texas-moody

Policías venezolanos golpean, humillan y desnudan a una periodista; alegaron que estaban “muy estresados”

Por Yenibel Ruiz

Agentes del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) detuvieron a una periodista y a un reportero gráfico en medio de agresiones físicas, verbales, humillaciones y vejaciones cuando estos cubrían el traslado de unos presos de alta peligrosidad por parte del CICPC el pasado 19 de junio.

La periodista Beatriz Lara y el reportero gráfico Alfredo Paradas, ambos del diario El Aragueño, fueron acusados por los funcionarios de querer facilitar la fuga de estos presos razón por la que no solo fueron detenidos, sino golpeados, humillados y vejados. A Lara la obligaron a desnudarse para revisar que no llevara armas, informó el Instituto Prensa y Sociedad (IPYS) Venezuela.

“Me tomaron por el cabello y golpeaban mi frente contra la pared, fui obligada a colocarme en cuclillas para revisar mis  partes íntimas y corroborar que no tenía un arma, me esposaron junto a mi compañero en un poste luego [de] que le quitaron a una detenida las esposas. Solo nos quedó orar”, dijo Lara en conversación con IPYS.

El periodista José Luis Camejo, de Globovisión, fue testigo de la detención de los comunicadores y al preguntar sobre la irregularidad de los hechos, fue amenazado con ser detenido también. Camejo de hecho fue retenido en su vehículo, informaron IPYS y Espacio Público.

Tras horas de detención, los periodistas fueron liberados. Los funcionarios pidieron disculpas por lo ocurrido y aseguraron “estar muy tensos y el subinspector estresado”, informó IPYS.

Los comunicadores además de conspirar para fuga de reos, fueron acusados de obstrucción a la justicia y resistencia a la autoridad. Dichos cargos fueron desestimados luego de su liberación, informó El Carabobeño.

El Colegio Nacional de Periodistas (CNP), seccional Aragua, exigió “la activación inmediata de la Fiscalía Superior del estado Aragua, la Defensoría del Pueblo y todas las instancias de protección a la mujer para que se inicie una investigación sobre estos hechos que delatan la descomposición moral de algunos integrantes de los cuerpos se seguridad del estado”.

El CNP pidió que estos funcionarios fueran sancionados con todo el peso de la ley, ya que su actuación “vulneran los derechos fundamentales del ser humano”. “No podemos permitir que hechos tan aberrantes como estos se conviertan en el pan de cada día de los periodistas que salen a la calle a cumplir con su deber de informar”, agregó el comunicado.

La ONG Espacio Público también condenó los hechos “a todas luces violatorios de los Derechos Humanos” y solicitó “emprender un proceso de investigación para determinar quiénes son los responsables de las agresiones en contra de los periodistas, y además sancionar a los involucrados”.

La Secretaría del Poder Popular Popular para los Asuntos de la Mujer e Igualdad de Género “activó los mecanismos necesarios” para ofrecer atención a la periodista y al fotógrafo del diario, informó El Aragueño. El periódico también informó que el caso fue denunciado ante la Fiscalía 20 del estado, y que la periodista está recibiendo asesoría legal y psicológica.

IPYS Venezuela y el CNP, seccional Aragua, denunciaron que el hecho constituye la segunda agresión a un comunicador social en la misma región en lo que va del año.

Nota del editor: Esta historia fue publicada originalmente en el blog Periodismo en las Américas del Centro Knight, el predecesor de LatAm Journalism Review.

Más artículos