texas-moody

Juez exime de responsabilidad a policía por cegar a fotógrafo brasileño, dice que es culpa del propio periodista

En una decisión que ha sido fuertemente criticada por organizaciones de defensa de la libertad de prensa, los tribunales brasileños consideraron a un fotógrafo “culpable” por haber sido herido por una bala de goma disparada mientras cubría las protestas que vivió el país en 2013.

Sérgio Silva fue golpeado en el ojo izquierdo el 13 de junio de ese año, y quedó ciego de ese ojo como consecuencia de la lesión. Ese mismo día, al menos otros seis periodistas fueron alcanzados por balas de goma, incluyendo la periodista Giuliana Vallone, TV Folha, quien también fue herida en su rostro.

El juez Olavo Zampol Júnior negó la petición de indemnización hecha por Silva en contra del estado de São Paulo y afirmó que “al colocarse en la línea de confrontación entre la policía y los manifestantes [el fotoperiodista] voluntaria y conscientemente asumió el riesgo de ser blanco de alguno de los grupos enfrentados”, informó el sitio Consultor Jurídico. Silva también tendrá que pagar 2.000 Reales (cerca de US 624 dólares) relacionados con el costo del proceso.

El fotógrafo publicó un video en Facebook repudiando la decisión judicial.

“Soy una víctima, jamás el culpable”, dijo.

Hizo hincapié en que la policía militar reconoció haber disparado más de 500 balas de goma contra los manifestantes y periodistas que realizaron la cobertura de las protestas contra el aumento de la tarifa de autobús en São Paulo.

“No soy la única víctima de aquella jornada en la que las fuerzas policiales sitiaron la ciudad. Más de cien personas resultaron heridas y otras doscientas fueron detenidas”, dijo Silva en el video.

Además recordó que esta no era la primera vez que la justicia absuelve al estado de São Paulo de responsabilidad en los casos de violencia contra los profesionales de los medios. En 2014, el reportero gráfico Alex Silveira también fue encontrado culpable de perder el 80 por ciento de la visión del ojo izquierdodespués de también ser alcanzado por una bala de goma mientras cubría una manifestación de maestros en julio de 2000.

Silva afirmó que la decisión “es un episodio más vergonzoso de la violencia judicial contra las víctimas de la policía militar”.

También inició una petición en las redes sociales para que los usuarios de internet puedan expresar su solidaridad con él y protestar contra la decisión judicial.

La Asociación Brasileña de Periodismo Investigativo (Abraji) consideró la decisión del tribunal “deplorable” y dijo que el 61 por ciento de los 98 casos de agresiones de la policía de São Paulo contra profesionales de los medios durante las protestas de 2013 fueron intencionales.

Es deplorable que el poder judicial de São Paulo opte por la impunidad de los agentes de la seguridad que agreden a los periodistas”, afirmó Abraji. “Culpar al fotógrafo por haber quedado ciego equivale a decir que la víctima de un asalto merece ser robado o que una mujer, violada – aparte de la obvia amenaza a la libertad de prensa. Abraji espera que este error sea corregido en instancias superiores”.

Más artículos