro, en entrevista dada al periódico Mi Diario el diputado señaló que la oposición a la propuesta fue “una campaña de mentiras” y dejó la puerta abierta para intentar presentarla en otro momento.

El Anteproyecto de Ley No. 15 “que reglamente la carrera profesional del periodista y del reportero gráfico en Panamá” desató una polémica el pasado julio cuando Moya la presentó ante el Congreso.

El enfoque de las críticas estuvo en los artículos 4 y 5, de los 22 que contemplaba la ley. El artículo 4 estipulaba que para ejercer el periodismo los panameños deberían poseer un título universitario que así lo demostrara o en su defecto una certificación emitida por la Comisión Técnica Académica de Periodismo, una entidad que la ley proponía crear. La ley incluso les daba un tiempo para culminar sus estudios a aquellas personas que ejercían el periodismo sin haberse graduado a partir del año 2010.

Por su parte, el artículo 5 obligaba a los periodistas extranjeros a obtener “una acreditación profesional transitoria” por parte del Estado para ejercer el periodismo en el país. Dicha acreditación también sería otorgada por la Comisión Técnica Académica de Periodismo, y tendría una extensión máxima de un año con una prórroga de un año más. Después del segundo año, el periodista extranjero “no podrá seguir ejerciendo la profesión en la República de Panamá”, según se leía en el anteproyecto.

Adicionalmente, en el artículo 21 estipulaba que quien “ejerza ilegalmente la profesión de periodista será sancionado, con una pena de prisión de dos (2) a cinco (5) años” siguiendo el Código Penal del país.

Para la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) las disposiciones en la propuesta representan un retroceso a las llamadas “leyes mordaza” que fueron aprobadas durante la dictadura militar del país y abolidas en 2005, de acuerdo con las conclusiones preliminares de la 71 Asamblea General de la SIP culminada el pasado 6 de octubre en Charleston, Carolina del Sur, Estados Unidos.

“Ni en Venezuela hay una ley para meter preso a nadie por ejercer el periodismo”, declaró Claudio Paolillo, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), durante esta Asamblea, de acuerdo con el diario La Estrella de Panamá.

En un comunicado del 3 de agosto, el Gobierno de Panamá aseguró que estaba en desacuerdo “con cualquier norma que restrinja las libertas de información y de expresión”.

Meses después, el presidente del país, Juan Carlos Varela, también declaró a medios locales que “el diputado que presentó esa ley debe retirarla, buscar un consenso con los dueños de medios, la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), y si van a presentar algo, que sea en consenso”, reportó la agencia de noticias EFE.

Ante la polémica creada por las restricciones para corresponsales extranjeros, Moya aseguró que su intención es saber cuántos periodistas no nacionales había en el país, según le declaró el diputado al portal Panam Post.

“No nos hemos rendido”, señaló Moya al periódico Mi Diario el 25 de octubre. “Seguiremos la lucha para apoyar a periodistas, siempre y cuando hagan lo propio. Los gremios tienen que sentarse a conversar con los dueños de medios para lograr los acuerdos necesarios”.

Por su parte, la presidenta del Colegio Nacional de Periodistas (Conape), Blanca Gómez, un gremio que apoyaba la propuesta, aseguró que el rechazo de esta iniciativa se “debió al chantaje mediático por algunos dueños de medios”, agregó EFE. Gómez también anunció que se conformaría una Comisión de Diputados para trabajar inmediatamente en una “reestructuración” del proyecto de ley.

Otros gremios así como estudiantes de periodismo expresaron su apoyo al proyecto de ley e incluso el hashtag #Síalaley fue creado en Twitter.

Panamá ha experimentado un incremento en los ataques a la libertad de prensa durante los últimos años. En 2012, el Sindicato de Periodistas de Panamá denunció que los ataques contra los medios de comunicación se habían incrementado un 275 por ciento ese año comparado con el año anterior, según reportó en su momento el Centro Knight.

Nota del editor: Esta historia fue publicada originalmente en el blog Periodismo en las Américas del Centro Knight, el predecesor de LatAm Journalism Review.

 

Más artículos