texas-moody

En Paraguay reportero y directora de diario corren riesgo de prisión por denuncia de exviceministra

El 16 de septiembre serán juzgados la directora del diario paraguayo ABC Color, Natalia Zuccolillo, y el periodista Juan Carlos Lezcano, quienes podrían ser condenados a prisión y al pago de una multa de US 1,4 millones de dólares. El juicio alertó a organizaciones y defensores de la libertad de prensa.

La demanda por calumnia y difamación fue presentada por la exviceministra de Hacienda, Martha González Ayala, quien se desempeñó durante la presidencia de Horacio Cartes Jara. Entre marzo y abril de 2019, ABC Color reveló que González Ayala contrató a una empresa de la que era directora para la implementación de un nuevo sistema tributario.

“El hecho de ser sometido a un proceso del cual puede derivar pena o sanción, promovido por personas vinculadas con el poder político y económico, provocan en la realidad una forma coercitiva de censurar la labor de los hombres de prensa y, en mi caso en particular, me genera angustia, porque por un lado tengo bien claro mis valores y convicciones como periodista, pero por el otro no puedo dejar de considerar que me enfrento a personas a quienes he criticado y expuesto ante la opinión pública en un escenario donde no veo que exista igualdad de condiciones”, dijo Lezcano a LatAm Journalism Review.

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) lamentó que “en Paraguay todavía se violen los principios internacionales de libertad de prensa al perseguir a periodistas con penas de cárcel por informar e investigar sobre irregularidades cometidas por funcionario públicos”.

“Vamos a seguir este caso. La Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) decidió que el derecho penal no es compatible con la Convención Americana cuando está en juego el interés público y en especial en casos de presunta corrupción”, escribió en Twitter Edison Lanza, Relator Especial para a Libertad de Expresión de la CIDH.

Según ABC Color, “la demanda entablada por González es por haber denunciado [el diario] presuntas irregularidades en su gestión al frente de la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET) y las publicaciones estaban basadas en datos públicos de [La Dirección General de] Contrataciones Públicas [del Ministerio de Hacienda] y denuncias ciudadanas sustentadas con documentos”.

“Me deja en claro que evidentemente el trabajo que estamos haciendo genera molestias en la algunos sectores políticos y económicos. Esto es positivo, porque al fin del día los periodistas no debemos al ciudadano común que sufre las consecuencias de las acciones de quienes están molestos por nuestras denuncias y no estamos para ser amigos. Me deja en claro que es un camino por el que hay que seguir”, comentó Lezcano.

No es la primera vez que el periodista paraguayo ha sido víctima de un intento de coacción por su labor investigadora. El año pasado, un senador lo demandó por calumnia y difamación luego de que Lezcano revelara que el político había participado en un intento de soborno para interrumpir la investigación del reportaje. El periodista estaba investigando supuestas irregularidades en una licitación reciente que favoreció a un proveedor del gobierno. Además de la demanda, el senador también inició una campaña de ataques virtuales contra el periodista, incluyendo amenazas de agresión.

“En ambos procesos penales por los que he sido acusado penalmente y próximamente seré sometido a juicio oral y público, se relacionan con publicaciones vinculadas a hechos de interés colectivo que involucran a personas o figuras públicas (específicamente un ex Senador de la Nación y una ex Viceministra de Tributación)”, dijo el periodista. “Si bien tengo la consciencia tranquila porque la libertad no me le van a quitar solo amenazándome con mandarme preso cual criminal por hacer periodismo; tengo que reconocer que genera preocupación y angustia al ver a nuestros seres queridos preocupados por la situación”.

 

Este artículo fue escrito originalmente en inglés y traducido por Paola Nalvarte.

Más artículos