texas-moody

Periodista cubana con arresto domiciliario presentará queja formal por medida cautelar ante Fiscalía

Ante la Fiscalía Provincial de Camagüey la periodista cubana independiente Sol García Basulto, editora de la revista La Hora de Cuba, presentará una queja formal por la medida cautelar de prisión domiciliaria que limitó su libertad el 24 de julio.

García Basulto dijo al Centro Knight que “el viernes 28 de julio me entrevisté con dos abogados de bufetes colectivos y ninguno me quiso representar. Me han aconsejado que presente una queja en la Fiscalía”.

Desde el pasado 20 de marzo, García Basulto y Henry Constantín Ferreiro, ambos periodistas del sitio La Hora de Cuba, fueron acusados por el Estado cubano del delito de “usurpación de la capacidad legal”, según informó 14YMedio.

El 24 de julio a las 10 a.m., la periodista, también corresponsal del sitio cubano 14YMedio, acudió a una cita policial en la Unidad de Investigaciones Criminales y Operaciones del Ministerio del Interior en Camagüey para ser informada sobre su caso. Durante la entrevista con el primer teniente Yusniel Pérez Torres, este le levantó un acta de detención efectiva mientras duró la cita en la delegación policial.

Al término de la reunión de ese día, el oficial Pérez Torres redactó el acta de libertad de García Basulto y le aplicó una medida cautelar de arresto domiciliario.

Según García Basulto, el delito de usurpación de la capacidad legal forma parte de un artículo del código penal cubano y se les ha sido imputado tanto a ella como a Constantín Ferreiro por ejercer el periodismo sin permiso del Estado. “Entonces, como no somos periodistas de los medios oficiales, se supone, según ellos, no podemos hacer periodismo. Ni tampoco tenemos título de periodismo, que sería imposible teniendo en cuenta el perfil político de las universidades cubanas”, dijo al Centro Knight.

El gobierno cubano los acusó de dicho delito por realizar entrevistas en la vía pública y presentarse y publicar noticias como periodistas “sin estar calificados para ello”.

Constantín Ferreiro, quien además es vicepresidente regional para Cuba de la Comisión de la Libertad de Prensa e Información de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), no ha recibido hasta la fecha ninguna medida cautelar de arresto domiciliario sobre el cargo que se le imputa desde marzo junto a García Basulto.

Sin embargo, el 21 de febrero de 2017 fue acusado por el gobierno del delito de propaganda enemiga, por lo que fue interrogado por las fuerzas policiales cubanas y detenido en una delegación policial por un día y medio. En ese entonces, Constantín Ferreiro estaba acompañado de García Basulto con quien se disponía a viajar de Camagüey a La Habana para cubrir una premiación cuyo galardón se otorga en honor a un fallecido político opositor del régimen castrista. Ambos fueron interrogados en esa oportunidad por la policía.

Sobre el cargo de usurpación de la capacidad legal, García Basulto dijo al Centro Knight que hace más de un mes presentaron una queja en Fiscalía a nombre de Constantín Ferreiro, “porque es una cosa conjunta que compartimos, por el delito de usurpación de la capacidad legal. No hemos recibido respuesta de la queja [hasta el momento], o sea, bastante inútil”.

La SIP expresó su rotundo rechazo a la represión de la libertad de prensa en Cuba. Roberto Rock, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP extendió su solidaridad hacia sus colegas cubanos, quienes, dijo, “siguen padeciendo las nefastas consecuencias de lo que implica una sociedad regulada y en el caso de García Basulto y Constantín Ferreiro se ven expuestos a la posibilidad de encarcelamiento por ejercer su derecho a recopilar información y difundirla a través de un medio de comunicación, un derecho humano amparado por numerosos tratados internacionales”.

La periodista también informó al Centro Knight que presentará una queja contra el oficial Yusniel Pérez que le aplicó la medida cautelar de arresto domiciliario. “Existe también ya una denuncia internacional contra él que presentó la Fundación para los Derechos Humanos (de Cuba), [aunque] sin muchas esperanzas porque la policía política siempre es el poder en Cuba, pero al menos lo intentaré”, dijo García Basulto.

García Basulto, de 29 años, empezó en La Hora de Cuba como diseñadora gráfica y desde hace dos años trabaja como periodista en ese medio, y colabora en otros sitios noticiosos como periodista independiente. Desde que la artista plástica García Basulto empezó a ejercer el periodismo, suele cubrir temas de desigualdad y represión social por parte del gobierno en Cuba.

Según el Diario de Cuba, la periodista cubana ha sido detenida en varias oportunidades, y es constantemente monitoreada e interrogada por agentes de la Seguridad del Estado.

“Yo soy dueña de mi libertad de expresión, de mi libertad de palabra y de mi libertad de prensa, y no la he ejercido solo desde hace dos años que hago periodismo, sino la he ejercido toda mi vida”, dijo García Basulto.

Nota del editor: Esta historia fue publicada originalmente en el blog Periodismo en las Américas del Centro Knight, el predecesor de LatAm Journalism Review.

Más artículos