texas-moody

Periodistas venezolanos sufren detenciones arbitrarias y prohibiciones para salir del país

  • By Guest
  • 26 September, 2018

Por Teresa Mioli y Paola Nalvarte

Las detenciones arbitrarias y la anulación y retención de pasaportes pertenecientes a dos periodistas venezolanos de alto perfil marcaron a septiembre como un mes más de numerosas agresiones contra la prensa en el país.

Veinticinco periodistas han sido detenidos de manera arbitraria en 2018, de acuerdo con Mariaengracia Chirinos del Instituto de Prensa y Sociedad (IPYS) de Venezuela.

“La mayoría de ellos [ocurrieron] durante la cobertura de protestas o asuntos comunitarios por funcionarios policiales y militares”, dijo Chirinos al Centro Knight.

Además, dos periodistas fueron prohibidos de salir del país este mes; al primero le dijeron que su pasaporte había sido cancelado y al segundo le informaron que tenía restricciones para salir del país.

Al periodista Isnardo Bravo lo retuvieron por cinco horas en el Aeropuerto Maiquetía, en las oficinas del Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería (Saime). Posteriormente fue trasladado a la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), donde fue interrogado y pasó otras tres horas detenido, informó IPYS Venezuela.

Esto sucedió el 24 de septiembre cuando Bravo se disponía a llevar a una de sus hijas a Miami, EE.UU., por invitación de su hermana, dijo el periodista a los medios tras su liberación. Le retuvieron el pasaporte durante su detención y le informaron que tenía prohibición de salida del país desde febrero por la investigación del caso del piloto Óscar Pérez, dijo Bravo. Su hija fue entregada a su esposa quien aún seguía en el aeropuerto cuando Bravo fue detenido.

Al ser liberado, le devolvieron su pasaporte, le indicaron que no tenía ninguna otra cita adicional y que se le había levantado la restricción de salida del país, informó NotiVenezuela. Bravo declaró que los agentes de la Dgcim le hicieron firmar un documento en el cual se le prohíbe informar o declarar cualquier información relacionada a Pérez, un piloto rebelde que fue asesinado por las fuerzas armadas, reportó NotiVenezuela.

A principios de este mes, el 6 de septiembre, al periodista Nelson Bocaranda le quitaron su pasaporte los agentes del Saime en el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar, quienes dijeron que aparecía anulado en el sistema. Sin embargo, Bocaranda contó vía Twitter que su pasaporte tenía una prórroga válida hasta 2020. Al día siguiente, el periodista escribió que le informaron que lo ocurrido habría sido una falla en el sistema.

Bocaranda publicó que interpuso una denuncia ante el Saime, la Fiscalía General y la Defensoría del Pueblo el 20 de septiembre “por el decomiso ilegal” de su pasaporte.

Adicionalmente a los problemas ocurridos con los pasaportes, hubo periodistas que fueron detenidos este mes mientras realizaban su labor periodística.

Recientemente, Rey Mozo Zambrano, periodista del sitio Efecto Cocuyo, fue detenido en La Guaira el 25 de septiembre mientras reporteaba sobre la fila de pacientes venezolanos que esperaban su turno para ser atendidos en un buque hospital chino, de acuerdo con el sitio para el cual trabaja. Se le acercaron oficiales de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), quienes lo condujeron a sus oficinas y en donde fue interrogado “cinco veces por cinco oficiales diferentes”, según le informó el periodista a Efecto Cocuyo.

Le dijeron que necesitaba una credencial del gobierno para realizar una cobertura, que su intención era “desinformar” y que debía consultar el canal estatal VTV si quería información del buque, reportó Efecto Cocuyo.

Sigo haciendo mi trabajo, no me van a intimidar. Que viva la prensa independiente de este país”, dijo Mozo vía Twitter luego de su liberación.

El 14 de septiembre, una periodista argentina y dos periodistas británicos fueron detenidos durante ocho horas por el servicio de inteligencia cuando hacían un reportaje en la frontera de Venezuela con Colombia, conforme a AFP y SNTP Venezuela.

IPYS también registró otras dos detenciones arbitrarias durante los primeros días de septiembre.

El 8 de septiembre, en el Estado de Amazonas, fue detenido por cuatro horas un grupo de periodistas de El Nacional Web por parte de la Guardia Nacional Bolivariana cuando se dirigían a cubrir la crecida del río Orinoco, de acuerdo con IPYS.

Dos días después, en Monagas, los periodistas del diario El Periódico fueron detenidos por una hora por los agentes de la Policía de Caracas cuando realizaban un reportaje en el mercado municipal de Maturín.

Respecto a las detenciones, IPYS señaló que estas prácticas discrecionales de miembros de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana son contrarias al espíritu de la Constitución y a los principios del Sistema Interamericano de Derechos Humanos. Los artículos 57 y 58 de la Constitución venezolana, continuó el Instituto, protegen y garantizan el derecho a la libertad de expresión y el acceso a la información de interés público.

More Articles