texas-moody

Debate sobre la legalización de las drogas es el tema principal de la prensa en las Américas

Por los altos niveles de violencia en Centroamérica --debido principalmente al tráfico de drogas -- el presidente de Guatemala, Otto Perez Molina, tiene la intención de plantear el controversial tema de la legalización de las drogas en la Sexta Cumbre de las Américas, que se realizará en Cartagena, Colombia, durante los días 14 y 15 de abril. En un análisis sobre el tema, ex-presidentes de Brasil, Colombia y México señalaron, que los 40 años de incesante esfuerzo en la lucha contra las drogas no han hecho nada para reducir su creciente producción y consumo, por lo cual es hora de que la región adopte un nuevo enfoque, según un artículo publicado en los medios informativos de toda la región, incluyendo el sitio de noticias The Huffington Post.

Desesperados por disminuir los niveles de violencia relacionados con las drogas y que desangran a la región, Pérez Molina, en un editorial publicado por el periódico The Guardian, escribió, "Nuestra propuesta, como gobierno de Guatemala, es abandonar cualquier posición ideológica (ya sea la de prohibición o liberalización) y fomentar el diálogo basado en una aproximación realista – la regulación de las drogas. El consumo de las drogas, la producción y el tráfico debería estar sujeto a un marco mundial de estricta regulación, lo que significa que el consumo y la producción deberían ser legalizados pero dentro de ciertos límites y condiciones. La legalización por lo tanto no significa liberalización sin control".

En el continente americano, la prensa ha estado saturada con la cobertura de las propuesta de regulación, con muchos periodistas -- quienes a menudo se convierten en blanco de ataques por sus informes sobre el crimen organizado-- convencidos de que la regulación, ayudaría a recorrer el largo camino hacia la erradicación de la violencia y la protección de la libertad de expresión. Tan sólo en México, por lo menos 70 periodistas han sido asesinados por la violencia del narcotráfico en los últimos años. El 2011 ha sido catalogado como el año más trágico para la prensa en América Latina en dos décadas. Vea el mapa del Centro Knight sobre los ataques a la prensa en México y Centroamérica.

"Parece que el público se está acercando al punto donde llega a ser creíble decir francamente, que la guerra contra las drogas no está funcionando", dijo Larry Birns, director ejecutivo del Consejo para Asuntos Hemisféricos (COHA, por sus siglas en inglés), citado por el periódico Hawaii Daily News.

El sitio de noticias InSight Crime mapea la posición de cada país sobre el tema de la legalización de las drogas y ofrece el punto de vista de diferentes expertossobre el asunto.

Un análisis de Martín Rodríguez Pellecer para el periódico digital guatemalteco Plaza Pública, señala que la propuesta del presidente de Guatemala ha animado a México, Colombia, Costa Rica y a otros países a explorar la posibilidad de la regulación, lo que sugiere que la propuesta de Pérez Molina ha "puesto a Guatemala en el centro del debate mundial que podría ser sólo el inicio del fin de la guerra contra las drogas".

Mientras Estados Unidos se muestra comprensivo por la difícil situación de los países de América Latina agobiados por la violencia y los problemas sociales ocasionados por el consumo de drogas, continúa oponiéndose vehementemente a cualquier tipo de despenalización, explico el diario The New York Times. El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, también ha rechazado la idea de la legalización, por la preocupación de que aquello "convertiría a la región en el paraíso del consumo de drogas", de acuerdo con el sitio web Prensa Libre. Un editorial del Washington Post se preguntó que si combatiendo a los carteles y disminuyendo los gastos de vigilancia y control aumentarían considerablemente los problemas de salud debido al incremento en el consumo si las drogas fueran legalizadas.

Con respecto a la cobertura del tema en Guatemala, el diario más grande del país, Prensa Libre -- de tendencia conservadora --, al principio fue muy crítico de la propuesta del presidente, expresó Rodríguez Pellecer del sitio de noticias Plaza Pública al Centro Knight para el Periodismo en las Américas. El diario fue más balanceado, mientras que Plaza Pública estaba más a favor de la propuesta, añadiendo que Prensa Libre se volvió menos crítica en estos últimos días. En términos generales, en las columnas de opinión hay una mezcla entre los que están a favor y aquellos que están en contra de la propuesta. La Asociación de Periodistas de Guatemala (APG) ni la Cámara de Periodismo ha tomado una postura, afirmó Rodríguez Pellecer.

Finalmente, agregó Pellecer, que en su opinión la regulación de las drogas al final beneficiaría la labor periodística, ya que "acabaría con gran parte de la violencia".

Otro periodista guatemalteco, Javier Estrada, le dijo al Centro Knight que el tema ha demandado de los medios de comunicación una cobertura bastante amplia y extensa, ya que "existe una necesidad social para conocer el desarrollo y las novedades en torno a la propuesta del Presidente", especialmente dada la "extraordinaria atención de los medios de comunicación nacionales e internacionales". De igual manera afirmó que "la propuesta todavía no ha madurado y por eso me parece que el gremio periodístico todavía no se ha planteado la discusión sobre las implicaciones que tendría la despenalización...de ser aceptada la propuesta, se esperaría que los periodistas, que muchas veces son víctimas de agresiones y amenazas por esos grupos criminales, también percibieran el cambio favorable para su seguridad en el ejercicio profesional.

La cobertura de la noticia en Costa Rica ha sido menos intensa que en Guatemala, Alejandro Delgado Faith, presidente del Instituto de Prensa y Libertad de Expresión (IPLEX), dijo al Knight Center que la legalización por sí sola no ayudará a detener la violencia contra los periodistas, "el consumo seguiría y seguramente los medios deberán denunciar otras dimensiones del fenómeno. El tráfico y el negocio que hay entorno a las drogas es multidimensional y por ello los medios seguirán informando con las consecuencias que ello conlleva", afirmó Delgado.

Jose Rodolfo Ibarra del Colegio de Periodistas de Costa Rica (Colper), dijo que la organización no ha tomado ninguna postura oficial, aunque el presidente del país ha pedido un debate sobre la legalización de las drogas. "Eliminar la penalización del tráfico de drogas no resultaría en el mismo efecto del licor al eliminar la ley seca por sus claros efectos sobre la salud individual y social", expresó Ibarra al Centro Knight. "Muchos periodistas han entregado sus vidas en vano al destapar los entuertos del narcotráfico......no podemos permitir que una idea con intereses no tan claros pueda permear nuestras legislaciones bajo absurdas excusas".

Quizás debido a que el presidente Funes -- periodista de profesión-- se opone a la propuesta, la cobertura en El Salvador ha sido superficial, de acuerdo con Ricardo Vaquerano, editor del periódico digital El Faro. "Los periodistas salvadoreños no hemos incursionado en investigar el fondo del asunto, si tiene sentido la propuesta de Pérez Molina o no", dijo Vaquerano al Centro Knight. "Salvo los columnistas, nadie ha entrado a explorar la posible conveniencia de despenalizar el transporte y la comercialización de las drogas hasta ahora ilícitas", los periodistas salvadoreños en general no se han expresado ni a favor en contra de la propuesta, afirmó.

El meollo del asunto, en lo que se refiere al periodismo, es acerca de la libertad de expresión, dijo Vaquerano. "En El Salvador no existe libertad de prensa ya que hay múltiples factores de presión o disuasión que hacen que los periodistas se autocensuren o que los medios de comunicación se autocensuren al cubrir o informar sobre el tema de las organizaciones del tráfico y distribución de drogas ilegales. Definitivamente, la legalización y regulación de las drogas abre el potencial de que los riesgos y amenazas para las instituciones -incluidos Asamblea Legislativa, jueces y prensa- disminuya, pero no elimina el potencial lucro de contrabandear drogas, aun cuando sean de comercialización legal", afirmó.

Vaquerano añadió que es lamentable que el presidente haya cerrado la puerta para debatir la propuesta cuando todas las demás medidas tradicionales para combatir el narcotráfico han fracasado.

Otras Noticias Relacionadas
» The Washington Post ( Entrevista al presidente de Guatemala, Otto Perez)

Más artículos