texas-moody

Red de Protección de Periodistas y Comunicadores ofrece herramienta en línea para denunciar ataques y amenazas en Brasil

En vísperas de una campaña electoral que se prevé peligrosa para la prensa en Brasil, dos organizaciones no gubernamentales crearon una red para visibilizar las violaciones contra el trabajo de periodistas y comunicadores en Brasil.

El 31 de agosto, el Instituto Vladimir Herzog (IVH) y la ONG Artículo 19 lanzaron la Red Nacional de Protección de Periodistas y Comunicadores. Fruto de una articulación de tres años, la red cuenta con una herramienta en línea para denunciar ataques a periodistas y comunicadores como resultado de sus actividades profesionales. Una vez recibidas las denuncias, el primer paso será dar visibilidad a las quejas.

 

A rede é a primeira a estruturar um canal de denúncias e acompanhamento de casos de violações para todos os profissionais de imprensa e outros comunicadores do Brasil

La red es la primera en estructurar un canal de denuncia y acompañamiento de casos de violaciones para todos los profesionales de la prensa y otros comunicadores en Brasil.

 

 

“En nuestra experiencia conocemos casos concretos de amenazas a periodistas y comunicadores. Y el simple hecho de que este episodio fuera registrado por la prensa, de que fuera denunciado, intimidó al agresor y no hizo una nueva amenaza o no cumplió con esta amenaza a través de una agresión”, dijo a LatAm Journalism Review (LJR) el coordinador de periodismo y libertad de expresión del IVH, Giuliano Galli.

Paralelamente, la red también brindará apoyo psicológico y legal a periodistas y comunicadores víctimas de amenazas y agresiones. Los casos más graves serán remitidos a las autoridades policiales.

Giuliano Galli de Brasil

Giuliano Galli: “A pesar de que los números de violaciones son muy altos, hay un subregistro muy grande”. (Foto: Cortesía)

“En el mediano y largo plazo, nuestra intención con esta herramienta es [también] tener una mejor idea de cómo se retratan las violaciones a la libertad de expresión en Brasil. Porque, a pesar de que los números son muy altos, y año tras año este escenario empeora cada vez más, también sabemos que hay un subregistro muy grande”, dijo Galli.

Para disminuir el subregistro, la red se estructuró a partir de varias otras redes y organizaciones sectoriales o locales, con representación en los 26 estados y el Distrito Federal. Estos articuladores también tienen la misión de buscar activamente casos, además de los que se encuentran formalmente registrados en el sitio.

“[Casos] de violaciones que nunca se detuvieron y nunca se interrumpieron. De periodistas y comunicadores que están allí constantemente amenazados, teniendo que producir [para] sus medios [mientras] sufren algún tipo de restricción a su libertad de expresión. [...] Vamos a tener que hacer este trabajo de ir tras él”, agregó Galli.

Para ello, el IVH tiene una alianza con Artículo 19, una ONG internacional que trabaja para promover y proteger la libertad de expresión. En casi diez años de operación en Brasil, la ONG ya ha actuado en cientos de casos de violaciones, lo que le da experiencia técnica en la protección de periodistas y comunicadores, además de una amplia red de contactos con organismos públicos y privados.

Giuliano Galli: ‘Apesar de o número de violações serem o altos, há uma subnotificação muito grande’. Foto: cortesia

Thiago Firbida: “Ninguna organización individual es capaz de manejar todos los casos que se presentan en todo el país”. (Foto: Senado)

“De hecho, ya existen varias organizaciones y asociaciones que realizan un proceso de apoyo a comunicadores en riesgo. Ahora, lo importante de una red como esta es articular estas iniciativas, porque lo que pasa es que ninguna organización individual es capaz de manejar todos los casos que se presentan en todo el país”, dijo a LJR Thiago Firbida, coordinador de protección a periodistas de Artículo 19 en América del Sur. “En el campo de activistas de derechos humanos, tenemos varias redes en Brasil desde hace muchos años, pero en el campo de los comunicadores todavía no teníamos una red amplia que reuniera todos los perfiles”.

Por tal razón, la red busca englobar no solo a los periodistas profesionales que trabajan en un medio de comunicación tradicional, sino también a los comunicadores populares de las favelas, locutores, blogueros y otros perfiles que laboran en el ámbito de la comunicación, brindando información y contenidos para la población.

“En el Brasil de hoy, hay una serie de comunicadores que son cada vez más relevantes y capaces de dialogar con un número cada vez mayor de personas, y tienen repercusión, y sin embargo hacen estos medios, esos blogs, podcasts, redes de transmisión de WhatsApp de una manera muy intuitiva, incluso amateur. Porque, en ningún momento de su carrera, tuvieron ningún tipo de formación en comunicación, ni en periodismo”, dijo Galli.

Por lo tanto, además del canal de registro y envío de denuncias de amenazas, la red también promoverá cursos de capacitación y protección para periodistas y comunicadores en Brasil, cubriendo seguridad en línea, seguridad física e intercambio de experiencias. También coordinará campañas y capacitaciones específicas relacionadas con situaciones donde el riesgo de cobertura es mayor, como elecciones, conflictos agrarios y violencia policial.

“Y en esta elección [de 2022] específicamente, tenemos todos los elementos para creer que va a ser muy peligrosa en ese sentido. Muy violenta, pensando en la cobertura de noticias. Entonces, nuestra misión es entrar en un gran ciclo de promoción, hasta fin de año. Para realizar estas actividades formativas, que también son actividades de difusión”, dijo Galli. “Pero para el próximo año, el objetivo es que nos consolidemos mínimamente como una iniciativa con la que la gente puede contar y a la que acudir en casos de violación”.

 

*Este artículo fue escrito originalmente en portugués y fue traducido por Silvia Higuera.

Más artículos