texas-moody

FLIP reporta 158 agresiones contra periodistas en Colombia durante 2012

En el marco de la celebración del Día del Periodista en Colombia, que tuvo lugar el pasado sabado 9 de febrero, la Fundación para la Libertad de Prensa, FLIP, publicó su informe “De las balas a los expedientes. Informe sobre el estado de la libertad de prensa en Colombia durante 2012”.

La FLIP llamó la atención sobre las 158 agresiones directas contra periodistas en el ejercicio de su oficio que se presentaron en el país en 2012. Estas agresiones incluyen la muerte del periodista Guillermo Quiroz, por la que un policía fue acusado de homicidio culposo, la amenaza colectiva a 10 periodistas en Santa Marta (norte del país), el exilio de un comunicador y el desplazamiento forzado de seis reporteros.

Aunque para la FLIP la situación en Colombia no es tan delicada como la de otras regiones como México, Honduras o Brasil, afirmó que el país continúa siendo uno de los más peligrosos para el periodismo, especialmente en las regiones.

Esta situación se agrava por los alto índices de impunidad en las investigaciones. En 2012 dos casos prescribieron, es decir, que el tiempo para realizar las investigaciones terminó. Esto significó que de los 144 casos de periodistas asesinados desde 1977, ya 59 prescribieron.

No obstante, la organización reconoció los avances en casos como el de la agresión y abuso sexual contra la periodista Jineth Bedoya, el cual fue declarado crimen de lesa humanidad (que no prescribe), y en los de Orlando Sierra y Jaime Garzón, ambos asesinados y cuyos casos se encuentran en etapa de juicio.

El caso del periodista Luis Agustín González, condenado por el delito de injuria tras la publicación de una editorial, fue el caso más visible del aumento del acoso judicial hacia periodistas.

Por su parte, la Federación Colombiana de Periodistas, Fecolper, también presentó su informe que aunque reportó 135 agresiones, coincidió con la FLIP en cuanto a los obstáculos que más afectan a los periodistas del país como el acoso judicial, la violencia por parte de grupos armados y la impunidad, entre otros.

Durante la celebración también llamó la atención uno de los trabajos periodísticos premiados por el Círculo de Periodistas de Bogotá el cual mostró cómo algunos reporteros de la ciudad de Cali (suroccidente del país) deben sobrevivir vendiendo pauta debido a que no reciben sueldo. Escuche el trabajo “Periodismo prepago, fletado e indigno” de la emisora RCN.

Si desea leer el informe completo de la FLIP, haga click aquí.

Nota del editor: Esta historia fue publicada originalmente en el blog Periodismo en las Américas del Centro Knight, el predecesor de LatAm Journalism Review.

Más artículos