texas-moody

Periodistas y organizaciones nacionales e internacionales claman justicia tras el séptimo asesinato de un periodista en México en 2022

Juan Carlos Muñiz Hernández combinaba su trabajo como reportero de nota roja para el portal Testigo Minero con la operación de un taxi en la ciudad de Fresnillo, en el estado mexicano de Zacatecas. Muñiz aprovechaba sus recorridos por la ciudad a bordo de su taxi para reportar, día y noche, casos de violencia, delincuencia o accidentes que iba encontrando en su camino.

Muñiz era conocido con el alias de 'Rigoberto' y la gente de Fresnillo le apodaba 'El TX', en referencia a su ocupación de taxista. El periodista realizaba también frecuentes colaboraciones para estaciones de radio locales como la B-15 y Radio Zacatecas 97.9 FM.

A Muñiz le fue arrebatada la vida el viernes 4 de marzo. Sujetos lo interceptaron y le dispararon a quemarropa mientras circulaba en su vehículo en la colonia Los Olivos, según reportes de medios locales. Muñiz se convirtió así en el séptimo comunicador asesinado en lo que va de 2022 en México. El periodista de 36 años estaba casado y era padre de cuatro hijos menores: dos niñas, de 14 y 12 años, respectivamente; un niño de 2 años y un bebé de 10 meses.

Sujetos interceptaron a Juan Carlos Muñiz y le dispararon a quemarropa mientras este circulaba en su vehículo en Fresnillo, Zacatecas. (Foto: Captura de pantalla de transmisión de B-15 Noticias)

Sujetos interceptaron a Juan Carlos Muñiz y le dispararon a quemarropa mientras este circulaba en su vehículo en Fresnillo, Zacatecas. (Foto: Captura de pantalla de transmisión de B-15 Noticias)

Organizaciones sociales y asociaciones de periodistas tanto de México como internacionales, repudiaron el asesinato de Muñiz y exigieron justicia a las autoridades mexicanas, mientras que estas, hasta el lunes 7 de marzo, no habían hablado mucho al respecto.

La Fiscalía de Zacatecas se limitó a emitir un comunicado horas después del asesinato, en el que anunciaba que había iniciado una carpeta de investigación con base en el protocolo de investigación de delitos contra la libertad de expresión y que se había puesto en contacto con el Mecanismo para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas de la Secretaría de Gobernación federal. 

El subsecretario de Seguridad Pública de México, Ricardo Mejía Berdeja, se refirió brevemente al hecho durante la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador del 7 marzo. Dijo, sin dar más detalles, que los responsables del homicidio ya habían sido identificados y que se procedería a ordenar su arresto.

Mientras tanto, la organización Reporteros Sin Fronteras condenó el asesinato de Muñiz a través de sus redes sociales y exigió a la Fiscalía de Zacatecas investigar los hechos considerando la labor periodística de la víctima, así como brindar a sus deudos las medidas de protección necesarias.

Artículo 19 México anunció que ya estaba documentando el asesinato de Muñiz y se sumó a la exigencia de llevar a cabo una investigación exhaustiva que tenga como línea primordial la el trabajo de la víctima.

Por su parte, la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) también condenó los hechos e hizo un llamado para detener la violencia que enfrentan los periodistas en México.

“Es hora de que el 'basta ya' esgrimido por periodistas, organizaciones y medios, indignados ante la falta de justicia por los asesinatos contra comunicadores deje de ser una consigna y se convierta en una acción efectiva del gobierno para frenar la violencia", dijo Carlos Jornet, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, a través de un comunicado publicado el 7 de marzo. “Urgen castigos ejemplares, para que a los asesinos les quede claro que sus crímenes no permanecerán impunes".

La Comisión de Derechos Humanos del Estado de Zacatecas (CDHEZ) lamentó y condenó el asesinato de Muñiz e hizo un llamado para que se garantice la protección a la vida, integridad personal, seguridad y libertad de expresión a los periodistas para que puedan realizar su labor informativa.

“(La CDHEZ) Reitera el llamado a las autoridades estatales para que se implemente de manera inmediata un Mecanismo de Protección a Periodistas, en donde se establezca las garantías de seguridad y las medidas preventivas y medidas urgentes de protección para los y las integrantes del gremio periodístico”, dijo María de la Luz Domínguez, presidenta del organismo.

Asimismo, la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) y la Federación Internacional de Periodistas (FIP) condenaron el asesinato del periodista zacatecano y exigieron una investigación urgente en el marco del protocolo para los delitos contra la libertad de expresión.

“Ante este escenario alarmante, la FAPE, la FIP y el SNRP (Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa de México) exigen que se tomen medidas urgentes para proteger a los comunicadores de todo el territorio mexicano y que se encuentre y castigue a los responsables […] de los asesinatos que aún permanecen impunes”, dijeron las organizaciones en un comunicado.

Colegas tanto de México como del extranjero demandaron justicia por la muerte de Mejía. (Foto: Captura de pantalla de transmisión de Sujetos interceptaron a Juan Carlos Muñiz y le dispararon a quemarropa mientras este circulaba en su vehículo en Fresnillo, Zacatecas. (Foto: Captura de pantalla de transmisión de B-15 Noticias)

Colegas tanto de México como del extranjero demandaron justicia por la muerte de Muñiz. (Foto: Captura de pantalla de transmisión de B-15 Noticias)

Juan Carlos Muñiz fue velado el fin de semana en Fresnillo y fue despedido en una misa de cuerpo presente el domingo, a la que acudieron familiares, amigos y colegas del medio periodístico de Zacatecas, así como integrantes del cuerpo de Bomberos de Fresnillo, del cual también formó parte.

Los periodistas presentes mostraron pancartas con leyendas “Ni silencio ni olvido”,  “Justicia para Juan Carlos Muñiz”, “Alto a la violencia, no más periodistas asesinados”,  “Somos prensa, no disparen” y “No se mata a la verdad matando periodistas”, entre otros, de acuerdo con La Jornada.

Colegas presentes en el funeral de Muñiz dijeron que el asesinato ha impactado directamente en la libertad de expresión en Zacatecas, ya que desde la muerte de su compañero, algunos medios han suspendido la cobertura de hechos violentos en el estado y no descartan que esto produzca un vacío de información ante el riesgo que implica ejercer el periodismo, reportó la estación B-15.

En los dos primeros meses de 2022, seis periodistas perdieron la vida de forma violenta en México. El más reciente antes de Muñiz fue Jorge Camero Zazueta, quien fue asesinado el 24 de febrero en el estado de Sonora.

Más artículos