texas-moody

Periodistas de Chile, Argentina y México reciben premios en el festival García Márquez

Entusiastas por las motocicletas, vaqueros, casas lujosas y las palabras de los políticos y otras figuras públicas. Estos fueron los énfasis de los proyectos periodísticos reconocidos el 30 de septiembre en el Festival del Premio Gabriel García Márquez en la ciudad de Medellín, Colombia.

Los ganadores de los Premios de Periodismo Gabriel García Márquez (GGM) en las categorías de texto, imagen, cobertura e innovación fueron entregados a periodistas de Chile, Argentina y México.

El chileno Tomás Munita ganó en la categoría de imagen por su serie fotográfica “Vaqueros extremos” publicado en National Geographic en español. El proyecto sigue una familia de vaqueros conocidos como “bagualeros” que capturan reses silvestres en una región remota de la Patagonia chilena. El premio, dijo que el ensayo fotográfico “dispone de un estilo narrativo que remite a grandes tradicionales de la pintura paisajista”.

El premio en la categoría de texto fue otorgado al periodista argentino Javier Sinay por “Rápido, furioso, muerto”, que fue publicado en la revista Rolling Stone Argentina. Sinay utiliza la historia de un adolescente, quien fue muerto cuando intentó robarle la motocicleta a un oficial de policía fuera de servicio, para exponer “una realidad de los barrios de la periferia, donde tener dos ruedas es tener algo en la vida”, como se lee en la historia.

El jurado destacó de esta pieza “la energía en la escritura y la calidad de la reportería para reunir, como haría un novelista, información significativa sobre la vida de un barrio”, dijo el premio.

En la categoría de innovación de nuevo periodistas argentinos ganaron con el reconocimiento hecho al equipo de Chequeado, liderado por Laura Zommer. Chequeado fue fundado como un medio digital no partidario y sin fines de lucro que verifica las declaraciones de los políticos, economistas, empresarios, personas públicas, medios de comunicación, entre otros. A menudo utiliza la ayuda de ciudadanos para realizar su trabajo.

“El hecho de que hoy existan varias versiones inspiradas en Chequeado en todo el continente ratifica que es un proyecto de éxito e interés para la comunidad de medios de comunicación y la sociedad en general”, dijo el premio.

El equipo de Rafael Cabrera, Daniel Lizárraga, Sebastián Barragán, Irving Huerta y Carmen Aristegui se llevó a casa el premio a la cobertura por su investigación especial “La Casa Blanca de Enrique Peña Nieto” que fue publicado en noviembre de 2014 en el sitio de noticias mexicano Aristegui Noticias. En el artículo, el equipo de periodistas reveló “que el presidente de México [Enrique Peña Nieto] y su familia vivían en una lujosa casa financiada por un contratista de su Gobierno”, según el premio.

El artículo tuvo repercusiones para el presidente y su familia. Y como un artículo de Aristegui Noticias apunta, también tuvo graves consecuencias para los periodistas que trabajaron en el proyecto. Los periodistas Aristegui, Lizárraga y Huerta fueron despedidos del grupo de radio MVS en marzo 2015 donde trabajaban para el equipo de investigaciones especiales para el programa de radio matutino de Aristegui. Radio MVS atribuyó los despidos a diferentes razones (incluyendo el trabajo de un reportero con Méxicoleaks), pero algunos señalaron vínculos con el reportaje sobre “la Casa Blanca” y otras. En julio, un tribunal federal desestimó un recurso de amparo solicitado por Aristegui. En la conferencia de esta semana, Aristegui dijo que denunciará al Estado Mexicano ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos por denegación de justicia.

El premio también honró Mauricio Sáenz Barrera con el Reconocimiento Clemente Manuel Zabala, un premio otorgado a un editor colombiano “que sea ejemplar como periodista, formador y ciudadano”.

Sáenz Barrera, jefe de redacción de la revista Semana, “es en síntesis un profesional cabal y un ciudadano ejemplar en constante búsqueda de la calidad periodística. Sin duda, un faro para el periodismo colombiano y un maestro para los jóvenes que se embarcan en el mejor oficio del mundo”, según el premio.

En julio, la organización anunció que la periodista y editora brasileña Dorrit Harazim ganó el Reconocimiento a la Excelencia. Harazim ha trabajado en el periodismo por 50 años y ayudó a fundar y editar las revistas Veja y Piauí.

El consejo premios destacó la capacidad del Harazim para “encontrar ángulos y aspectos que otros periodistas dejan pasar y para transportar al lector hacia minuciosos e interesantes detalles.”

El último día del festiva es el 1 de octubre. Consulte al Centro Knight para mayor cobertura de los eventos del festival.

Nota del editor: Esta historia fue publicada originalmente en el blog Periodismo en las Américas del Centro Knight, el predecesor de LatAm Journalism Review.

Más artículos