texas-moody

Brasil figura entre los países más peligrosos para periodistas durante primer semestre de 2012, según encuesta del INSI

Una encuesta realizada por el Instituto Internacional para la Seguridad de la Prensa (INSI, por sus siglas en inglés), ubicó a Brasil entre los cinco peores países para periodistas en el primer semestre de este año, junto con Nigeria, Somalia, Indonesia y México, informó la Asociación Brasileña de Periodismo Investigativo (Abraji), el jueves Jueves 9 de agosto. Hasta el pasado mes de junio, por lo menos 70 periodistas y otros profesionales de los medios murieron alrededor del mundo en virtud de su trabajo, 14 más que en los primeros seis meses de 2011.

El estudio destacó que a pesar de los combates en Siria, la mayoría de las muertes de periodistas, a nivel mundial, ocurrió en periodos de paz, y durante la cobertura local de asuntos como crímenes, política y corrupción. El INSI también señaló que la tasa de impunidad de los asesinos de periodistas se mantuvo constante durante los últimos diez años, en aproximadamente el 90%.

En Brasil, siete periodistas han sido asesinados -hasta julio de 2012-: Laércio de SouzaMario Randolfo Marques LopesPaulo Roberto Cardoso RodriguesOnei de MouraDivino Aparecido CarvalhoDécio Sá y Valério Luiz de Oliveira. Según el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ), el país todavía tiene un índice de impunidad del 75%.

México es el país más hostil para ejercer la libertad de expresión en el continente americano, con ocho periodistas asesinados en el primer semestre y una serie de ataques armados contra instalaciones de medios de comunicación.

De acuerdo con el director del INSI, Rodney Pinder, las armas y las bombas siguen siendo el método preferido de la censura en muchos países. "Los periodistas están, ahora más que nunca, en la mira de los enemigos de la libertad de expresión. Todas y cada uno de las muertes asfixia el flujo de información, sin el cual ninguna sociedad libre puede funcionar ", declaró la entidad en un comunicado de prensa.

Nota del editor: Esta historia fue publicada originalmente en el blog Periodismo en las Américas del Centro Knight, el predecesor de LatAm Journalism Review.

Más artículos