texas-moody

En 2012 se presentaron 172 ataques a la prensa en Argentina: Fopea

Un total de 172 ataques a la prensa en 2012 en Argentina registró el Foro de Periodismo Argentino, Fopea, según su Informe 2012 del Monitoreo de Libertad de Expresión en la Argentina que presentó el viernes 22 de marzo. Esta cifra significó un aumento en un 41 por ciento comparada con la cifra del año anterior que fue de 122 ataques.

Uno de los puntos claves del informe fue que debido a la “impunidad de los agresores y la incapacidad de las instancias judiciales de resolver las denuncias”, el principal agresor fue definido como “desconocido” o “anónimo”. No obstante, se identificó que en 21 casos los responsables fueron funcionarios municipales.

De hecho, el informe detectó que el factor más hostil lo representa la actividad política a nivel municipal, provincial y nacional debido a que “existen decenas de funcionarios y politicos que no respetan el ejercicio profesional del periodismo”.

La agresión física y/o psíquica fue el mayor tipo de ataque con un 26 por ciento. A este le siguieron las amenazas, algunas de muerte, con 22 por ciento. Y el 17 por ciento fueron atentados contra la propiedad. Por su parte, noviembre fue el mes en el que se registaron más casos con 22 ataques.

Para el presidente de Fopea, Fabio Ladetto, el aumento de los casos de agresiones a periodistas no solo es alarmante sino que arroja dos conclusiones básicas: “estamos insertos, cada vez más adentro, en una sociedad donde la resolución de las diferencias (incluso de las que ni siquiera llegan a ser conflictos) se resuelve de un modo violento; y el poder tolera, cada vez menos, una actividad periodística profesional que no sea condescendiente, servil ni sometida a intereses políticos o económicos, alejados de la esencia de la profesión, que es la de servir a la sociedad.”

Si desea conocer en detalle el informe, haga click aquí.

Nota del editor: Esta historia fue publicada originalmente en el blog Periodismo en las Américas del Centro Knight, el predecesor de LatAm Journalism Review.

Más artículos