texas-moody

Jóvenes de países en desarrollo consumen noticias en redes sociales desde sus celulares, pero con gran desconfianza, según estudio

En general, los jóvenes consumen noticias desde sus smartphones, en donde los algoritmos de redes sociales y demás agregadores seleccionan contenido para ellos, de acuerdo con un estudio reciente. Los jóvenes ya no tienen una relación directa como audiencia con los medios tradicionales. A pesar de ello, no confían del todo en las noticias que hay en internet.

Un total de 138 jóvenes de entre 18 y 35 años, provenientes de Colombia, México, Tailandia, Indonesia, Ghana y Nigeria, respondieron encuestas para un estudio del Center for International Media Assistance (CIMA). El objetivo era indagar sobre los hábitos de consumo de noticias y el uso de las nuevas tecnologías en audiencias jóvenes de países de bajos y medianos ingresos.

Joven con smartphone

Imagen de joven usando un teléfono inteligente.

“Cuando empezamos a desarrollar la metodología para este proyecto, buscamos qué investigaciones de campo se habían realizado y dónde estaban los vacíos de las investigaciones existentes”, dijo Ayden Férdeline, quien lideró el estudio de CIMA, a LatAm Journalism Review (LJR). “Identificamos una escasez de las investigaciones sobre las prácticas de consumo de medios, deseos y expectativas entre los jóvenes fuera de algunos países relativamente ricos”.

De acuerdo con el estudio, a nivel global, el espacio que tienen los medios independientes en el ecosistema mediático es cada vez más reducido. Y esto es aún más grave en los países en desarrollo, en donde el mercado de medios suele ser captado por empresas poderosas o intereses políticos, entre otros factores como las crecientes restricciones a la libertad de expresión.

“Como estudio piloto, realizamos encuestas en línea en seis países de tres regiones para experimentar cómo podría una pieza de investigación más amplia reunir información sobre tendencias universales, incluyendo simultáneamente contextos culturales locales, condiciones y valores”, dijo Férdeline.

Sin bien el estudio no se considera representativo debido a su reducida muestra, este sostiene que sus hallazgos pueden servir como algún tipo de referencia para entender cómo las audiencias jóvenes abordan las noticias desde el uso de las nuevas tecnologías.

La investigación resume en cinco recuadros estos cambios en las tendencias del acceso a las noticias por parte de los jóvenes y la redefinición de su relación con los medios noticiosos.

En el primer cuadro, concluye que el smartphone es el medio predilecto, por sobre la televisión y la radio, con el cual los jóvenes encuestados acceden a las noticias (61%). En los países del estudio, es el operador de la red celular el que suele preconfigurar aplicativos en los teléfonos inteligentes que muestran titulares y breves resúmenes de noticias provenientes de diversas fuentes informativas que elige.

En el segundo cuadro muestra que son las redes sociales el medio predominante por el cual los jóvenes encuestados acceden a las noticias. En Latinoamérica, tanto México y Colombia, presentan este cambio de tendencia en la relación entre medio de comunicación y audiencia, de acuerdo con el informe.

Para el 51% de los encuestados, son los algoritmos de las redes sociales y no un editor los que curan las noticias. En Colombia y México, alrededor del 60% de los encuestados usa las redes sociales como principal fuente de noticias, y cerca del 5% sigue recurriendo a la televisión, radio y diarios impresos, y poco más del 30% visitan directamente las páginas digitales o aplicativos de medios de comunicación.

Entre 2014 y 2020, según el reporte sobre noticias digitales de 2020 del Reuters Institute, hay un registro sostenido y creciente de uso del smartphone y las redes sociales para acceder a las noticias en diversos países del mundo, sin ser Latinoamérica la excepción.

De acuerdo al estudio de CIMA, estas plataformas se están convirtiendo cada vez más en el espacio en donde se puede encontrar noticias, entretenimiento e interacción social en un solo lugar. La prioridad en el orden de las noticias en los smartphones y en las redes sociales suele ser cronológica e indiferenciada en sus contenidos o responden a lógicas algorítmicas, sostiene el informe.

Las noticias para los jóvenes suelen ser “incidentales” en las redes sociales --ellos las encuentran, no las buscan, según señala un informe académico que CIMA menciona, publicado por Pablo Boczkowski, Eugenia Mitchelsen y Mora Matassi en 2017.

A pesar de esta incidencia, parece que los jóvenes no consumen las noticias sin desconfiar de ellas. El 83% de los encuestados dijo desconfiar de la veracidad de las noticias que se encuentran en internet. En su tercer cuadro, el estudio muestra que gran parte de esta desconfianza en los jóvenes es que son conscientes de la capacidad de las redes sociales para difundir masivamente información falsa y contenido dañino.

En su cuarto recuadro, el estudio sostiene que el video como formato no es suficiente para llegar a los jóvenes como audiencia, a pesar de lo que sugieren plataformas como YouTube, Instagram y TikTok. Solo el 28% de los encuestados afirmó que consumía videos de noticias. Los jóvenes de los países consultados por este estudio, suelen preferir usar formatos que implican un menor consumo de data móvil, es decir, que no representan un gasto alto.

En ese sentido, 48% de los encuestados consume las noticias que tienen mayormente texto, y un menor porcentaje abre las noticias que contienen solo video (28%) o una mezcla de texto con video (24%). El mencionado reporte del Reuters Institute también señaló al respecto que los jóvenes entre 18 y 24 consumen principalmente noticias digitales en texto.

En el quinto y último recuadro, el estudio indica que el 69% de los jóvenes no considera que los medios tradicionales cubren los temas de su interés y por ello prefiere acceder a fuentes diversas de información. Esto advierte, según el estudio, un cambio importante en la relación entre la audiencia joven y los medios establecidos.

En resumen, el estudio indica que si bien los jóvenes ya no tienen una relación directa con los medios y tienen ahora un mayor control sobre el contenido noticioso que deciden consumir en redes sociales, esto los hace más vulnerables ante la desinformación. Y debido a que estas plataformas los proveen de contenido de todo tipo y de diferentes fuentes de información, estas plataformas dominan el mercado publicitario de los avisos, en detrimento de la sostenibilidad de los medios independientes.

Además, las redes sociales pueden llegar a esconder o darle gran resonancia a una noticia en particular, dependiendo de si su contenido responde o no a los intereses de los anunciantes o de diferentes grupos de interés.

Para tener una mayor perspectiva sobre el tema, Férdeline consideró que la comunidad de desarrollo de medios puede jugar un rol importante en fomentar, conducir y patrocinar investigaciones adicionales.

Más artículos