texas-moody

Periodistas argentinos temen que ley les lleve a prisión si divulgan información sobre posible evasión de impuestos

Un proyecto de ley en Argentina amenaza la libertad de expresión, según advierten asociaciones de periodistas y profesionales del país. Si la ley llega a ser aprobada, los  reporteros que divulguen los nombres y datos de personas que podrían estar involucradas en crímenes de lavado de dinero o evasión de impuestos podrían ser arrestados.

El artículo que ha sido objeto de fuertes críticas hace parte del proyecto de ley presentado el 31 de mayo de este año el cual establece directrices para otorgar amnistía a los que paguen sus deudas tributarias.

Este artículo prohíbe a terceros revelar información relacionada con las declaraciones de impuestos hechas voluntariamente por los contribuyentes. Los castigos, para aquellos que la violen, incluyen tiempo en prisión (de un mes a dos años) y una multa de igual valor de los bienes declarados por los contribuyentes cuya información haya sido revelada.

Durante un encuentro con trabajadores de la prensa para celebrar el Día del Periodista el pasado 8 de junio, el presidente de Argentina, Mauricio Macri, dijo que la ley fue propuesta para “respetar la privacidad de las personas”, pero dijo que se modificaría el artículo, según el diario Clarín.

También en esta reunión, el Jefe de Gabinete, Marcos Peña, dijo que la ley “no es contra los periodistas, y tiene que ver con el secreto fiscal”, según reportó La Nación.

Entidades periodísticas de Argentina se declararon en contra del proyecto de ley y señalaron que la medida limita la libertad de expresión y el derecho a la información.

De acuerdo con la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (Adepa), una imposición como esta refleja una matriz del pensamiento del Estado que favorece el secretismo y que criminaliza el periodismo de investigación.

“Normas como las planteadas son lesivas para la libertad de expresión en general y para la libertad de prensa en particular, y criminalizan el trabajo periodístico”, dijo la organización en un comunicado.

Para el Foro de Periodismo Argentino (Fopea), el artículo afecta tanto las libertades de expresión como de prensa, así como el trabajo periodístico debido a que fomenta “la autocensura e instaura la persecución penal del trabajo de informar en un ámbito en el que podrían existir hechos de interés público”.

Al extender la obligación tributaria del secreto no sólo los funcionarios públicos, sino también a cualquier persona referida genéricamente como “terceros”, la regla limita el derecho a la información, según la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (Fatpren).

“Los trabajadores de prensa no permitiremos que, además de despedirnos y precarizarnos para condicionar nuestra tarea, se nos intente amedrentar para que no pongamos en conocimiento de la sociedad cualquier información que pudiéramos obtener sobre quienes evadieron impuestos y fugaron divisas con el consecuente perjuicio para nuestro país, por más que un gobierno decida alegremente condonar esos delitos cometidos por los sectores más poderosos de la economía”, dijo la Federación en un comunicado.

Argentina es el octavo país en volumen de capital en el extranjero, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico. Se estima que los argentinos tienen entre US $374 millones y US $400 millones en el extranjero. Sólo la mitad de esta cantidad es declarada, según el diario Perfil.

Nota del editor: Esta historia fue publicada originalmente en el blog Periodismo en las Américas del Centro Knight, el predecesor de LatAm Journalism Review.

Más artículos