texas-moody

Periodista peruana enfrenta nueva demanda de difamación y denuncia campaña de desprestigio en su contra

  • By Paola Nalvarte
  • Photo by (Flor Ruiz/Amnistía Internacional) 21 October, 2020

La periodista peruana Paola Ugaz afronta una nueva demanda por difamación agravada, esta vez por parte del director del portal informativo peruano La Abeja. Este es el incidente legal más reciente de la periodista en relación con su investigación periodística publicada en libros, artículos y por su aparición en un documental sobre el Sodalicio de Vida Cristiana, una comunidad eclesiástica vinculada a la iglesia católica en Perú.

Paola Ugaz

Periodista peruana Paola Ugaz. (Foto: Flor Ruiz/Amnistía Internacional)

En paralelo, ella viene siendo blanco de otros medios de comunicación en el país, los cuales alegan que ha cometido actos ilícitos. Grupos que abogan por la libertad de prensa y sus colegas periodistas han salido en su defensa.  

La primera audiencia judicial virtual de la demanda de difamación de La Abeja contra Ugaz tuvo lugar el 21 de septiembre ante el Noveno Juzgado Penal de Lima. En esta se presentó el caso de difamación contra Ugaz del director de La Abeja, Luciano Revoredo, quien pidió 200 mil nuevos soles (cerca de US $56.000) de reparación y tres años de cárcel para la periodista.

Carlos Rivera, abogado de Ugaz, dijo a LatAm Journalism Review (LJR) que en la audiencia acreditaron que Paola es víctima de una “campaña de demolición y ataque” que La Abeja viene desarrollando desde fines del 2018. “Hemos presentado como prueba 23 editoriales de La Abeja contra ella, todos muy virulentos y ofensivos”.

La Abeja y otras publicaciones peruanas como el diario Expreso y Willax TV, han publicado varias notas editoriales y periodísticas en los últimos meses en las que vinculan a Ugaz con un caso de lavado de dinero, entre otros actos ilícitos.

Revoredo dijo a LJR que demandó a Ugaz por haber dicho en varias entrevistas de medios peruanos que su portal es difamatorio.

“A raíz de varias publicaciones que hicimos sobre el trabajo que venían haciendo Paola Ugaz y Pedro Salinas y, sobre todo, a raíz de que hicimos una cobertura del juicio que tuvieron con el Arzobispo de Piura, algo evidentemente le ha molestado a ella y por eso se expresó de esa forma, pero no dijo la verdad. Por eso le pedimos la rectificación”, comentó Revoredo. La primera carta notarial del caso fue enviada a Ugaz en julio de 2019, aseguró el director del portal.

Hasta julio de 2019, los editoriales de La Abeja publicados sobre Ugaz son “El falso testimonio de Paola Ugaz”, “Paola Ugaz: la tuitera de la corrupción”, “Paola Ugaz el rostro de la difamación y la mentira”, “Mitad corruptos, mitad encubridores”, “Cuando atacar a la iglesia es un negocio”, entre otros.

Ugaz dijo a LJR que “aquí no hay casualidades”, porque los ataques de La Abeja empezaron tras la demanda en su contra del Arzobispo de Piura José Antonio Eguren. “Antes de eso yo no existía para La Abeja, hasta que empezó el juicio”, dijo Ugaz.

Desde hace cinco años, Ugaz y su colega y periodista peruano Pedro Salinas cubren periodísticamente los movimientos y el accionar de la comunidad eclesiástica Sodalicio de Vida Cristiana. Salinas, con la colaboración de Ugaz, publicó en 2015 el libro “Mitad monjes, mitad soldados”, en el cual denunció a través de testimonios los abusos sexuales contra menores de edad que se habrían cometido al interior del Sodalicio de Vida Cristiana, por parte de integrantes de esa comunidad eclesiástica. 

Paola Ugaz y Pedro Salinas

Periodistas peruanos Paola Ugaz y Pedro Salinas. (Cortesía)

Además de la repercusión que tuvo el libro en los años posteriores a su publicación, en 2018 se realizó un documental de Al Jazeera, el cual habría revelado un presunto tráfico de tierras en Piura por parte del Sodalicio y su empresa inmobiliaria. A partir de ese documental, y debido a su colaboración en este, Ugaz fue demandada por el Arzobispo de Piura y Tumbes por difamación agravada. Meses después, y tras ser fuertemente criticado por otros líderes de la iglesia y organizaciones defensoras de la libertad de expresión, el obispo retiró su demanda.

El arzobispo Eguren forma parte del Sodalicio y, de acuerdo con Ugaz, fue parte de la generación fundacional de ese grupo en el Perú, hace más de 40 años.

Revoredo negó que la cobertura de estas noticias sobre Ugaz en sus columnas se hayan debido a una vinculación personal o de La Abeja con el Sodalicio. Su portal es de corte conservador, pro-vida, pro-familia, que cubre temas de política y actualidad internacional, dijo Revoredo. “Y, sí, hay una sección dedicada al tema de la Iglesia”, agregó.

El próximo 27 de octubre, el juez que escuchó el caso de Revoredo contra Ugaz decidirá si se abre o no un proceso legal contra la periodista, informó Rivera.

Actualmente, Ugaz tiene tres demandas abiertas. De acuerdo con la periodista, dos son de Carlos Gómez de la Torre, el exgerente general de la inmobiliaria Miraflores Perú que según Ugaz está vinculada al Sodalicio. Gómez de la Torre puso la misma demanda por difamación contra Ugaz tanto en Piura como en Lima. El abogado de la periodista dijo que el juicio de Lima lo ganaron y ha sido apelado por Gómez de la Torre, pero que aún no hay decisión del juez al respecto; el de Piura sigue pendiente. 

“También tengo cuatro denuncias fallidas ante la Fiscalía Anticorrupción de Edgardo Palomino Martínez, [quien me acusa] de pertenecer a la organización criminal de [la exalcaldesa] Susana Villarán”.

“El empleo de las demandas penales por difamación para intimidar y acallar a periodistas peruanos como Paola Ugaz ha continuado por demasiado tiempo”, declaró Natalie Southwick, coordinadora del Programa de Centroamérica y Sudamérica del Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés), de acuerdo con la organización. 

El CPJ exhortó a las autoridades peruanas a acabar con la campaña de acoso legal contra Ugaz. También exigió que se modifique el Código Penal para que la difamación no siga siendo utilizada contra periodistas investigativos y que el Perú se adecúe a la normativa internacional.   

La embajadora del Reino Unido en Perú, Kate Harrisson, dijo en Twitter que “la libertad de la prensa debe ser respetada y protegida. Nuestra solidaridad con Paola Ugaz y Pedro Salinas”. 

Campaña de desprestigio contra Ugaz 

El diario Expreso y Willax TV han publicado en los últimos dos meses una serie de columnas editoriales y notas periodísticas que acusan a Ugaz de haber lavado de dinero cuando trabajó para la alcaldía de Lima. Ugaz negó haber cometido lavado de dinero y dijo no conocer a las personas con quienes estos medios la vinculan en los supuestos actos ilícitos. El abogado de la periodista sostuvo que han enviado cartas notariales a esos medios pidiendo su rectificación. No obstante, siguen sin recibir alguna respuesta, añadió Rivera.

En una reciente columna en Expreso, la periodista Mariella Balbi increpó al Ministerio Público por no abrir un proceso judicial contra Ugaz con la información que habrían revelado las investigaciones de Expreso. El diario publicó unos supuestos chats entre Ugaz y varias otras personas con quienes habría coordinado transacciones irregulares de grandes sumas de dinero.

“Los medios amigos del régimen y de la imputada [Ugaz] callan, sabiendo que la denuncia es real. Pero que la Fiscalía lo encubra y enmudezca con desvergüenza es inaceptable. Será por la amistad de Ugaz con el fiscal Pablo Sánchez”, concluye Balbi en su columna. 

Al ser consultada Balbi respecto de la columna que escribió sobre Ugaz, la periodista respondió a LJR que a Ugaz, en Perú, “nadie la persigue ni ataca y menos por su trabajo sobre el Sodalicium, como ella suele mencionar”. “Yo comenté esa noticia [de los chats], no he escrito sobre la señora que menciona”, aclaró.

A principios de septiembre, el director de La Abeja publicó una columna editorial en su portal citando las informaciones de Expreso contra Ugaz. 

El tabloide La Razón publicó el jueves 15 de octubre la nota “Los intocables”, en la cual cita repetidas veces al diario Expreso y sus notas sobre el presunto caso de lavado de dinero en el que habría incurrido Ugaz con la supuesta complicidad de Salinas. En la nota, el tabloide también publicó las direcciones en Lima de las propiedades de Salinas, de sus hijos, de Ugaz y de un supuesto terreno grande que ella tendría en las afueras de Lima. 

La Abeja reprodujo la nota de La Razón al día siguiente.

Screen Shot de LaAbeja.pe

(Captura de pantalla)

En los próximos días, contó Rivera, presentarán una querella contra el diario Expreso que sigue señalando a Ugaz de haber lavado dinero cuando fue jefa del área de comunicaciones de la  Municipalidad de Lima en 2013 de la entonces alcaldesa de Lima, Susana Villarán. La exalcaldesa se encuentra con prisión preventiva por ser investigada por el caso Lava Jato, por presuntamente haber recibido dinero de funcionarios de la constructora brasileña Odebrecht durante su gestión.

El blog peruano Útero publicó que los presuntos actos de corrupción de Villarán fueron posteriores al periodo en que laboró Ugaz en el municipio. 

Desde hace una semana viene circulando una carta de apoyo para Ugaz que ha sido firmada por el Premio Nobel de Literatura 2010, Mario Vargas Llosa y por varias personalidades políticas, académicas, artistas y colegas periodistas peruanos y extranjeros. En ella expresan su solidaridad por los ataques en redes sociales y medios digitales y escritos de los que Ugaz ha sido blanco en los últimos meses.

Ugaz tiene una impecable trayectoria en la defensa de los Derechos Humanos y en el periodismo de investigación. Su trabajo viene exponiendo los abusos sexuales, físicos y psicológicos perpetrados por la organización religiosa Sodalicio de Vida Cristiana (SVC). Ante la inminente publicación de un segundo libro sobre las finanzas de la organización religiosa que investiga hace 10 años; el acoso legal y mediático contra Paola Ugaz continúa y sigue en aumento”, señala la carta. 

Hasta el momento, esta iniciativa ciudadana ha recogido 2.300 firmas de apoyo y circulará hasta el 27 de octubre, fecha en que tendrá lugar la segunda audiencia de la demanda de difamación de Revoredo contra Ugaz.  

Amenaza de muerte 

Ugaz, según dijo, fue amenazada de muerte el 2 de octubre por un hombre en la red social Instagram. El sujeto dijo que la seguía en Twitter y la llamó fea y retrógrada izquierdista. “Van a morir, rojos, se viene el Charlie Hebdo peruano, los vamos a fumigar a plomo”, dijo en la amenaza. 

El medio peruano IDL-Reporteros advirtió en un hilo en Twitter que esta amenaza debe ser investigada como preparación de un atentado terrorista. “El ataque a Charlie Hebdo fue una sangrienta acción terrorista internacional que provocó el horror del mundo y la solidaridad con las víctimas”, señaló el medio.

El Instituto Prensa y Sociedad de Perú (IPYS) rechazó la amenaza de muerte y todos los ataques contra Ugaz y exigió a las autoridades investigar a fondo la amenaza y sancionar a los responsables.

“Ya no salgo sola”, dijo Ugaz. La periodista comentó que denunciaron la agresión en Instagram ante la División Antisecuestros de la Dirección de Investigación Criminal de la Policía Nacional (Dirincri). 

Tras la reciente nota de La Razón con fotografías e información del domicilio de Ugaz y Salinas, la periodista amplió la denuncia hecha hace unos días antes, por ser ahora blanco de un acto terrorista. La fiscalía decidirá en los próximos días si abre una investigación al respecto.  

Ugaz reflexionó sobre los años que ha dedicado a su investigación sobre el Sodalicio: “No me arrepiento de nada”. “Esta pesquisa de 10 años me ha hecho conocer personas maravillosas, los sobrevivientes del Sodalicio, que nos han hecho sentir a mí y a Pedro que la caja de pandora que se abrió con ‘Mitad monjes mitad soldados’ hace 5 años, valió la pena”.

More Articles