texas-moody

Seis días después de su lanzamiento, nuevo medio investigativo en Ecuador recibe amenazas de muerte

  • Por Guest
  • 18 octubre, 2013

Por Alejandro Martínez

El lanzamiento del sitio de noticias Plan V fue rápido – casi tan rápido como las primeras amenazas que recibió.

En junio, ante el sorpresivo cierre de la revista investigativa Vanguardia en Ecuador – una de las pocas publicaciones en mantener una voz crítica durante los últimos años del gobierno del presidente Rafael Correa – el editor en jefe Juan Carlos Calderón y su equipo acordaron mantenerse juntos para comenzar un nuevo medio.

Para el 20 de septiembre la nueva publicación ya estaba en línea, y las presiones no tardaron en llegar. El 26 de septiembre Calderón recibió la primera amenaza de muerte dentro del nuevo medio, la cual llegó en forma de un mensaje de texto que le advertía no seguir con su investigación de supuesta corrupción en el manejo de reaseguros por parte de algunas empresas estatales.

Cuatro días después, el asesor de un empresario de seguros le advirtió a Calderón que podían matarlo por cubrir ese tema, informó la organización Fundamedios. La semana pasada, dos personas visitaron su domicilio y preguntaron a un guardia si la casa estaba en venta.

“Se acercaron hasta la urbanización y preguntaron directamente a la guardianía si es que estoy vendiendo mi casa. Lo cual considero también una advertencia, pues mi casa no está en venta y fue por la única por la cual preguntaron”, Calderón dijo a Fundamedios.

Calderón denunció las amenazas y al poco tiempo el ministro del interior José Serrano se comunicó con el periodista para ofrecerle protección. Agentes de la policía actualmente custodian el domicilio de Calderón y el Ministerio Público está investigando las amenazas, informó Fundamedios.

"Es la primera vez que presenté una denuncia formal en mi vida periodística (de 25 años)", Calderón dijo a la agencia de noticias AFP.

Nace Plan V

Calderón y su equipo lanzaron Plan V tres meses después de que los directores de Vanguardia súbitamente decidieron cerrar la revista, citando la aprobación de la controversial ley de comunicación del país como el motivo.

Los periodistas de Vanguardia se quedaron sin trabajo de un día para otro, pero no perdieron el tiempo. El equipo buscó la ayuda de Fundamedios, quienes les ofreció un espacio a los periodistas para que continuaran con sus investigaciones pendientes y los ayudó a encontrar una nueva sede para su nuevo proyecto.

Con la ayuda de aportes pequeños que los ayudarán a llegar al fin de año, los periodistas lanzaron al aire la nueva publicación digital y la bautizaron Plan V, en honor a la revista caída y por las connotaciones optimistas de la letra.

“Plan V puede ser Un Plan Vivo, un Plan Victorioso, un Plan Vigoroso”, dijo el director de Fundamedios César Ricaurte al Centro Knight para el Periodismo en las Américas, quien sigue apoyando al nuevo medio durante sus primeros pasos.

Ricaurte opinó que las amenazas que Plan V enfrenta a tan poco tiempo de haber salido al aire son el resultado de su intención por continuar con la misión de Vanguardia: dedicarse a investigar temas de corrupción pública. Y en la actual coyuntura política de Ecuador, dijo, es justo lo que el país necesita.

“Plan V es un bebé que ha nacido para refrescar el ambiente periodístico ecuatoriano y darle algo de la vitalidad que los ataques continuos del poder le han quitado”, aseguró Ricaurte. “La pregunta es si dejaran que este pequeño niño tenga oxígeno y respire o si el poder tratará de ahogarlo rápidamente”.

Nota del editor: Esta historia fue publicada originalmente en el blog Periodismo en las Américas del Centro Knight, el predecesor de LatAm Journalism Review.

Más artículos