texas-moody

Periodista nicaragüense acusa al Ejército de espionaje político

Por Larissa Manescu

Ismael López, un periodista nicaragüense que trabaja en el sitio de noticias Confidencial y su programa de televisión hermano, Esta Semana, ha acusado al Ejército de Nicaragua de espiarlo, de acuerdo con el sitio de noticias en inglés The Nicaragua Dispatch.

López dijo que dos hombres que decían ser un capitán y un mayor del Ejército de Nicaragua, llamaron a los miembros de su familia en agosto para preguntar acerca de su vida personal, a raíz de su cobertura de los grupos de la contra nicaragüense que se han rearmado en el norte del país.

Los dos hombres programaron una reunión con López en un restaurante en octubre para interrogarlo acerca de sus sentimientos hacia el presidente Daniel Ortega; desde entonces se les ha visto varias veces fuera del trabajo y la casa de López.

Carlos Fernando Chamorro, director de Esta Semana y Confidencial, escribió una carta solicitando al jefe del Ejército acabar con la intimidación y a la Asamblea Nacional llevar a cabo una investigación independiente sobre las tácticas.

En la carta, Chamorro acusó a los funcionarios de la Dirección de Información para la Defensa (DID) del Ejército y mencionó que el artículo 96 de la Constitución de Nicaragua prohibe el espionaje político.

El jefe del Ejército, General Julio Cesar Avilés, aún no ha respondido a la carta para confirmar o negar las acusaciones de espionaje.

Sin embargo, en una entrevista llevada a cabo el 30 de octubre con CNN acerca de la situación, el sandinista Evertz Carmaco, dijo que el espionaje es una práctica común, según el sitio web Confidencial. “Es posible. Todos los gobiernos espían a todo el mundo, podés estar espiada vos,  podemos estar espiados todos, y el gobierno es espiado por otro gobierno”.

Filiberto Rodríguez, un sandinista y presidente del Comité de Gobierno de la Asamblea Nacional, rechazó la responsabilidad de investigar sobre las presuntas acusaciones y cuestiono la validez de las acusaciones. “Soy ignorante si esto es un montaje, si se trata de un buen teatro, si se trata de una obra de teatro. No sé realmente, sino que depende de las instituciones de investigación para aclarar este tema”, dijo Rodríguez.

Según The Nicaraguan Dispatch, el partido de la oposición del país, el Bloque Democrático Nicaragüense (BDN), anunciaron su apoyo a López y pidieron que se ponga fin a cualquier espionaje por parte del estado poco después de que Chamorro anunciara públicamente las acusaciones en la televisión el 28 de octubre.

En un comunicado emitido por su capítulo en Nicaragua, la organización sin fines de lucro PEN Internacional dijo que apoya todas las iniciativas tomadas por el periodista y los medios afectados para colaborar con organizaciones internacionales como la Organización de los Estados Americanos y las Naciones Unidas para investigar los reclamos.

Desde que los sandinistas regresaron al poder en el 2007, Esta Semana ha sido uno de los pocos programas de televisión que aun se dedican al periodismo de investigación en Nicaragua.

Nicaragua es uno de los peores países en lo que respecta a la libertad de expresión a nivel regional, de acuerdo con Claudio Paolillo, presidente de la comisión de libertad de expresión de la Sociedad Interamericana de Prensa.

Nota del editor: Esta historia fue publicada originalmente en el blog Periodismo en las Américas del Centro Knight, el predecesor de LatAm Journalism Review.

Más artículos