texas-moody

En vísperas de elecciones municipales brasileñas, se multiplican intentos por prohibir divulgación de encuestas electorales

Por Isabela Fraga

Los dos casos recientes en los que el Tribunal Electoral intentó prohibirle a los periódicos la publicación de encuestas de intención de voto han tomado rumbos diferentes, informó el diario O Globo: en Fortaleza (Ceará) un juez había suspendido la publicación de una encuesta contratada por el diario O Povo, pero una decisión del Tribunal Regional Electoral (TRE) permitió su divulgación, en Curitiba (Paraná), la solicitud de uno de los candidatos a la alcaldía fue aceptada por el TRE y la publicación de una encuesta sobre las elecciones municipales fue suspendida.

Según el diario O Povo, dos candidatos a la alcaldía de Fortaleza (Inácio de Arruda, del PCdoB y Renato Roseno, del PSOL) le solicitaron al TRE suspender la encuesta de intención de voto en la ciudad, realizada por Datafolha, argumentando que no habían sido incluidos en las simulaciones de escenarios para la segunda vuelta. En respuesta, Datafolha dijo que ese modelo de encuesta, realizado durante 29 años, tiene en cuenta a los candidatos que posibilidades reales de disputar la segunda vuelta, informó el diario Estado de São Paulo.

Las decisiones judiciales que acataron los solicitudes de los candidatos de impedir la publicación de la encuesta fueron anuladas en la tarde del martes 11 de septiembre y la encuesta fue publicada al día siguiente. Las elecciones para alcaldes y concejales de las ciudades brasileñas se celebrarán el 7 de octubre.

En Curitiba, el resultado fue diferente. La solicitud de Gustavo Fruet (PDT), candidato a la alcaldía, fue negada por el Tribunal Electoral de Paraná, pero el político apeló y logró impedir la publicación de la encuesta, también realizada por Datafolha, informó Folha de São Paulo.

El argumento del candidato para impedir la divulgación del sondeo electoral fue que Datafolha no especificó el público que entrevistó, informó G1. Según el portal Terra, el juez que aceptó la petición de Fruet dijo que la ausencia de datos relacionados con el nivel de escolaridad y el nivel económico de los encuestados, "imposibilita la verificación de una eventual irregularidad, lo que vicia la integridad de la encuesta, y por lo consiguiente, no autorizo su divulgación".

En un comunicado, la Asociación Nacional de Diarios (ANJ) repudió el intento de la Justicia Electoral de impedir la publicación de la encuesta en Fortaleza, afirmando que acciones de ese tipo "caracterizan la adopción de censura previa". La opinión del ANJ fue compartida por la Asociación Brasileña de Periodismo Investigativo (Abraji), quien además, también en un comunicado, afirmó que "prohibir la publicación de encuestas [...] restringe el derecho del elector a la información".

Además de Fortaleza y Curitiba, los casos de suspensión de publicación de encuestas electorales, ocurrieron también en otras ciudades. En Campo Grande (Mato Grosso del Sur), la Policía Federal allanó la redacción de un diario para impedir la divulgación de una encuesta. En agosto, en la ciudad de Londrina (Paraná), el TRE embargó la divulgación de una encuesta electoral realizada por Ibope, según el periódico Gazeta do Povo. Y, el 4 de septiembre Ibope interrumpió un sondeo que estaba realizando en la ciudad de João Pessoa (Paraíba) por supuestas irregularidades, informó G1.

Nota del editor: Esta historia fue publicada originalmente en el blog Periodismo en las Américas del Centro Knight, el predecesor de LatAm Journalism Review.

Más artículos