texas-moody

Fiscalía desestima investigar amenazas de muerte contra periodista de investigación peruana Paola Ugaz al tiempo que enfrenta otro proceso legal

Tras recibir dos amenazas de muerte en redes sociales en los últimos seis meses, la periodista de investigación peruana Paola Ugaz supo recientemente que el Ministerio Público no abrirá investigación en ninguno de los dos casos. Además, la periodista es blanco de otra denuncia dentro de una serie de demandas luego de la investigación que realizó sobre el Sodalicio de Vida Cristiana, un grupo eclesiástico de la Iglesia Católica fundado en Perú.

Paola Ugaz

Periodista Paola Ugaz. (Foto: Cortesía)

El 24 de marzo de 2021, un usuario de Twitter la llamó delincuente y dijo que debería ser “fusilada en la Plaza San Martín” por lavar dinero. El usuario tiene 15 seguidores, siendo uno de ellos el actual candidato a la presidencia del Perú, Rafael López Aliaga.

En octubre de 2020, a través de Instagram, un sujeto la llamó izquierdista retrógrada y le dijo que iban a fumigar a todos los rojos, amenazando que se venía la versión peruana del ataque terrorista a la revista satírica francesa Charlie Hebdo.

“En ambos casos la fiscalía ha emitido decisiones lamentables”, dijo Carlos Rivera, abogado de Ugaz, a LatAm Journalism Review (LJR).

Tweet contra Paola Ugaz

Tuit de la reciente amenaza de muerte contra Paola Ugaz.

En entrevista con LJR, Ugaz dijo que tiene una nueva denuncia, esta vez por presunto lavado de activos y enriquecimiento ilícito. A finales de enero de 2021, el equipo especial de la fiscalía que investiga los casos de corrupción de funcionarios del escándalo regional Lava Jato aceptó la denuncia de Luciano Revoredo, director del portal conservador La Abeja, y empezó la investigación contra la periodista.

La demanda de Revoredo se dio a partir de las publicaciones de Expreso, Willax TV, La Abeja y La Razón, en las que señalan que Ugaz se habría enriquecido luego de trabajar en la Municipalidad de Lima cuando Susana Villarán era alcaldesa. Villarán, quien tiene prisión preventiva, también viene siendo investigada por el equipo especial de la fiscalía que ve el caso Lava Jato, por el presunto delito de enriquecimiento ilícito.

LJR intentó comunicarse con el equipo especial de la fiscalía a cargo de la investigación de Ugaz, pero no recibió respuesta antes del cierre de esta nota.

En 2013, yo trabajé como adscrita de la gerencia municipal de comunicaciones, adscrita de donde habían más de 150 personas”, dijo Ugaz en su defensa.

“Por mi expertise en social media, creé el área de social media dentro de Comunicaciones. O sea, algo de social media manejo para que me hayan llamado”, dijo Ugaz. “Me llamaron [de la Municipalidad] para mejorar las comunicaciones en ese lado, pues sabían que no andaban bien, estando en plena campaña de revocatoria [de Villarán]. Pero fue basado en mi expertise profesional, yo nunca manejé un sol de nada”.

El periodista Phillip Butters, de Willax TV, dijo a LJR que Ugaz nunca ha querido darle una entrevista sobre el presunto caso de enriquecimiento ilícito y lavado de activos.

Desgraciadamente, la señora Ugaz no asume su responsabilidad, y sería fabuloso que nos diera una entrevista con todas las seguridades y tranquilidad del caso, donde ella quiera, en el momento que quiera y en las condiciones que quiera. Evidentemente la entrevista se graba y se le hacen las preguntas y ella tiene que responder. Pero no, la señora Ugaz solamente hace declaraciones en lugares en donde nadie le hace repreguntas”.

Por su parte, Ugaz dijo que el programa de Butters “jamás” le ha pedido una entrevista para dar sus descargos.

Butters reiteró quela señora [Ugaz] no está sujeta a ningún tipo de acoso mediático, ni periodístico, ni judicial y fiscal”.

Esta es la segunda denuncia de Revoredo, de La Abeja, contra Ugaz. En 2020, Revoredo la demandó a partir de unas entrevistas públicas en las que ella dijo que su portal era difamatorio. El caso sigue en curso.

En varios de sus editoriales, La Abeja menciona a Ugaz. Una de ellas hace alusión al libro que Ugaz publicó con el periodista Pedro Salinas en 2015, “Mitad monjes, mitad soldados”. Este libro reúne testimonios sobre abusos sexuales a menores que habrían sido cometidos por miembros del Sodalicio años atrás.

De acuerdo con el abogado de Ugaz, desde 2018, La Abeja ha emprendido una “campaña de demolición y ataque” contra la periodista cuando fue denunciada por el Arzobispo de Piura, José Antonio Eguren.

En 2018, el arzobispo la querelló por difamación agravada. Eguren, de la orden católica Sodalicio de Vida Cristiana, la demandó por una serie de tuits que ella publicó cuando el Papa Francisco visitó Perú y a causa de un documental de Al Jazeera sobre las actividades comerciales del Sodalicio, en el que Ugaz participó. La demanda fue retirada por el religioso meses después.

Ese mismo año y también a raíz del documental, el entonces gerente general de la Inmobiliaria Miraflores Perú, Carlos Gómez de la Torre, denunció a Ugaz por difamación. Según dijo Ugaz previamente, la compañía de bienes raíces está vinculada al Sodalicio.  El caso sigue en curso y sin sentencia, de acuerdo con el abogado de la periodista.

Revoredo ha negado que su demanda contra Ugaz haya sido a causa de sus investigaciones del Sodalicio.

Ugaz dijo que el acoso judicial que vive en los últimos años es aún más incisivo por ser mujer. Sin embargo, su mejor estrategia ante esta situación, señaló, es su trayectoria periodística.

“Estoy especializada en formar equipos y en armar redacciones digitales… he sido editora general del blog la Mula cuando ganó sus premios en el 2011, he sido fundadora de IDL-Reporteros. Mi estrategia es mi currículum profesional”, dijo Ugaz.

Más artículos