texas-moody

Red Centroamericana de Periodistas surge como respuesta colectiva a los ataques a la prensa en la región

En los últimos años, la libertad de expresión y la libertad de prensa han sido objeto de ataques por parte de las fuerzas del Estado y de grupos criminales en varios países centroamericanos. Ante la reciente escalada de estos ataques en Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua los profesionales de la prensa de estos países se unieron para crear la Red Centroamericana de Periodistas, una respuesta colectiva a este escenario de amenazas a periodistas y medios de comunicación independientes críticos con sus respectivos gobiernos.

La Red fue presentada oficialmente al público el 3 de noviembre en la ciudad de Antigua, Guatemala, durante el XII Foro Centroamericano de Periodismo [Forocap], organizado por el medio digital salvadoreño de investigación El Faro. Carlos Dada, cofundador y director de El Faro, es también uno de los fundadores de la Red, como explicó a LatAm Journalism Review (LJR) otra cofundadora, la periodista guatemalteca Marielos Monzón. 

Según Monzón, además de ella y Dada, los miembros fundadores son Angélica Cárcamo y César Castro Fagoaga, de El Salvador; Carlos Fernando Chamorro y Wilfredo Miranda, de Nicaragua; Claudia Méndez Arriaza y Quimy de León, de Guatemala; Jennifer Ávila y Telma Mejía, de Honduras; y Giannina Segnini, de Costa Rica.

La iniciativa comenzó a gestarse en noviembre de 2021 debido a la preocupación compartida por este grupo de periodistas “sobre el deterioro de la situación democrática de nuestros países y los ataques cada vez más fuertes y sostenidos en contra de la libertad de prensa, en contra de la libertad de expresión, y el detrimento del derecho de la población a estar informada”, dijo Monzón.

“Decidimos que era importante generar una iniciativa, un espacio que nos permitiera hacerle frente a estos ataques y a este hostigamiento en contra de la prensa independiente de manera conjunta. Así como se nos ataca en los cinco países y hay una alianza en contra de la prensa, de poderes corruptos, de gobiernos, de sectores económicos, políticos, militares y de redes criminales que se han unido para atacar al periodismo independiente, así las y los periodistas independientes debíamos unirnos y hacer frente a esta emergencia que nos estaba sucediendo”.

A group of journalists on a stage surrounding a woman speaking on a microphone

La Red Centroamericana de Periodistas fue lanzada en Forocap en Antigua, Guatemala, el 4 de noviembre de 2022. (Foto: Jorge Cabrera / Contracorriente)

 

En la presentación de la iniciativa en Forocap, Monzón y Wilfredo Miranda leyeron el manifiesto de la Red, acompañados por algunos de los cofundadores y periodistas que se han unido al grupo en el último año.

“Ante la emergencia que como periodistas atravesamos frente a la amenaza de regimenes que pretenden silenciarnos, y con el convencimiento de que el periodismo crítico con el poder es esencial para la vida democrática y para la construcción de sociedades más igualitarias, conformamos hoy la Red Centroamericana de Periodistas como un espacio plural de articulación, expresión pública y defensa del periodismo independiente”.

Apoyo en el exilio y defensa legal

En los países de origen de los fundadores de la Red, la libertad de prensa está amenazada de diversas maneras, siendo Nicaragua el caso más grave. Desde 2018, el gobierno de Daniel Ortega está deteniendo a periodistas y cerrando medios de comunicación independientes críticos con su administración. Redacciones enteras están en el exilio, y el país se ha convertido en “una enorme prisión, como denunciaron los periodistas nicaragüenses a LJR en junio.

El Salvador y Guatemala también han experimentado un asedio gubernamental a la prensa. Los presidentes Nayib Bukele y Alejandro Giammattei, respectivamente, han invertido contra el periodismo independiente mediante la vigilancia, las medidas legislativas destinadas a la censura y la persecución judicial. Costa Rica, que hasta hace poco se consideraba un país en “buena situación” en materia de libertad de prensa, ha visto cómo el presidente Rodrigo Chaves repite discursos estigmatizantes contra periodistas y toma medidas para intimidar a los medios de comunicación críticos con su gobierno. En Honduras, la prensa “vive un lento descenso al infierno desde hace más de una década”, según Reporteros sin Fronteras (RSF), y el país sigue siendo uno de los más mortíferos para los periodistas de América.

Ante este contexto, más de un centenar de periodistas centroamericanos han huido de sus países en los últimos años por amenazas a su vida y libertad. Por ello, entre los frentes de trabajo de la Red Centroamericana de Periodistas, según Monzón, está estructurar un sistema de evacuación segura, para que los profesionales que se encuentren en riesgo inminente de muerte o encarcelamiento motivado por su trabajo tengan vías seguras para salir de sus países.

En este sentido, la Red también trabajará para establecer un sistema de acogida para los periodistas que tengan que exiliarse. Esto incluye proporcionar alojamiento y fondos temporales para su mantenimiento, así como atención psicológica para hacer frente al trauma de la violencia sufrida y el autoexilio. También tratará de estructurar redes locales de integración, como redacciones en los lugares de destino donde los periodistas puedan ser acogidos y seguir trabajando.

Otro frente de acción de la Red será la defensa jurídica de los periodistas que sean objeto de persecución legal.

“Lamentablemente, las acciones más recurrentes de los nuevos autoritarismos centroamericanos incluyen acusaciones legales contra periodistas, que son infundadas, pero que implican gastos de manera recurrente que normalmente son impagables para periodistas en ejercicio. Quisiéramos como red apoyar a la defensa legal a través de identificar organizaciones de apoyo para esta amenaza específica. Por ejemplo, pudiera ser con defensas pro bono, canalización de fondos, o también manera de establecer un bufete de defensa especializado en libertad de expresión”, dijo Monzón.

La Red también se dedicará a la opinión pública y a la promoción, con campañas, comunicados de prensa e informes sobre la situación de la libertad de prensa en la región. El objetivo en este caso es “que las personas de los países de Centroamérica comprendan que atacar a las y los periodistas es vedarles a la sociedad de su derecho a estar informadas. Nosotros no estamos defendiendo el ejercicio del periodismo en abstracto. Estamos defendiendo el derecho de los pueblos, de la sociedades, a tener información clara y transparente sobre hechos que les impactan”, dijo la periodista.

Sin embargo, según Monzón, lo más importante en este momento es consolidar la red y recabar apoyos, incluso financieros, para llevar adelante estos planes.

“Es cierto, estamos bajo acoso. Estamos bajo hostigamiento. Nos quieren silenciar. Pero queremos dejar muy claro que estamos convencidos que el ejercicio periodístico crítico con el poder es esencial para que la democracia exista, que no estamos dispuestos a callar y que vamos a estar articulados e impulsando estas acciones para la defensa de la democracia y la defensa del derecho ciudadano a estar informados”, dijo ella.

More Articles