texas-moody

Editora ejecutiva del Dallas Morning News habló en ISOJ sobre fomentar la comunidad, la conexión y el cambio a través del periodismo

La periodista Katrice Hardy se mudó recientemente a Texas para convertirse en editora ejecutiva del Dallas Morning News (DMN) después de liderar el equipo IndyStar que ganó un premio Pulitzer en 2021. Hardy estuvo en la edición 23 del Simposio Internacional de Periodismo Online (ISOJ, por sus siglas en inglés) conversando con Kathleen McElroy, directora de la Escuela de Periodismo de la Universidad de Texas en Austin. Allí habló sobre su trabajo y los desafíos del periodismo local en medio de la actual ola de ataques contra periodistas.

Hardy comenzó su charla en ISOJ, realizada el 1 de abril, comentando que en los últimos meses ha experimentado más negatividad y más críticas hacia colegas que nunca en sus 26 años en la profesión. Enumeró casos de amenazas en línea y hostigamiento a empleados del periódico motivados por reportajes que habían hecho. “Es más o menos un ataque a la democracia”, dijo.

Hardy planteó la pregunta de cómo líderes como ella pueden ayudar a proteger a los periodistas que trabajan en las redacciones de las que son responsables.

“En el DMN reforzamos la seguridad y estamos tratando de capacitar a nuestros periodistas sobre cómo navegar en [redes] sociales, cómo protegerse, y también estamos tratando de construir mejores recursos y conexiones con nuestra comunidad”, dijo.

Otra estrategia en este sentido ha sido participar en varios eventos en los que el diario nunca había estado presente.

“Salgo y hablo en iglesias, asisto a galas. Trato de impartir a nuestra comunidad la misión en la que creemos y por qué, ya sea que creas en el contenido que estamos escribiendo o no, lo estamos haciendo por el bien de todos”, dijo.

“Primero la comunidad”

McElroy planteó una pregunta de la audiencia sobre cómo respondería Hardy a “investigaciones recientes que sugieren que el público correlaciona la narrativa con el engaño”. La directora de la Escuela de Periodismo de UT agregó que cuando era una joven periodista se evitaba usar el término “narrativa” o “historia” para referirse a los reportajes, precisamente por eso.

“Pero ahora estamos diciendo activamente ‘oye, lo que hacemos es contar historias con un propósito’”, dijo McElroy.

“Nuestras vidas son historias. Tenemos que ser capaces de conectar la información de manera que nuestra audiencia la lea, contando las historias de las vidas de aquellos que conocemos y de los que no conocemos, arrojando luz sobre aquellos lugares donde las cosas no funcionan pero nadie lo sabe”, respondió Hardy.

“Y de hecho, creo que el arte de contar historias es contar historias factuales. Y entonces tenemos que ser claros nuevamente, volver a ser transparentes, recordándole a la gente nuestro propósito. Nuestra visión en el DMN es inspirar conexión, comunidad y cambio en todo el norte de Texas durante los próximos cien años, pero para hacerlo y ser la fuente de noticias más confiable, creo que debemos recordarles a nuestros lectores eso o cualquiera que sea tu visión”.

McElroy preguntó entonces qué porcentaje de historias sobre la comunidad considera Hardy necesario contar dentro del contenido total de un periódico, considerando que la publicación debe cubrir secciones variadas como deportes, negocios, etcétera.

“Creo que, francamente, la razón por la que muchos de nosotros no nos conectamos con audiencias más grandes es porque no comenzamos primero con la comunidad. Tener reporteros con buenas fuentes comienza estando en la comunidad. Cada gran historia deportiva, cada gran historia empresarial es una historia sobre alguien en su comunidad. (...). Así que les diría que el cien por ciento de lo que hacemos debe comenzar con la comunidad”.

Y eso significa tener reporteros sobre el terreno, no solo por teléfono, agregó McElroy.

“Absolutamente. O en las redes sociales ahora. Ese es un lugar para comenzar. Ahí no es donde terminamos”, dijo Hardy.

Más artículos