texas-moody

Violencia contra periodistas aumenta en Brasil, pero hay avances en relación con la impunidad dice reporte

  • By Guest
  • 7 January, 2016

Por Giovana Sanchez

El número de casos de violencia contra periodistas aumentó en Brasil en 2015 dijo la Federación Nacional de Periodistas (Fenaj por sus siglas en portugués) en su informe anual.

Según el texto, publicado el 21 de enero, el año pasado se registraron 137 ataques contra los profesionales de los medios, ocho más que en 2014.

“Todavía hay mucha impunidad, pero como consecuencia de las denuncias sistemáticas en los últimos años tuvimos avances”, dijo María José Braga, presidente de Fenaj, al Centro Knight. “Cito los casos de los periodistas Rodrigo Neto y Walgney Assis, ocurridos en 2013, en donde hubo un esfuerzo nacional para investigarlos, por ejemplo. De los asesinatos de 2015, sólo uno, el del periodista radial Gleydson [Carvalho], ha sido esclarecido y los culpables fueron denunciados por el Ministerio Público, pero aún no han sido juzgados”.

De acuerdo con Fenaj, el número de muertes de comunicadores y periodistas (la entidad hace una categorización específica de los profesionales) también aumentó: en 2014 hubo siete homicidios, y el año pasado 11 profesionales fueron asesinados en el país – dos periodistas, cinco trabajadores de radio, dos blogueros y dos comunicadores populares (gente que trabaja en medios comunitarios).

El mayor número de incidentes violentos correspondieron a agresiones físicas, en su mayoría registradas después de manifestaciones callejeras, según el ‘​Informe de violencia contra periodistas y libertad de prensa en Brasil’​ de la Fenaj, con 49 casos registrados en 2015.

También hubo “28 casos de amenazas y/o intimidación, nueve atentados, 13 casos de impedimento al trabajo periodístico, nueve restricciones a la libertad de expresión a través de demandas judiciales, ocho detenciones e incluso un caso de censura”, señala el informe.

La región sureste concentra la mayoría de las denuncias de violencia (41.6%) y São Paulo fue el estado con más casos registrados.

En 2015, según el informe, los periodistas de televisión fueron los más golpeados seguidos por los periodistas de medios impresos.

Los policías militares fueron los principales responsables de los ataques a periodistas y comunicadores, siguiendo el patrón de los dos años anteriores, seguidos por los políticos y jefes de prensa. Todas las 11 muertes de profesionales en Brasil ocurrieron a manos de sicarios, según el informe.

Braga enfatizó la propuesta de Fenaj sobre la creación de un Observatorio Nacional de la Violencia contra Comunicadores, que acompañe los casos de violencia.

“En nuestra propuesta, el Observatorio sería creado en el marco del gobierno federal (Secretaría de Derechos Humanos de la Presidencia de la República) y tendría la participación de entidades representativas de estos profesionales y de la sociedad en general”, dijo Braga.

Además de la propuesta de este Observatorio, la Fenaj y la Asociación Brasileña de Prensa (ABI por sus siglas en portugués) lanzaron a finales de 2015 el proyecto “SOS Periodista”, un espacio para que los periodistas denuncien agresiones y abusos.

Brasil ocupa los primeros lugares en la lista de los países más mortíferos para los periodistas, según el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ por sus siglas en inglés), con el tercer lugar a nivel mundial.

Nota del editor: Esta historia fue publicada originalmente en el blog Periodismo en las Américas del Centro Knight, el predecesor de LatAm Journalism Review.

More Articles