texas-moody

¿Por qué tan serios? Periodistas latinoamericanos exploran la popular aplicación de videos TikTok para atraer lectores jóvenes

El pasado 22 de enero, Eunice López, locutora de radio hondureña en Radio Honduras y presentadora de televisión en TN5 Telenoticias, intentó algo diferente en su perfil de TikTok: un desafío (challenge). Consistió en que López propuso a sus seguidores intentar usar un teleprompter para ver qué tan bien podían desempeñarse como presentadores de noticias. El resultado fue innegable.

Captura de pantalla de TikTok

Captura de pantalla de algunos de los usuarios de TikTok que respondieron al desafío del teleprompter de Eunice López.

Después de casi 6 millones de visitas y contando, medio millón de ‘me gusta’, casi 7.000 comentarios y más de 19.000 compartidos en otras aplicaciones, López quedó estupefacta. Las cifras brutas no solo fueron enormes, sino que las interacciones provocadas por sus seguidores, e incluso personas famosas en su país y en el extranjero, también fueron significativas.

Aunque TikTok hace que sea difícil saber con certeza la primera vez que alguien promovió el desafío, debido a que su algoritmo no es cronológico, López parece ser una de los primeras en probarlo. Y, al parecer, todo empezó por una fuerte dosis de curiosidad.

“No estoy segura aún qué me inspiró, pero creo que fue el resultado de las tantas ocasiones en que las personas me preguntaban cómo podía decir las noticias en televisión tan bien, y cómo era capaz de aprenderme todas las noticias sin equivocarme”, dijo López a LatAm Journalism Review (LJR), quien recordó un día cuando estaba en una pausa comercial y, de repente, decidió intentarlo. “Un día estaba en corte comercial en uno de los noticieros más importantes de Honduras, y dije ‘grabaré este texto, y veré si alguien quiere leerlo’ y eso fue todo”.

Más allá de Honduras, el desafío del apuntador – #teleprompterchallenge o #prompterchallenge – ganó aún más tracción en los últimos meses. También participaron periodistas de todo el mundo (desde Brasil hasta México, desde Estados Unidos hasta Suiza), mostrando una parte crucial de la presentación de noticias de una manera más liviana, divertida y, en general, más agradable.

Han sido publicaciones pequeñas y aparentemente mundanas como estas las que podrían estar ayudando a crear un puente con los usuarios principales de TikTok: jóvenes, que según una encuesta reciente en países en desarrollo reportada por LJR, generalmente son más escépticos con las noticias en internet.

Desde su lanzamiento, la aplicación de red social para compartir videos ha experimentado un surgimiento vertiginoso en la cultura popular, especialmente en 2020 y 2021. La aplicación tiene aproximadamente 689 millones de usuarios activos en todo el mundo, con un estimado de 64,4 millones en México, Brasil y Argentina. El 62 por ciento de los usuarios de Estados Unidos son menores de 30 años. Los que utilizan la aplicación la usan durante un promedio de 45 minutos al día. Los periodistas y editores, sin embargo, han sido cautelosos a la hora de aceptarla. Sin embargo, los pocos que lo han estado explorando ven la necesidad, entre otras cosas, de no tomarse a sí mismos tan en serio.

TikTok puede verse como una mezcla de muchas plataformas de red social, y definitivamente se nota. En medio de un caleidoscopio de posibilidades visuales para los creadores, como cantar a dúo, respuestas en forma de contenido publicado en los comentarios, lip-syncs (fonomímica), efectos de pantalla verde, filtros, etc., los periodistas y los medios de comunicación cuentan con un conjunto diverso de herramientas que diferencian a la aplicación de otras.

“Hay un abismo entre TikTok e Instagram, al menos para mí. TikTok es mucho más difícil. No es tan simple como parece”, dijo a LJR Guilherme Amado, columnista político brasileño de Metropoles. Él fue uno de los primeros en su área en crear un perfil en ambas aplicaciones.

Guilherme Amado en TikTok

El columnista Guilherme Amado usa TikTok para conectarse con sus lectores. Este video en particular recibió 48.200 vistas. (Captura de pantalla)

“Hay videos en TikTok con un alto valor de producción que tardan días en realizarse. La aplicación permite la aparición de trabajos complejos, que es una de las grandes ventajas de la aplicación”, dijo. “Abre una amplia ventana para la expresión artística, que requiere el desarrollo de sofisticadas herramientas audiovisuales”.

Debido a este gran énfasis en los elementos visuales y al hecho de que su algoritmo revela lo que es popular, y no lo nuevo, muchos investigadores ven los genes de la aplicación como incompatibles con el periodismo de noticias duras.

“TikTok no encaja naturalmente con las noticias de última hora”, dijo a LJR Corinne Podger, consultora de desarrollo de medios. “Pero es perfecto tanto para historias imperecederas como para construir una identidad personal y de marca que sus futuras audiencias recordarán cuando tengan la edad suficiente para considerar suscribirse a un proveedor de noticias”.

Una de esas referencias es la cuenta de TikTok del Washington Post administrada por Dave Jorgenson, que tiene casi 1 millón de seguidores y una persona muy prolífica, peculiar y tímida.

“Es una plataforma basada en la personalidad y no hay forma de evitar eso”, dijo Jorgenson en una entrevista con LJR, y señaló que tiene algunas ventajas y algunas advertencias bajo su manga, “como poder editar y conocer la cámara. Pero, no puedes editar tu camino para salir de una personalidad falsa”.

Estas particularidades han dificultado que los periodistas y editores tomen la iniciativa, especialmente porque la aplicación aún no tiene herramientas convenientes para los editores, como una función de hipervínculo que puede enviar al usuario directamente de una publicación a una noticia de última hora.

Sin embargo, la marea parece estar cambiando, observa Noelia González Pereyra, gerente de redes sociales argentina y profesora de mercadeo en la Universidad Católica de Córdoba.

“Los periodistas latinoamericanos están entendiendo la necesidad de utilizar a TikTok como una forma más directa de llegar a ese público joven que usa el entretenimiento como herramienta de comunicación”, le dijo a LJR.

No obstante, las cifras siguen siendo bajas. Una lista de fuentes colaborativas de editores y periodistas en TikTok, administrada por el periodista italiano y editor sénior de redes sociales de The Telegraph, Francesco Zaffarano, cuenta solo ocho instancias de esfuerzos noticiosos que utilizan la aplicación en América Latina entre 194 entradas. No había ninguno en el Caribe. Aunque LJR pudo encontrar otras entradas, las cifras no superan las 33, con 19 de editores y 14 de periodistas de América Latina.

En esta mezcla, Universo Online, conocido como UOL, un actor importante en el contenido en línea brasileño, encontró el éxito con su perfil UOL Esporte, alcanzando casi 400.000 seguidores. Jean Louis Manzon, editor de redes sociales de UOL, compartió su percepción sobre TikTok, donde UOL tiene otros seis perfiles relacionados con distintos proyectos editoriales.

Game streamer Farahoh

El game streamer, Farahoh, atiende a la demografía de los juegos electrónicos en la cuenta de TikTok de UOL Esportes. (Captura de pantalla)

UOL Esporte, centrado principalmente en su sección deportiva, se creó con un enfoque diferente. En lugar de dar el control creativo total a una persona, el trabajo se divide entre unos pocos creadores, entremezclados con clips de otros contenidos creados por o bajo el paraguas de UOL Esporte.

“Nuestro Instagram ya tenía un estilo de comunicación informal loable, no centrado exclusivamente en las noticias, con nuestro público”, dijo Manzon a LJR. “Nuestro enfoque también se basó en unos pocos creadores selectos con diferentes personalidades y formaciones. Entonces, intentamos usar esta plantilla exitosa en nuestro TikTok”.

La periodista Isabela Valiero, por ejemplo, enfatiza tomas más humorísticas, siguiendo memes que son tendencia. Mientras tanto, Vitor Lacerda se centra en explicar la actualidad relacionada con el deporte. También hay game streamer, Farahoh, para atender la demografía de los juegos electrónicos.

La Nación TikTok, por su parte, encontró su nicho en Argentina con un equipo pequeño pero con mucha energía, especialmente Sofía Altuna, ella misma una creadora verificada con más de 700.000 seguidores en su perfil personal.

Usando ganchos para llamar la atención de los espectadores y cortes dinámicos en medio de música de suspenso, así como el efecto de pantalla verde que sirve para crear una imagen de fondo vinculada al tema, la cuenta ha reunido, según Félix Ramallo, editor en jefe de redes sociales, casi 215.000 seguidores.

Las versiones de TikTok de ambas editoriales representan enfoques distintos que no se limitan a copiar formatos de otros medios, sino que también experimentan y se adaptan a sus necesidades y audiencias específicas. En este sentido, la organización básica de la empresa parece ser fundamental para que ambos editores se mantengan a la vanguardia.

“Nosotros en TikTok analizamos las tendencias de la plataforma como también los principales temas del día o que vemos que están siendo tendencia en otras redes. Además analizamos cuáles son los contenidos con mejores métricas de nuestras redes sociales, cuáles fueron las historias con mayor impacto”, dijo Ramallo a LJR. “Con base en eso decidimos qué historia contar además de un ida y vuelta entre el editor y el reportero. Además el reportero ofrece sus propios temas de interés en un sumario semanal o diario”.

Algo similar sucede con UOL Esportes, donde Manzon ve diferentes escuelas de pensamiento, citando a los editores que utilizan a un periodista para presentar el contenido de los editores.

“En UOL, decidimos tener variedad en el término de creadores; la diversidad es parte de los genes de UOL. Tenemos una cuadrícula de producción sincronizada que fluye de manera coordinada junto con la conversación diaria entre creadores, editores y el equipo de redes sociales. Ninguna parte de esto es totalmente autónoma, debemos integrarnos lo mejor que podamos”, aseguró.

Para las marcas personales, como la del influyente columnista Guilherme Amado, el panorama es más complejo ya que no hay un equipo detrás de él que ayude a ver el panorama más amplio. El trabajo de Amado tiene una gran demanda y mucho en juego, lo que entra en conflicto con la naturaleza desafiante de la aplicación.

Por eso, según le contó Amado a LJR, contrató de su propio bolsillo a la periodista Bruna Lima, de 21 años, para que lo ayudara a pulir la identidad de su columna y a elaborar estrategias en TikTok y otras redes sociales.

“Si uso la aplicación durante más de una hora al día para producir contenido, lo más probable es que esté dejando pasar información importante por mi radar”, dijo Amado.

Esta perspectiva está en sintonía con Dave Jorgenson, quien cree que cualquier persona (incluso aquellas que desean explicar las cosas de una manera más directa) puede tener un enfoque interesante y único en la aplicación. “No tienen que ser buenas en todo, solo necesitan saber en qué son buenas”, dijo.

Otra cosa que ayuda es no tomarse a sí mismo tan en serio. Jorgenson compartió que siempre escuchó este consejo del editor ejecutivo del Washington Post, recientemente retirado, Marty Baron.

“Debes ser preciso y trabajar duro, pero si tu cabeza se vuelve demasiado grande, eventualmente no cabe en la pantalla del teléfono de nadie”, dijo Jorgenson. “Nadie quiere un periodista que se crea más importante que sus lectores (o espectadores, en este caso)”.

Jean Manzon también habló sobre la presentación en la red social, citando que una idea particularmente importante es entender que el punto de partida no eres tú, sino cómo el otro está consumiendo esa experiencia.

Captura de la pantalla de la cuenta de TikTok de La Nación

Sofía Altuna aparece en la mayoría de los videos de TikTok en la cuenta del diario argentino La Nación. Este video en particular que presenta uno de los artículos de la publicación obtuvo 1.2 millones de visitas. (Captura de pantalla)

“El territorio que está ocupando no es donde están UOL, Globo, CBS, entre otros. Estás en medio de muchos creadores individuales, instituciones, personas influyentes, etc. Entonces, las líneas, para aquellos que consumen, no son tan claras. Por lo tanto, es importante comprender el medio y hacia dónde puedes ir sin comprometer tu propia personalidad”, dijo.

En medio de esta discusión, muchos periodistas siguen experimentando. Después de su publicación exitosa, Eunice López continuó la tendencia, haciendo aún más publicaciones que provocaran curiosidad, y finalmente fue respondida (en forma de dúos) por personas que aspiran a estudiar periodismo, que actualmente están estudiando el tema e incluso quienes lo habían abandonado.

“Lo que funciona mejor, es todo lo que para ellos es curiosidad y hacerlo ver fácil, sin un lenguaje técnico, algo que ellos puedan decir ‘yo también puedo’”, se dio cuenta López, al observar que este tipo de contenido genera mucho tráfico. “Sin olvidar contestar sus dudas a través de los comentarios que dejan en mis videos”.

López vuelve a señalar un punto vital.

Junto a todos los que vieron sus desafíos de teleprompter y los de otros estaba Elisabeth Alvarenga, una estudiante salvadoreña de licenciatura en periodismo de 26 años. Alvarenga hizo un dueto con el periodista Antonio Betancourt a través de la sección de comentarios. La futura periodista pensó que era interesante ver a un futuro colega presentando la realidad detrás de la cámara, especialmente los detalles técnicos.

“A la audiencia le gusta las curiosidades y así los periodistas logran su objetivo, que es generar más likes, comentarios y crecimiento en sus cuentas personales”, dijo Alvarenga.

Esta interacción con la sección de comentarios también es importante en La Nación, según Ramallo.

“Los seguidores de La Nación en TikTok participan activamente con sus comentarios en los videos. Sofía [Altuna] también les comenta desde el perfil de La Nación como desde el suyo propio y en varias oportunidades hemos creado videos con base en los comentarios de los seguidores”, dijo.

Todo eso parece girar en torno al tema de la participación por encima de “ser el primero”, un enfoque tradicional para periodistas y editores.

“En general, la gente quiere precisión y un video que mantenga su atención. He aprendido esta lección repetidamente”, concluyó Jorgenson, antes de reanudar los videos de TikTok del Washington Post.

Eventos recientes como la pandemia de coronavirus probablemente acelerarán los cambios sociales, que también involucran el consumo de medios, según la gerente de redes sociales y profesora de mercadeo Noelia Pereyra.

“La forma de viajar cambió para siempre, la forma de comprar cambió para siempre, y la forma de estudiar e informarnos también”, dijo. “Va a ser muy interesante ver cómo en los próximos años los medios de comunicación deberán crear puentes fuertes, directos y atractivos al corazón de los nuevos consumidores postpandemia”.

 

*Este artículo fue escrito originalmente en inglés y fue traducido por Silvia Higuera.

More Articles