texas-moody

Medio digital mexicano Serendipia busca balancear periodismo de profundidad y creación de contenido para redes sociales

YouTube, el segundo sitio más popular en internet, se ha vuelto tan omnipresente que sus estrellas, que venden de todo, desde el humor hasta los deportes y el maquillaje, tienen la capacidad de atraer a millones de espectadores y la misma cantidad de dinero en efectivo.

Después de pasar horas frente a la pantalla de su computadora, la periodista de datos Alejandra Padilla se preguntó por qué no podía llevar también su trabajo a la popular plataforma de videos.

“A finales de 2017, yo consumía mucho YouTube, muchos vlogs y contenidos banales. Gente que mostraba su vida y cosas así. De allí surgió la idea, me pregunté ¿por qué en vez de contarte cómo voy a preparar mi boda (tema recurrente de las YouTubers) mejor no te cuento qué descubrí al hacer una petición de información?”, dijo Padilla, cofundadora del medio de comunicación digital mexicano e iniciativa de periodismo de datos Serendipia, a LatAm Journalism Review (LJR).

Alejandra Padilla de Serendipia, México.

Alejandra Padilla es la imagen de los videos, pero rechaza la etiqueta de “Youtuber”. (Captura de pantalla)

 

 

Fue entonces cuando ella y el cofundador Hugo Osorio, un diseñador de información, decidieron crear un canal de YouTube para acompañar el trabajo que ya estaba haciendo Serendipia.

El 12 de enero de 2018 publicaron su primer video en la plataforma promocionando una nueva sección de Serendipia, titulada peso por peso, en la que investigan cuánto cuestan los eventos e iniciativas del gobierno federal y de las administraciones locales en México.

Los siguientes videos siguieron la misma temática. Por ejemplo, en ellos explicaban cómo el gobierno federal mexicano gastó 3.8 millones de pesos (cerca de US 189 mil dólares) para organizar la visita del Primer Ministro canadiense, Justin Trudeau, en octubre de 2017, y también el dinero invertido en garantizar la seguridad de Enrique Peña Nieto durante sus giras de trabajo al interior del país.

Ahora, el canal Serendipia Data tiene casi 100.000 suscriptores. Publican videos que van desde cómo presentar una solicitud de información hasta explicaciones sobre nuevas leyes o cómo acceder a los programas de asistencia del gobierno.

Padilla es la imagen de los videos, pero rechaza la etiqueta de “YouTuber”.

“No me considero Youtuber. Soy periodista y veo a Youtube como una herramienta que nos ayuda a llegar a más personas, a comunicarnos de otra manera y ampliar nuestra audiencia”, dijo.

Crecimiento del canal

En julio de este año, Serendipia inició una campaña en redes sociales para aumentar sus seguidores en YouTube.

“Únete a las casi 100 mil personas que conocen más sobre los programas del Gobierno, se familiarizan con los datos abiertos y aprenden a hacer solicitudes de información. Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa la campanita. Seamos 100 mil personas que encuentran historias en los datos”, dice el video que acompaña la campaña.

El crecimiento de Serendipia en esta plataforma de contenidos audiovisuales, tanto en número como estilo, no ha sido rápido. Además ha ido evolucionando con el tiempo. En los primeros videos se ve que solo tenían un fondo blanco, el audio no era el mejor y tampoco usaban las “miniaturas” con ilustraciones que permiten atraer la atención del público.

Serendipia Data's YouTube Page

 

Actualmente el equipo de Serendipia ha crecido, consta de cinco personas, lo que les permite hacer una edición más profesional de los videos y producir más historias de periodismo de datos.

En Serendipia Data actualmente publican dos videos a la semana intercambiando información sobre datos, transparencia y apoyos del gobierno de México. Un día pueden publicar un video explicando cómo hacer una petición de información y al siguiente hablan sobre la eficacia de las vacunas contra el COVID-19 o sobre cómo la administración está garantizando la educación pública durante la cuarentena.

En el canal también promocionan las investigaciones a profundidad que publican una vez al mes en su portal web. Según Padilla, la planificación y la constancia han sido clave para su crecimiento.

“Todavía somos un canal chico. Pero, si te pones a comparar cómo estábamos los primeros meses, recuerdo que hasta hicimos una campaña en redes para llegar a los 100 suscriptores y ahora ya vamos a llegar a 100 mil”, comentó.

Monetización y audiencia

El canal representa el 10% de las fuentes de financiamiento del medio. Ingresos que se complementan con la publicidad de Google y con becas o subsidios que reciben de diversas organizaciones que apoyan al periodismo independiente.

“Lo que está haciendo Serendipia en YouTube es muy interesante porque no solo es una fuente de vistas sino también de financiamiento. Parte de su financiamiento viene de la monetización de YouTube. Es algo importante que podrían considerar otros medios porque vemos que sí hay temáticas que interesan y necesidades de información que no son necesariamente la nota diaria como puede ser acceder a un trámite o algo más relevante como lo que está pasando con el COVID-19”,  explicó a LJR Juan Manuel Casanueva, director de la organización Social Tic y miembro del Consejo Consultivo de Serendipia.

Este Consejo Consultivo fue implementado por el medio digital a mediados de 2020 para recibir guía sobre cómo desarrollar su plan de negocios y revisar la estructura y diseño del sitio web. Otras personas que lo conforman son Aura Martínez del Global Initiative for Fiscal Transparency, Eduard Martín- Borregón de la organización PODER, Anca Matioc de Agency y Pablo Collada, consultor en Filantropía, Comunicación e Impacto.

Casanueva también destaca que Serendipia cuenta con su propia plataforma de analítica web para justamente poder incrementar su entendimiento de audiencia y posteriormente capitalizar ese compromiso de sus seguidores.

“Los medios latinoamericanos no tienen un entendimiento profundo de analytics y mucho menos los más pequeños. El hecho que un medio tan chiquito, local, esté buscando capitalizar y entender a su audiencia a través de la data es bastante valioso. Hay que seguirles la pista”, contó Casanueva.

En ello coincide Eduard Martín-Borregón, también miembro del Consejo Consultivo.

“Son un medio que está contando México desde Puebla y eso es muy interesante. Al inicio de la pandemia Serendipia lo hizo muy bien. Abrieron datos sobre el COVID-19 y han logrado interesar y conseguir nuevos lectores”, comentó Martín-Borregón a LJR.

Más que bailes 

YouTube no es la única plataforma de videos en donde se encuentra Serendipia, también tienen una cuenta en TikTok que suma más de 65 mil seguidores. Los videos son adaptados a esta red social, no se publican los mismos que en YouTube, y hasta se unen a las tendencias. Allí procuran publicar uno diario.

“Intentamos utilizar el mismo contenido de YouTube para Instagram y TikTok y pues evidentemente no funcionó. Entonces decidimos hacer el contenido diferente para cada una. Procuramos planificar bien para que nos alcance el tiempo para hacer contenido”, dijo Padilla.

TikTok account of Serendipia

 

Aunque la monetización en TikTok no es considerable, esta red les permite mandar tráfico a su página. Un ejemplo lo tuvieron con la investigación sobre la afectación al medio ambiente del Tren Maya, un megaproyecto del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador para el transporte de pasajeros y carga a través de la Península de Yucatán como parte de la expansión de la red nacional ferroviaria.

A raíz de esta investigación tuvieron muchos comentarios e interacción en TikTok, tanto negativos como positivos, que se tradujeron en vistas.

“La verdad también nos rehusábamos mucho a entrar a TikTok porque pensábamos que eran solamente bailes. Pero hemos encontrado la forma de no bailar y de presentar la información de una manera más amigable y divertida”, explicó Padilla.

Sin embargo, al equipo de Serendipia le preocupa la agresividad y ataques que han recibido en esta red social en comparación con las otras. Sobre todo cuando publican información sobre incumplimientos por parte de la administración de López Obrador. En algunos casos han recibido hasta amenazas a su integridad física que han sido denunciadas a la plataforma.

México es el quinto país con más usuarios de TikTok en el mundo con un promedio de 19,7 millones de personas. Solo lo superan India, Estados Unidos, Turquía y Rusia.

Balance entre el periodismo y las redes sociales

Desde Serendipia han identificado una gran carencia de conocimiento de la sociedad mexicana sobre el periodismo de datos y la transparencia, a pesar de que México tiene una Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental desde 2002, una de las primeras impulsadas en la región.

Con sus videos buscan informar sobre el derecho de acceso a la información pública y enseñar sobre la importancia de los datos abiertos. A su vez, siguen haciendo trabajos de profundidad sobre violencia de género, medio ambiente, corrupción y derechos humanos.

Uno de los puntos a destacar de Serendipia, según Juan Manuel Casanueva, es que han conseguido un balance entre hacer contenido para redes sociales y también de periodismo de profundidad. Situación que no es muy común ver en América Latina.

Martín-Borregón agrega que el contenido que publica Serendipia en redes puede asemejarse a lo que se conoce como periodismo de soluciones de gobierno, donde se dan respuestas a los problemas sociales.

“Hay esta idea de que estos temas son tan serios que hay que ser justo eso: hay que ser muy serio”, dijo Padilla. “Se piensa que si te pones a hacer un TikTok con este tipo de datos pierden legitimidad y es una burla. Creo que se puede encontrar un equilibrio y justo te ayuda a llegar a más personas que al final es el objetivo”.

More Articles